Saltar al contenido principal

Francia premia a la plataforma feminista de Ecuador "Vivas nos queremos"

Anuncios

París (AFP)

La plataforma feminista de Ecuador "Vivas nos queremos" fue distinguida este martes en París por el Ministerio de Relaciones Exteriores francés con el galardón Simone-Veil, que premia a las personas o colectivos comprometidos con la igualdad de género en todo el mundo.

El canciller francés, Jean-Yves Le Drian, le entregó el premio, dotado con 100.000 euros, a Ruth Montenegro, integrante de la plataforma, quien lo dedicó a "las mujeres del mundo entero", porque ellas "con [su lucha] están creando nuevas posibilidades y nuevas formas de relación entre hombres y mujeres".

"Traigo en mi voz el grito, el clamor de miles, de las supervivientes y de las familias para quienes nuestras muertas, nuestras desaparecidas, son el motor que impulsa y da sentido a nuestra lucha cotidiana", declaró solemnemente Montenegro durante una ceremonia en París, en la que exigió "justicia" y el fin de la "impunidad" para los crímenes de carácter machista.

Por su parte, Le Drian advirtió que "estamos asistiendo a una regresión histórica en todo el mundo", en el que "los derechos de las mujeres están amenazados" con "legislaciones punitivas" y actos de "intimidación y desinformación".

La presidenta del jurado, la activista y abogada Anne Ravanona, afirmó que "Vivas nos queremos" fue seleccionada entre más de 80 propuestas recibidas de más de 48 países, y elogió la labor de este "colectivo poco conocido" para "movilizar [a la sociedad] de forma intergeneracional con la expresión artística y musical, en la calle".

La plataforma "Vivas nos queremos" agrupa a varios colectivos feministas y organiza desde hace cerca de cuatro años manifestaciones por los derechos de las mujeres, además de aportar asistencia psicológica y legal a mujeres, explicaron a la AFP desde el colectivo.

- "Estallido social en América Latina" -

Para Montenegro, el mayor reto que enfrenta Ecuador en materia de igualdad de género es "la impunidad" y "una sociedad que ha naturalizado la violencia" contra las mujeres, según declaró la activista a la AFP.

"No tenemos apoyo estatal, tenemos una sociedad que prefiere mirar hacia otro lado y a quien no le interesan nuestras vidas", señaló Montenegro, que denunció que la ley aprobada en Ecuador contra la violencia machista "quedó solamente en el papel" y "ni siquiera hay los recursos suficientes para implementarla".

"Mi grito se junta al grito de todas las hermanas de América Latina" donde hay "un estallido social" en el que las mujeres están "en primera línea, tejiendo lazos", recalcó la activista, que en su discurso mencionó a los colectivos feministas de otros países de la región como Bolivia y Chile.

En este sentido, Montenegro reivindicó el trabajo que hacen desde "Vivas nos queremos" para "generar conciencia en la sociedad", para la "desnaturalización de la violencia" y "decirle al Estado que debe evitar que los jueces, los fiscales, revictimicen a nuestras niñas, a nuestras mujeres, cuando se acercan a denunciar".

El premio, del que este año se celebró su segunda edición, fue creado en 2018 por el gobierno francés, a iniciativa del presidente, Emmanuel Macron, en honor a la exministra Simone Veil, fallecida en 2017, que defendió la ley sobre la legalización del aborto en Francia, en 1975.

El año pasado fue premiada la camerunesa Aissa Doumara Ngatansou, que administra una asociación de ayuda a las víctimas de violación y bodas forzadas en su país, y quien también participó en la ceremonia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.