Saltar al contenido principal

Haití tiene nuevo primer ministro tras un año de interinidad y violencia

El primer ministro de Haití, Joseph Jouthe (izquierda), toma posesión de mano del presidente Jovenel Moïse en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe, Haití, el 4 de marzo de 2020.
El primer ministro de Haití, Joseph Jouthe (izquierda), toma posesión de mano del presidente Jovenel Moïse en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe, Haití, el 4 de marzo de 2020. © Andrés Martínez Casares / Reuters

Joseph Jouthe es el cuarto primer ministro nombrado por el presidente Jovenel Moïse en los últimos tres años. Tras más de un año de manifestaciones exigiendo la salida del presidente, el país más pobre del hemisferio occidental afronta una creciente oleada de violencia.            

Anuncios

Considerado localmente como un político de amplia trayectoria, el ingeniero civil Joseph Jouthe asumirá, como nuevo primer ministro de Haití, un país sumido en la pobreza y en una crisis institucional que lo había dejado en la interinidad gubernamental por más de un año.  

“La elección del primer ministro Jouthe Joseph no fue una coincidencia. Su experiencia en la administración pública y en diversos campos lo convierten en una personalidad de referencia”, señaló la Presidencia de Haití en su cuenta de Twitter.

En su primera aparición pública desde su nombramiento por decreto presidencial, el exministro de Finanzas y de Medio Ambiente expuso el miércoles 4 de marzo de 2020 un paquete de ambiciosas metas que se propuso cumplir durante su mandato, que van desde combatir la inseguridad y la desigualdad, hasta darle un impulso a la economía.

"Mi gobierno reitera su compromiso de continuar trabajando para mejorar las finanzas públicas con el fin de aumentar el producto interno bruto (PIB), reducir la inflación, aumentar los ingresos públicos y, sobre todo, combatir la corrupción", aseguró en su toma de posesión.

Jouthe, quien también trabajó para diferentes agencias humanitarias, reconoció que "vivimos hoy en una situación socioeconómica muy precaria que podría conducir en cualquier momento a un desastre humanitario, nuestro país está en agonía".

El país lleva al menos tres meses bloqueado y las repercusiones económicas no se han hecho esperar, pese a que esta ya era la nación más pobre del hemisferio occidental, donde se estima que alrededor de dos tercios de los adultos están desempleados o subempleados.

Un nombramiento mal visto por los manifestantes

La toma de posesión de Joseph Jouthe el miércoles coincidió con manifestaciones en diferentes puntos de Puerto Príncipe, como protesta por un nombramiento que consideran irregular por no haber tenido el aval del Parlamento, como obliga la Constitución.

El decreto presidencial que lo designó en el cargo no pudo ser sometido a aprobación legislativa porque las cámaras están disueltas desde enero, cuando terminó el mandato de diputados y senadores sin que se hubieran podido celebrar las elecciones por la inestabilidad política de 2019.

De hecho, su nombramiento fue posible gracias a un "consenso mínimo" alcanzado entre el presidente Moise, sectores de la oposición y otros actores económicos y sociales durante las conversaciones que ha mantenido el jefe de Estado en los últimos meses para buscar una salida a la crisis.

"Es un consenso político mínimo que ha permitido tener un Gobierno de retazos", dijo en su discurso el jefe de Estado, quien ha sido criticado por sectores de la oposición por haber designado al primer ministro de forma "unilateral".

Mientras Jouthe tomaba posesión en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe, la ciudad permanecía sitiada por manifestantes que protestaban por su nombramiento.

Imagen de video tomada de las manifestaciones en Puerto Príncipe, el 4 de marzo de 2020.
Imagen de video tomada de las manifestaciones en Puerto Príncipe, el 4 de marzo de 2020. © Reuters

Jouthe reemplaza a Jean Michel Lapin, quien fue primer ministro interino desde que Moïse lo nombró en marzo del año pasado hasta su renuncia en julio. A pesar de varios intentos, su nombramiento tampoco fue aprobado.

La Embajada de Estados Unidos, país que apoya a Moïse, manifestó en un comunicado que está dispuesta a trabajar con el nuevo gobierno, pero a la vez lo urgió a organizar elecciones legislativas "tan pronto como sea técnicamente viable".

Naciones Unidas presentó plan humanitario para Haití

Debido a que "la situación en Haití se ha deteriorado gravemente con una crisis política muy grave, combinada con una crisis socioeconómica", la Organización de Naciones Unidas lanzó el miércoles 4 de marzo un plan de respuesta humanitaria para ese país.

El coordinador humanitario residente, Bruno Lemarquis, describió la crisis: “escuelas cerradas, hospitales sin suministros y medicamentos, movimientos de personas y bienes básicamente congelados y dificultades del mercado para funcionar".

El plan de respuesta humanitaria, dijo Lemarquis, apunta a "los más vulnerables, que son 2,1 millones de personas, que es aproximadamente una quinta parte de la población haitiana", y agregó que tendrá cuatro objetivos: "responder a las necesidades urgentes, continuar fortaleciendo la preparación del país ante los desastres, proteger a los más vulnerables y contribuir a la eliminación de enfermedades con potencial epidémico".

Con EFE, Reuters y AP

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.