Saltar al contenido principal

Supermartes: Biden coge vuelo mientras Sanders enfrenta nuevos desafíos

Los precandidatos presidenciales demócratas de 2020 en EE. UU., el senador Bernie Sanders y el ex vicepresidente Joe Biden hablan en el décimo debate presidencial demócrata de 2020 en el Gaillard Center en Charleston, Carolina del Sur, EE. UU., el 25 de febrero de 2020.
Los precandidatos presidenciales demócratas de 2020 en EE. UU., el senador Bernie Sanders y el ex vicepresidente Joe Biden hablan en el décimo debate presidencial demócrata de 2020 en el Gaillard Center en Charleston, Carolina del Sur, EE. UU., el 25 de febrero de 2020. © Jonathan Ernst, Reuters

La noche de ensueño que vivió el ex vicepresidente Joe Biden dejó claro que cuando hay tanto en disputa, en política tiende a prevalecer el poder antes que las nuevas tendencias. Biden se impuso en nueve de los 14 estados en juego. Mientras Sanders ganó 4 y celebra una victoria en California, uno de los grandes botines de la noche.

Anuncios

“Nos dijeron: ‘cuando llegues al supermartes, todo terminará'. Bueno, puede haber terminado para el otro chico (…) Estoy aquí para informar que estamos muy vivos”. Con este mensaje, Biden redondeó una noche para el recuerdo. Una que no solo confirmó el vigor del que goza su campaña, sino que lo puso en la cima y redujo la carrera por la nominación demócrata a la Presidencia a una estrecha disputa entre él y Bernie Sanders. Un nuevo enfrentamiento entre el ‘establishment’ y la nueva ola. Entre el ala más moderada y la más progresista del Partido Demócrata.

El ex vicepresidente de Barack Obama durante sus ocho años de Gobierno dio un golpe de autoridad en Alabama superando por 47 puntos porcentuales a Sanders, que consiguió un escaso 16,6%. En Arkansas, la diferencia es similar: Biden está 18 puntos por encima del 22,4% de Sanders. En Carolina del Norte se mantuvo esa diferencia con Biden por encima con el 43%. En Massachusetts, la diferencia entre ambos se redujo pero Biden se puso a la cabeza, propinando además un duro golpe a la precandidata Elizabeth Warren, senadora por ese estado. En Oklahoma, Tennessee, Virginia, Texas y Minesota, Biden reeditó su victoria.

Con el 76% escrutado, en California, que otorga 415 delegados, Sanders supera a Biden por casi diez puntos (32.7% - 23.8%). Uno de los botines más importantes por encima de Texas, que reparte 228 delegados. También se impone en Colorado (69% escrutado), en Utah y su estado Vermont. Maine, según registra ‘AP’, está por definirse.

Informe desde Washington: Biden remonta y se lleva texas; Sanders gana en California

Representar al ‘establishment’, un factor de éxito para Biden en el supermartes

Que el moderado Biden triunfara en estados tan diversos principalmente en el sur y el centro de Estados Unidos, y se impusiera sorpresivamente en Massachusetts, suscita varios análisis para los diarios locales. Para ‘The New York Times’, esto se explica en parte porque el exfuncionario “ha demostrado una fuerza” y vínculo estable “con los afroamericanos”, pero además porque surgió como la mejor opción para los votantes que temen que la nominación de Sanders “signifique cuatro años más del presidente Trump”.

"Mire, nuestra campaña refleja la diversidad de este partido en esta nación, y así es como debe ser, porque necesitamos atraer a todos, a todos".

Democratic U.S. presidential candidate and former Vice President Joe Biden waves with his wife Jill at his Super Tuesday night rally in Los Angeles, California, U.S., March 3, 2020.
Democratic U.S. presidential candidate and former Vice President Joe Biden waves with his wife Jill at his Super Tuesday night rally in Los Angeles, California, U.S., March 3, 2020. © Kyle Grillot, Reuters

Para ‘Politico’, sin embargo, la clave para hacerse con el poder este 2020, “no se trata de frescura, deslumbramiento o pirotecnia política. Ni siquiera necesariamente sobre el amor. Se trata de conectarse con grupos demócratas familiares y convencerlos de que, a fin de cuentas, los activos de un candidato superan sus defectos”, y el mayor activo de Biden, es precisamente, representar a un establecimiento, moderado, conocido y respetado dentro del partido, que represente un verdadero desafío para Trump. Aquí parece no contar, para muchos votantes, que Biden haya apoyado la intervención militar en Irak.

¿Qué significa para Sanders el repentino resurgimiento de Joe Biden?

