Saltar al contenido principal

Duque critica el informe de la misión de la ONU en Colombia

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez.
El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez. © AFP

El presidente de Colombia, Iván Duque, calificó las sugerencias del informe de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) como una “intromisión en la soberanía”. Además, cifras preocupantes sobre masacres y asesinatos publicadas en el documento demuestran que a Colombia le falta mucho para alcanzar la anhelada paz.

Anuncios

La tensión entre el Gobierno colombiano y la ONU viene de días atrás. Para el mandatario Iván Duque, el reporte de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) es “un informe chambón”, queriendo decir que el documento contiene varias “imprecisiones”.

En la dura declaración del jefe de Estado colombiano, publicada por la revista colombiana Semana, Duque asegura además que la ONU se está entrometiendo en asuntos de los que se encargan las instituciones de Colombia, como cuando sugirió que la Policía pasara a depender del ministerio del Interior y no del de Defensa.

A Duque le preocupa que “no se diga la verdad” sobre avances que ha tenido su Gobierno en materia de planes de desarrollo, la implementación del acuerdo de paz con la exguerrilla FARC, entre otros.

Pero, así la ONU haya o no olvidado alabar todos los logros del Gobierno Duque, lo que no se puede negar es la situación “horrible” de los defensores de derechos humanos en Colombia, como la calificó Michel Forst, relator especial de las ONU sobre la situación de los defensores de DD. HH.

Las crudas cifras de una oscura realidad

Las cifras publicadas en el informe de la ONU son alarmantes. Por ejemplo, en uno de los capítulos se lee que en 2019 fueron asesinados 108 defensores en Colombia, 66 líderes indígenas y 45 miembros de la comunidad LGBTI.

Según información de la agencia EFE, la ACNUDH también registró 36 masacres, la cifra más alta desde 2014, y que se da en medio de una tasa nacional de homicidios de 25 por cada 100.000 habitantes.

“De acuerdo con el documento, el asesinato de mujeres defensoras de derechos humanos aumentó en 50 por ciento. Todo esto, especialmente, en zonas con niveles elevados de pobreza, escaso empleo, cultivos ilícitos, que requieren una presencia integral del Estado”, afirma la revista Semana.

De igual forma, el informe habla sobre la implementación del acuerdo de paz firmado entre el Gobierno colombiano y la exguerrila de las FARC, en noviembre 2016.

Para el representante de la ACNUDH en Colombia, Alberto Brunori, “el informe hace un balance sobre el acuerdo de paz, los aciertos como es la reintegración, el compromiso de los excombatientes con la paz y al mismo tiempo los retos que tiene” en temas como “la reforma rural integral, los asesinatos de defensoras y defensores de derechos humanos y de excombatientes”.

A pesar de las críticas de Duque, la ONU reafirmó en un comunicado que el trabajo del organismo internacional en Colombia empezó hace más de seis décadas: “las Naciones Unidas en Colombia vienen trabajando de la mano de las y los colombianos desde hace más de 60 años manteniendo una cooperación alineada con las prioridades nacionales”.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.