Saltar al contenido principal

El coronavirus cambia el calendario ciclista, el pelotón se adapta

Anuncios

París (AFP)

La epidemia del nuevo coronavirus está obligando a modificar el calendario ciclista y el pelotón debe adaptar su preparación tras el anuncio este jueves de la anulación de la Strade Bianche y la posibilidad de que tampoco se disputen otras carreras en Italia.

En el país europeo más afectado por la epidemia, con 107 muertos y casi 3.100 contagiados según el último balance, el organizador RCS ha tenido que rendirse a la evidencia: las dos carreras, masculina y femenina, de la Strade Bianche programadas para este sábado en Siena han sido canceladas.

Y no se ha tomado ninguna decisión aún sobre otras dos carreras mucho más importantes: Tirreno-Adriático (del 11 al 17 de marzo) y la Milán-San Remo (21 marzo), el primer 'monumento' de la temporada ciclista.

Para la Tirreno, la 'carrera de los dos mares', la mitad de las formaciones del WorldTour, la primera división mundial, se han declarado baja, en la mayoría de los casos por la situación sanitaria: Mitchelton, EF, Groupama-FDJ, Ineos, Astana, UAE, AG2R La Mondiale, Sunweb, Jumbo.

Otros equipos modifican sus calendarios. Por ejemplo, el belga Deceuninck alineará a tres de sus estrellas (Asgreen, Jungels, Stybar) en la París-Niza, junto al francés Julian Alaphilippe. "Prioridad a los corredores de las clásicas", explicó su director deportivo Wilfried Peeters a la televisión flamenca Sporza.

De esta manera, la París-Niza, que comenzará el domingo al oeste de la capital gala, compensa parcialmente la defección de cuatro equipos (Astana, Ineos, Mitchelton, UAE) que priva a la 'carrera del sol' de algunas figuras, como los colombianos Egan Bernal y Miguel Ángel 'Supermán' López y el joven esloveno Tadej Pogacar.

El francés Romain Bardet, que debía tomar parte en las dos primeras pruebas italianas, también se alineará finalmente en la París-Niza.

La Unión Ciclista Internacional (UCI), confrontada a la vulnerabilidad de este deporte frente a los virus, decretó una serie de medidas a tomar a partir del pasado miércoles por los organizadores, sobre todo, la toma de medidas "para aumentar la distancia entre el público y los corredores, en las zonas de salida y de meta en particular".

- Médicos divididos -

En Francia se ha ido más allá y desde este jueves los corredores deben renunciar a firmar autógrafos, hacerse 'selfis', dar sus bidones, o chocar las manos en caso de victoria. Se deja en manos de los organizadores medidas adicionales, como renunciar a las azafatas en los podios y las ceremonias de entrega de ramos de flores.

Los médicos de una decena de equipos, preocupados por su personal, se han declarado incluso partidarios de anular todas las carreras, sin convencer no obstante al resto de sus homólogos. ¿Encerraron a sus corredores en sus habitaciones tras el UAE Tour?", se preguntó en el diario belga Het Nieuwsblad el doctor Yvan Van Mol, médico del Deceuninck, en referencia a los casos positivos por coronavirus detectados en Emiratos Árabes Unidos que llevó a cancelar la prueba a falta de dos etapas y que ha obligado a tres formaciones ciclistas a guardar una cuarentena hasta el 14 de marzo.

Para las estrellas del pelotón es hora de adaptarse, a veces incluso de manera radical, como en el caso del esprínter francés Arnaud Démare (Groupama-FDJ), en confinamiento hasta el 14 de marzo en los Emiratos. "Ponemos en práctica un programa digno de un campo de entrenamiento", explicó el ciclista galo, precisando que su entrenador Julien Pinot le ha preparado para los nueve días que le quedan de confinamiento un plan de preparación con bicicleta estática al no poder abandonar su hotel.

Los ciclistas profesionales están ya acostumbrados a estos cambios de los programas de competición y entrenamiento diseñados en invierno en función de imprevistos, como las lesiones, los momentos de forma o las condiciones climáticas.

"Vamos a tener que readaptar los programas hacia el entrenamiento, pero todo el mundo está en igualdad de condiciones", dice el patrón del equipo AG2R La Mondiale Vincent Lavenu.

El problema para los equipos que tienen como uno de los grandes objetivos de la temporada las clásicas de primavera es que el tiempo apremia. "El problema es que no sabemos cuánto va a durar" la situación, añade Lavenu. "Actualmente es Italia el país más afectado, pero ¿y después?".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.