Saltar al contenido principal

Francia: opositores a la reforma de pensiones llaman de nuevo a la movilización

Los opositores a la reforma de pensiones se reunieron el 29 de febrero de 2019 ante la Asamblea Nacional, durante una movilización espontánea después del anuncio del gobierno sobre el uso de 49.3.
Los opositores a la reforma de pensiones se reunieron el 29 de febrero de 2019 ante la Asamblea Nacional, durante una movilización espontánea después del anuncio del gobierno sobre el uso de 49.3. AFP - FRANCOIS GUILLOT

Después de la utilización del artículo 49 línea 3 por el Gobierno, el sindicato opuesto a la reforma de las pensiones en Francia llamó a nuevas movilizaciones este martes 3 de enero. Mientras, la oposición presentó dos mociones de censura y la mayoría se divide.

Anuncios

La utilización del articulo 49 línea 3 de la Constitución por el primer ministro francés Édouard Philippe, el sábado 29 de febrero, para poner fin el examen de la reforma de pensiones en la asamblea nacional, podría revitalizar las protestas en la calle y acabar de dividir a la mayoría. Las organizaciones sindicales opuestas a la reforma de pensiones llamaron lunes 2 de marzo a movilizaciones en toda Francia para protestar en contra el uso del '49-3'.

El 49-3 "demuestra la impotencia del Gobierno para responder a preguntas serias y legítimas de los parlamentarios sobre ese proyecto incompleto, con muchas incógnitas", dijeron en el comunicado de prensa común de la CGT, FO la CFE-CGC, la FSU y Solidaires, las organizaciones Fidl, MNL, UNL y de estudiantes Unef.

La CFE-CGC, que participó en algunos de los días organizados desde el 5 de diciembre para protestar en contra de la reforma de las pensiones, no llamó esta vez a la movilización pero firmó el comunicado de prensa y el análisis sobre el uso del 49-3.

Los sindicatos que llaman a nuevas movilizaciones tenían previsto "multiplicar en todas partes locales reuniones desde el lunes 2 de marzo y organizar manifestaciones delante de las prefecturas y subprefecturas el martes 3 de marzo incluso recorriendo a huelgas". 

Moción de censura y llamadas para salir a la calle

Del lado de los líderes políticos de los partidos de izquierda opuestos a la reforma de pensiones se lanzó el mismo llamamiento el lunes por la mañana. "No nos dejen solos en la Asamblea, ustedes salgan a las calles…sigan los sindicatos", declaró en la radio 'France inter' el líder de la Francia insumisa, Jean-Luc Mélenchon.

"Los comunistas están pidiendo una movilización generalizada. Hacemos un llamado a los trabajadores, al mundo del trabajo, a que vengan el martes para reunirse y denunciar el uso del 49-3", invitó el patrón del partido comunista (PCF) Fabien Roussel.

LFI, PCF y el Partido Socialista también presentaron una moción de censura que será debatida el martes 3 de marzo en la Asamblea Nacional. Por parte de la derecha, el partido Los Republicanos (LR) también criticó la reforma y la utilización del 49-3.

"Habíamos imaginado un escenario más cínico, es decir (un anuncio) en medio del Consejo de ministros sobre el coronavirus, y efectivamente no falló", lamentó el lunes por la mañana en la radio 'France info' el diputado de LR Damien Abad, denunciando "una reforma injusta, compleja e elegible para los franceses".

Sin embargo, esas dos mociones de censura no tienen posibilidades de afectar al Gobierno, dado el equilibro de poder en la Asamblea Nacional dominada en gran medida por la República en Marcha (LREM).

Un 49-3 que hace olas dentro de la mayoría

Mientras tanto, varios miembros elegidos por la mayoría están cada vez más incómodos. El senador de Bouches-du- Rhône, Michel Amiel, anunció el domingo al diario 'Le Figaro' que dejaría el partido presidencial, diciendo que estaba "extremadamente decepcionado" por el uso del 49-3 "Para mí, hacer eso en medio del fin de semana, en medio de la epidemia del coronavirus (…) simplemente apesta. No sé cómo decirlo de otra manera", explicó.

La diputada Jennifer de Temmerman, que ya había dejado el partido LREM en noviembre, firmó la moción de censura contra el Gobierno propuesta por la izquierda. "Reformar el sistema (de pensiones) es el sujeto social del Acto II y la promesa de una sociedad más justa", escribió en una columna publicada el 2 de marzo (…) Para que esta reforma perdure y sea aceptada, debe saber tomarse el tiempo del debate, tener la paciencia del diálogo y del apaciguamiento. Por todas esas razones no es posible que el proyecto escape a los representantes y no es deseable poner fin al trabajo de la Asamblea por un desaire. El Gobierno debe asumir sus responsabilidades por el fracaso en el consenso y el diálogo".

Jennifer de Temmerman ya había firmado conjuntamente, con 11 otros diputados, incluidos siete miembros de la mayoría o partes relacionadas, una columna publicada el 21 de febrero en el diario 'Le Monde' llamando el Gobierno a no usar el 49-3.

"Podemos estar seguros de que ese pasaje por la fuerza será interpretado en primer lugar como una negación de la democracia", escribieron. El artículo 49-3 no debe ser una herramienta para racionalizar el debate parlamentario, es una herramienta disponible para el Gobierno para lograr adoptar un texto cuando no tiene la mayoría en la Asamblea Nacional. Sin embargo, en este caso no se trataría de concluir un debate que no puede terminar de otra manera, sino acortarlo.

Contactado por France 24, el diputado de LREM, Jean-François Cesarini, que también firmo ese editorial, estima que la utilización del 49-3 "es contrario a la promesa inicial de Emmanuel Macron, quien decía querer salir de la lógica de partidos, de bloque contra bloque (...) esta elección también nos puede dividir, fracturarnos", subraya el diputado del Vaucluse. "Somos varios los que nos hacemos la pregunta sobre nuestro futuro en mayoría".

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.