Saltar al contenido principal

La carrera demócrata llega al supermartes con Biden en alza frente al favorito Sanders

Bernie Sanders, Joe Biden, Mike Bloomberg, Elizabeth Warren y Tulsi Gabbard, los cinco aspirantes que competirán este 3 de marzo de 2020 en el llamado Super martes para obtener la candidatura única por el Partido Demócrata para las presidenciales de 2020.
Bernie Sanders, Joe Biden, Mike Bloomberg, Elizabeth Warren y Tulsi Gabbard, los cinco aspirantes que competirán este 3 de marzo de 2020 en el llamado Super martes para obtener la candidatura única por el Partido Demócrata para las presidenciales de 2020. © Reuters / Fotomontaje de France 24

El exvicepresidente Joe Biden parece dejar atrás los magros resultados del inicio de la campaña y busca capitalizar el impulso de la victoria en Carolina del Sur y el apoyo de los moderados retirados Pete Buttigieg y Amy Klobuchar. Pero el senador Bernie Sanders se blinda en los buenos números de las encuestas de cara a una jornada que decidirá el 34 % de los delegados para la Convención Demócrata.

Anuncios

La carrera por la nominación presidencial en el Partido Demócrata se estrecha, justo antes del esperado supermartes. De la larga lista de aspirantes inicial, solo quedan cinco en carrera: Joe Biden, Bernie Sanders, Mike Bloomberg, Elizabeth Warren y Tulsi Gabbard.

Pero las miradas parecen centrarse en Biden y Sanders, en una batalla que enfrenta a las alas centristas con los progresistas del Partido Demócrata. Bloomberg, que hará su debut en la contienda, se asoma como un tercero en discordia.

Si bien Sanders llega a la jornada extendida del martes 3 de marzo como favorito en las encuestas, Biden atraviesa un buen momento, con un contundente triunfo en Carolina del Sur y el apoyo de varios representantes del Partido Demócrata, incluidos los precandidatos retirados en las últimas horas, Pete Buttigieg y Amy Klobuchar.

¿Qué se vota en el supermartes y por qué es un día clave en la carrera presidencial demócrata?

Históricamente, desde su implementación en la década de los 80, el supermartes ha sido una jornada crucial en las elecciones primarias estadounidenses, dado que reúne alrededor de las urnas a la mayor cantidad de estados (14). El resultado de ese día puede echar claridad al rumbo de la carrera por la nominación presidencial, fortaleciendo a unos y derrumbando a otros.

Pero este martes 3 de marzo de 2020 es particularmente importante para los precandidatos demócratas porque se realizará la votación en California, el territorio más poblado del país y de mayor ascendencia demócrata. De allí saldrán 415 delegados para la Convención Nacional Demócrata, es decir, cerca de un tercio de los aproximadamente 1.357 que estarán en juego en la trascendental jornada.

También será de la partida Texas, que reparte 228 delegados y resulta otro actor clave en la disputa. Virginia, Massachusetts, Tennessee, Alabama, Arkansas, Oklahoma, Minnesota, Vermont, Colorado, Utah, Carolina del Norte y Maine serán los otros estados que efectúen sus primarias, mientras que los demócratas de Samoa Americana tendrán su ‘caucus’, o asamblea popular.

Los aspirantes presidenciales deben alcanzar un mínimo del 15 % de los votos en cada estado para conseguir representantes para la Convención Demócrata. Del resultado dependerá buena parte de las posibilidades de los candidatos de alcanzar los 1.991 delegados (sobre un total de 3.979 en juego) para asegurarse la candidatura. Si las fuerzas se dividen y ningún postulante llega a ese número deseado, podría darse un escenario de “Convención rota”, en el que el aspirante se decida en las luchas internas del partido.

Sanders, favorito en ocho estados y con la ilusión de un impulso definitivo hacia la candidatura

El desempeño de Bernie Sanders lo ha puesto a la cabeza de la contienda electoral demócrata. Transcurridas las elecciones de Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur, el senador por Vermont cuenta con 60 delegados, seguido por los 53 de Biden y los 26 del saliente Buttigieg.

Asimismo, de acuerdo a los sondeos previos, Sanders parte como favorito en al menos 8 de los 14 estados que intervendrán en el supermartes, incluidos California y Texas, además de otros relevantes como Colorado y Utah. Aunque cabe destacar que muchos de los análisis fueron realizados antes del retiro de varios de los precandidatos de los últimos días.

Enfrentando los fantasmas de la etiqueta de “socialista” que genera temores en los sectores conservadores del Partido Demócrata, Sanders se mantiene tranquilo frente a la alianza que parece formarse en torno a Biden.

“El ‘establishment’ está nervioso, no porque no podamos vencer a (el presidente estadounidense, Donald) Trump, sino porque lo haremos”, señaló el jefe de campaña de Sanders, Faiz Shakir. “Y cuando lo hagamos, el Partido Demócrata volverá a ser un partido de la clase trabajadora”, completó.

Solo la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, compite el voto progresista del partido con Sanders, aunque su campaña aún no ha levantado el vuelo esperado.

Biden vive su momento con el triunfo en Carolina del Sur y el apoyo del ‘establishment’ demócrata

Tardó en levantar vuelo, pero el exvicepresidente Joe Biden parece haber encontrado su momento en la carrera a la nominación presidencial del Partido Demócrata. La contundente victoria en Carolina del Sur revivió las expectativas del antiguo ladero de Barack Obama, justo antes del supermartes.

En lo que varios analistas han considerado una bendición del ‘establishment’ demócrata a su candidatura, Biden ha sumado apoyos importantes de varios de los ‘soldados caídos’ de la contienda demócrata.

En un acto en Dallas, Pete Buttigieg y Amy Klobuchar, retirados de la carrera electoral, acompañaron a Biden e hicieron explícito su respaldo, al igual que exrepresentante e inicialmente precandidato demócrata, Beto O’Rourke.

No obstante, el impacto de estos retiros y el reparto de los votos aún está por verse. Por caso, una encuesta de Morning Consult realizada del 23 al 27 de febrero, antes de la salida de Buttigieg, mostró que el 21 % de sus seguidores tenía a Sanders como segunda opción, un 19 % a Biden, otro 19 % a Warren y un 17 % a Bloomberg.

Los millones de Bloomberg entran en acción

Tras saltarse las primeras casillas del tablero electoral demócrata, el multimillonario Mike Bloomberg hará su debut en este juego de poderes, amparado en una inversión de 500 millones de dólares, provenientes de su propio bolsillo.

El objetivo del exalcalde de Nueva York es lograr un buen resultado en el supermartes, que lo ponga entre las opciones concretas a la nominación demócrata, pese a no participar en Iowa, New Hampshire, Nevada y Carolina del Sur. Su apuesta amenaza con ensombrecer a Biden, con quien parece pelear el voto del electorado centrista y conservador.

“Gané tres elecciones hasta ahora. No planeo empezar a perder ahora”, dijo ante una multitud en un acto en Virginia, a la vez que prometió “derrotar” a Donald Trump si consigue la nominación demócrata.

El supermartes marcará si las aspiraciones de Bloomberg están sustentadas en votos, más allá del aluvión de dólares.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.