Saltar al contenido principal

El lado verde de la moda en la Fashion Week de París

Los zapatos veganos de Dotz en el salón Première Classe, durante la Semana de la Moda de París
Los zapatos veganos de Dotz en el salón Première Classe, durante la Semana de la Moda de París © France 24

La huella de carbono de la industria de la moda es ampliamente conocida. Por eso varios creadores están intentando hacer cambios notables en su industria. Desde los consagrados a los más pequeños, hay un aire verde en las pasarelas... 

Anuncios

La moda prêt-à-porter ('lista para llevar') es la segunda industria más contaminante del mundo por detrás de la petrolera, según la ONU. El mensaje lo entendió hace tiempo la diseñadora británica Stella McCartney. Desde que inauguró su marca, en el 2001, se propuso no usar ni pieles ni pegamento.

En su último desfile se vieron conejos, vacas y hasta un lobo para pasar su mensaje a favor de la naturaleza. El mismo que intenta transmitir al hombre más rico de Francia, Bernard Arnault, el dueño entre otros de Louis Vuitton.

La hija de Paul McCartney es asesora en sostenibilidad del poderoso grupo LVMH desde el año pasado. Su trabajo de asesora, sin embargo, no es fácil: la marca no se ha sumado al gran pacto de sostenibilidad de la moda firmado por las mayores compañías del sector promovido por el presidente francés, Emmanuel Macron, durante el pasado G7 de Biarritz.

"Espero no equivocarme pero me tomo muy en serio ser su consejera de sostenibilidad y no voy a rendirme. Veremos lo que puedo hacer, pero mi voluntad es impulsar el cambio", dice. 

Según la agencia de noticias EFE, algunas "casas del grupo podrían empezar a producir deportivas sin pegamento, como ella misma ha hecho en Adidas, e introducir iluminación sostenible en las tiendas". 

Zapatos 100% veganos hechos en Brasil

A menor escala, esa misma preocupación es la que mueve a Rodrigo Doxandabarat.

Este argentino idealista fue "escudo humano" en Irak. Mientras daba la vuelta al mundo trabajó con la madre Teresa de Calcuta. Y tras un paso por la moda como modelo y luego en la confección, Rodrigo ahora fabrica junto a su hermano zapatos veganos, sin componentes animales, en Brasil, un gran país productor de zapatos de cuero. La marca se llama DOTZ y el logo son 4 puntos que simbolizan los cuatro pilares de "su negocio alternativo": colaboración, cooperación, sostenibilidad y gestión económica.

DOTZ produce un solo tipo de zapatos pero cada uno tiene un diseño textil distinto y multicolor: "Están hechos con algodón agro-ecológico producido en Paraíba, Brasil. Las borlas están hechas con retazos de producción, lo mismo las etiquetas fabricadas con restos de producción de la caja, de la suela y de la parte de arriba del zapato. Y las cajas son hechas con máquinas de afeitar y cepillos de dientes reciclados. Es un zapato que tiende a ser sustentable con mucho margen para mejorar", explica Doxandabarat.

Impact, un salón ecológico dentro de otro salón

Los zapatos de DOTZ no son la excepción en el salón de moda Première Classe, organizado en paralelo de la Fashion Week.

Según Frédèric Maus, gerente de Who’s Next (WSN), la moda eco responsable es una tendencia necesaria en este tipo de espacios. "En cada uno de nuestros eventos debemos destacar fuertemente todo lo que hace bien en nuestro planeta y por eso creamos IMPACT, un salón eco-responsable que va a evolucionar hasta llegar a ser una iniciativa nómada para prolongar todas las acciones positivas de nuestra industria y darles el máximo de visibilidad", sentencia Maus.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.