La anulación de eventos profesionales, otra de las consecuencias del coronavirus