Saltar al contenido principal

Las medidas de contención para combatir el coronavirus a nivel internacional

Las personas usan máscaras mientras cruzan una calle durante la hora pico de la tarde, ya que el país se ve afectado por un brote del nuevo coronavirus, en Beijing, China, el 3 de marzo de 2020.
Las personas usan máscaras mientras cruzan una calle durante la hora pico de la tarde, ya que el país se ve afectado por un brote del nuevo coronavirus, en Beijing, China, el 3 de marzo de 2020. © Thomas Peter / Reuters

La propagación del Covid-19, que ha infectado a más de 80.000 personas en el mundo y ha provocado la muerte de más de 3.000, ha encendido las alarmas y obligado a los países y diferentes organismos internacionales como el G7 a tomar medidas drásticas para frenar su expansión. ¿Qué se está haciendo? 

Anuncios

El mundo ha entrado en un territorio desconocido en su batalla contra el coronavirus, según advirtió la agencia de salud de la Organización de Naciones Unidas (ONU), pues por un lado las nuevas cifras de contagiados cayeron dramáticamente en China, país de origen del Covid-19, al mismo tiempo van en aumento en el extranjero. En Irán ya han perdido la vida 77 personas, mientras que en Estados Unidos se contabilizan nueve y en Francia se reportó la cuarta víctima mortal en las últimas horas.

A raíz de este panorama, los países y los principales organismos internacionales están empezando a tomar medidas drásticas para contener el coronavirus. China ha impuesto cuarentenas draconianas y restricciones de viaje para mantener a grandes sectores de la población en el interior del país durante unas semanas, una estrategia que parece haber valido la pena ya que los nuevos casos han disminuido en los últimos días. Este 3 de marzo se registraron 125, el menor número de nuevos contagios desde enero.

Dada esa mejoría notable, la prioridad de las autoridades chinas ahora es "protegerse contra la importación" de contagios desde otros países. Por eso los gobiernos locales de Beijing y Shanghái impondrán una cuarentena de 14 días a todos los viajeros que lleguen a sus ciudades procedentes de países o regiones "severamente afectadas" por la epidemia, como Corea del Sur, Japón, Irán e Italia.

Irán, uno de los países más afectados después de China, recibirá ayuda internacional para controlar el Covid-19

El caso de Irán contrasta con el de China, pues los casos van en aumento. El viceministro de Salud para Asuntos de Higiene, Ali Reza Raizi, informó que en las últimas 24 horas se confirmaron 835 nuevos contagios, el mayor aumento hasta la fecha, de los cuales 11 han perecido. En total, 2.336 personas se han contagiado en la República Islámica y 77 han muerto. Además, según declaró la televisión estatal iraní, 23 congresistas o parlamentarios dieron positivo al virus. 

Para ayudar a controlar la epidemia, la OMS envió a Irán una misión de expertos y un avión militar desde Dubái con 100.000 equipos de diagnóstico del virus y 15.000 trajes protectores para trabajadores sanitarios que atienden a los contagiados. De igual manera, Francia, Reino Unido y Alemania también anunciaron su apoyo a Teherán a nivel técnico, médico y económico, con unos 5,6 millones de dólares.

Los iraníes usan máscaras protectoras para evitar contraer el coronavirus, mientras suben una escalera mecánica en Teherán, Irán, el 29 de febrero de 2020.
Los iraníes usan máscaras protectoras para evitar contraer el coronavirus, mientras suben una escalera mecánica en Teherán, Irán, el 29 de febrero de 2020. © West Asia News Agency (WANA) vía Reuters

En Corea del Sur, el brote sigue concentrado en los alrededores de Daegu, en el sureste del país. Para combatir la saturación sanitaria en dicha región, el Gobierno de Moon Jae-In ha empezado a clasificar a los nuevos infectados en cuatro grupos con el fin de diferenciar los cuadros clínicos de más a menos graves, y priorizar de esa manera la hospitalización en los casos más severos.

Si bien Italia, el país más afectado de Europa con alrededor de 2.263 infectados y 79 fallecidos, ha cerrado ciudades, otros países no han implementado cuarentenas masivas, pero a cambio han evitado celebrar grandes eventos, han retrasado varios encuentros deportivos y también han prohibido las llegadas de vuelos provenientes de países afectados por el virus.

En Francia, donde se registró este martes la cuarta víctima mortal, el presidente Emmanuel Macron solicitó "todas las existencias y la producción de máscaras protectoras. Los distribuiremos a los profesionales de la salud y a los franceses afectados por el coronavirus", según señaló en su cuenta oficial en Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, el ministro de Salud y Solidaridad, Olivier Veran y el director general de salud Jerome Salomon visita el centro CORRUSS centrado en el brote del coronavirus (Covid-19), en París, Francia, 3 de marzo de 2020.
El presidente francés, Emmanuel Macron, el ministro de Salud y Solidaridad, Olivier Veran y el director general de salud Jerome Salomon visita el centro CORRUSS centrado en el brote del coronavirus (Covid-19), en París, Francia, 3 de marzo de 2020. © Bertrand Guay / Pool vía Reuters

Estados Unidos, por su parte, se enfrenta ahora a una posible epidemia, con nueve personas fallecidas en el estado noroccidental de Washington, donde las autoridades advirtieron a los residentes que la batalla contra la enfermedad estaba pasando de la contención a la mitigación. De igual forma las autoridades de Nueva York anunciaron este martes un segundo caso confirmado en el estado. 

La Casa Blanca, acusada de minimizar la amenaza del virus, continuó con un tono tranquilizador. El vicepresidente Mike Pence, encargado del manejo del tema por el presidente Donald Trump, declaró que un tratamiento "podría estar literalmente disponible para este verano o principios del otoño".

A pesar de sus hospitales de clase mundial y su investigación de vanguardia, EE. UU. se considera vulnerable a una epidemia debido a las disparidades evidentes en su sistema de atención médica, que tiene a casi 28 millones de personas sin cobertura.

El G7 se ha comprometido a usar "todas las herramientas apropiadas", incluso medidas fiscales, para apaciguar los contagios

El G7, agrupación integrada por las siete economías más importantes y poderosas del mundo, se comprometieron este martes a usar "todas las herramientas apropiadas", incluso medidas fiscales, para lidiar con la propagación del coronavirus, pero no anunciaron acciones inmediatas.

La declaración conjunta de Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá se emitió después de una conferencia telefónica de emergencia entre los ministros de finanzas y los presidentes de los bancos centrales, dirigida por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

La agrupación dijo estar lista para "tomar medidas, incluidas medidas fiscales cuando sea apropiado, para ayudar en la respuesta al virus y apoyar la economía". El G-7 ya había emitido declaraciones similares durante períodos de crisis del mercado a nivel internacional, como cuando ocurrieron los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York o con la crisis financiera de 2008.

"Dados los posibles impactos de Covid-19 en el crecimiento global, reafirmamos nuestro compromiso de utilizar todas las herramientas políticas adecuadas para lograr un crecimiento fuerte y sostenible, y protegernos contra los riesgos", dijo el G-7.

Con AP, AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.