El demócrata socialista, que cuenta con más recursos para la campaña que Biden, con una maquinaria bien aceitada y que goza de una fuerte aceptación entre los jóvenes, sabe que esta podría ser su última oportunidad de cumplir el sueño de llegar a la Casa Blanca e impulsar los cambios de fondo que promueve su "revolución política".

A pesar de apuntarse duras derrotas como en Texas, donde contaba con el masivo apoyo del voto latino y las encuestas previas lo daban como ganador, Sanders replicó a sus seguidores en Los Ángeles, que “estamos muy vivos". "Vamos a ganar la nominación demócrata y vamos a derrotar al presidente más peligroso en la historia de este país", dijo, refiriéndose a Trump.

Para ‘The New York Times’, aunque el demócrata socialista está confiado en que su eslogan de cambio va a retumbar con poder a medida que la carrera se acelere, “el favoritismo del establecimiento”, juega como uno de sus mayores desafíos, además de que los estados clave que siguen, “fueron los mismos que perdió ante Hillary Clinton en 2016”, apuntó ‘The Washington Post’. Además, para descalificarlo, Trump ha atacado sus ideas más progresistas, en materia de impuestos y salud, apodándolo el ‘loco Bernie’.

El candidato demócrata a la presidencia estadounidense, el senador Bernie Sanders, sube al escenario con la representante estadounidense Alexandria Ocasio Cortez (D-NY) en un mitin y concierto de campaña en la Universidad de New Hampshire un día antes de las elecciones primarias presidenciales de New Hampshire en Durham, New Hampshire, EE. UU. 10 de febrero de 2020.
El candidato demócrata a la presidencia estadounidense, el senador Bernie Sanders, sube al escenario con la representante estadounidense Alexandria Ocasio Cortez (D-NY) en un mitin y concierto de campaña en la Universidad de New Hampshire un día antes de las elecciones primarias presidenciales de New Hampshire en Durham, New Hampshire, EE. UU. 10 de febrero de 2020. © Mike Segar / Reuters

Sanders comenzó con fuerza en Iowa y New Hampshire, donde Biden tuvo unas decepcionantes primeras presentaciones. Pero la gran victoria de Biden en Carolina del Sur el sábado 29 de febrero, revivió sus aspiraciones, alimentando una ola de respaldo de funcionarios demócratas electos y exrivales presidenciales, incluido el exalcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, y la senadora estadounidense por Minnesota, Amy Klobuchar.

El demócrata socialista también goza de un amplio respaldo en el Partido Demócrata, pero reducir la carrera de uno a uno, a estas alturas, parece servir al exvicepresidente. Nada, sin embargo, puede predecirse con certeza hasta que termine el escrutinio en California. Hasta la fecha, Biden lidera a Sanders en los delegados 321 a 254. Un candidato necesita ganar 1,991 delegados para obtener la nominación demócrata en la primera votación en la Convención Nacional Demócrata en julio.

Bloomberg y Warren, los grandes perdedores del supermartes

Los resultados también fueron decepcionantes para la senadora Elizabeth Warren, quien terminó muy por detrás de Sanders y Biden en la mayoría de los estados y no logró movilizar el apoyo en su estado natal, Massachusetts.

Los resultados también dejaron a Michael Bloomberg, el multimillonario exalcalde de Nueva York que gastó más de 500 millones de dólares en publicidad, maltrecho y con una sola victoria en Samoa Americana. Con los resultados en la mano, Bloomberg anunció este 4 de marzo que se retiraba de la carrera presidencial y que apoyaría a su "gran amigo" Joe Biden. 

"Hace tres meses, entré en la carrera presidencial para derrotar (al presidente de EE.UU.) Donald Trump. Hoy, dejo la carrera por la misma razón; para derrotar a Donald Trump", dijo en un comunicado el millonario.

L'ancien maire de New York, Mike Bloomberg, lors d'un rassemblement au Palm Beach County Convention Center à West Palm Beach, en Floride, le mardi 3 mars 2020.
L'ancien maire de New York, Mike Bloomberg, lors d'un rassemblement au Palm Beach County Convention Center à West Palm Beach, en Floride, le mardi 3 mars 2020. © Eva Marie Uzcategui, AFP

Biden logró sus victorias a pesar de estar muy por debajo de los gastos realizados por Bloomberg en publicidad (377 millones de dólares antes del 23 de febrero según la agencia 'Reuters'). Sanders gastó 20 millones de dólares y Biden 4.7 millones durante el mismo período, según el Wesleyan Media Project, que rastrea el gasto publicitario y el contenido.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.