Ofrecen más de mil millones de libras por el hotel Ritz de Londres

2 min
Anuncios

Londres (AFP)

Los propietarios del Ritz de Londres, la adinerada familia Barclay que busca vender algunos de sus activos, afirmaron el miércoles que recibieron ofertas por más de mil millones de libras (1.280 millones de dólares, 1.150 millones de euros) por el famoso hotel.

El diario británico The Times informó en octubre de que la familia Barclay estaba revisando sus bienes, entre ellos el famoso hotel fundado en 1906 y el Daily Telegraph, periódico conservador en cuyas páginas tuvo durante mucho tiempo una columna el actual primer ministro Boris Johnson.

"Se han hecho varias ofertas" que superan los mil millones de libras, afirmó en un comunicado Frederick Barclay, copropietario del establecimiento junto a su hermano gemelo David.

"No tengo ninguna duda de que tales ofertas serán tomadas en consideración para que el Ritz pueda ser vendido en el momento adecuado y a un precio apropiado", añadió.

Frederick Barclay, que con su hermano dirige un imperio estimado en 8.000 millones de libras por el Sunday Times, recordó que compró en 1995 el establecimiento, que ahora tiene 450 empleados.

"No hay lugar para una venta por debajo del valor integral", afirmó, "una venta por debajo del valor real daría lugar a más litigios" y "sería desafortunado", afirmó.

Este anuncio tiene lugar después de que algunos medios informaran de que las ofertas por el hotel de lujo de 136 habitaciones y suites giraban en torno a 700 millones de libras, menos de lo que sus propietarios esperaban.

La familia Barclay se encontró recientemente en el ojo del huracán por un caso de escuchas ilícitas en un contexto de polémica por la forma en que gestionan sus negocios.

Frederick Barclay afirmó ante la justicia que su sobrino lo había grabado en secreto durante varios meses. El empresario de 85 años y su hija presentaron cargos contra tres hijos de su hermano y el hijo de uno de ellos.

"Estoy profundamente conmocionado y entristecido por los recientes acontecimientos que han llevado a un comportamiento poco ético y a la intromisión en mi vida privada", dijo, esperando que "estos asuntos familiares puedan resolverse para que todos podamos seguir adelante".