Saltar al contenido principal

Las protestas resurgen en Chile con el regreso de los estudiantes a las calles tras el verano

Manifestantes en cubierto detrás de un árbol durante un enfrentamiento con la policía en una protesta contra el gobierno en Santiago de Chile, Chile, el 6 de marzo de 2020.
Manifestantes en cubierto detrás de un árbol durante un enfrentamiento con la policía en una protesta contra el gobierno en Santiago de Chile, Chile, el 6 de marzo de 2020. © Pablo Sanhueza, Reuters

La pronunciada desigualdad sigue marcando la protesta social en Chile. La rebautizada "Plaza de la Dignidad" recordó los agitados días de exigencia social al cierre de 2019, con una nueva movilización que reunió a miles de personas en el centro de Santiago para protestar contra el Gobierno de Sebastián Piñera.

Anuncios

El verano supuso solo una pausa activa en la vida de los chilenos. Descontentos con la agenda social que introdujo Sebastián Piñera tras el receso de fin de año en el que apeló por recuperar el orden público asegurando que "es nuestra prioridad número uno" en la que quería establecer un "gran acuerdo en defensa de la democracia", los chilenos protagonizaron una nueva jornada de manifestaciones para exigir soluciones a corto plazo que mejoren las políticas de salud y pensiones, para empezar. 

Los ciudadanos siguen mostrando su descontento en las calles y la crisis sigue alumbrando el horizonte en el país austral. Este viernes 6 de marzo, coreando "¡Chile despertó!", regresaron las clásicas consignas que emergieron el pasado octubre para reducir la brecha de desigualdad en la que navega el país. La protesta estuvo acompañada de música dirigida por los artistas chilenos, Illapu y Nano Stern.

Pero los choques entre la polícia y algunas personas que se encontraban en las calles, derivó en fuertes disturbios que volvieron a dibujar a Santiago como un campo de batalla. La quema de algunos vehículos de las fuerzas especiales, los cócteles molotov y los rayos láser se explayaron en algunas calles.

Informe desde Santiago: miles de estudiantes se reúnen para protestar en la "Plaza Dignidad"

Para muchos chilenos, el plebiscito que se celebrará el 26 de abril para que los ciudadanos decidan si quieren modificar la constitución que se estableció durante la dictadura de Pinochet y que rige hasta hoy, es solo un escalón para solucionar la crisis, pero no una medida completa. 

"Hay gente con pensiones de miseria, la educación sigue siendo para el lucro, el coste de la salud sigue en alza... Tiene que solucionarse en el corto plazo o, si no, las manifestaciones van a seguir", dijo un ciudadano.

"Lo que en este momento ha fallado es que falta una agenda social efectiva"

El sociólogo de la Universidad de Chile Octavio Avedaño explicó a la agencia de noticias EFE que las movilizaciones continúan en Chile porque "falta una agenda que materialice a través de políticas públicas las exigencias del pueblo. Lo que en este momento ha faltado y que con cierta medida ha mantenido activa la movilización es una agenda social efectiva, esa agenda social no se ha logrado materializar en un cambio sustantivo en las políticas públicas, ha habido ciertos paliativos que muchos han considerado insuficientes y que efectivamente son bastante insignificantes", dijo Avedaño.

Activistas levantan sus manos atadas cerca de una bandera chilena durante una protesta contra la violencia contra las mujeres y el gobierno de Chile en Santiago, Chile, el 4 de diciembre de 2019.
Activistas levantan sus manos atadas cerca de una bandera chilena durante una protesta contra la violencia contra las mujeres y el gobierno de Chile en Santiago, Chile, el 4 de diciembre de 2019. © Pablo Sanhueza / Reuters

Pero marzo es un mes que enarbola la protesta social en Chile. Este mes reúne varias fechas memorables para el país que van arraigadas a la protesta social: el 11 de marzo de 1990 Pinochet entregó la presidencia a Patricio Aylwin, sellando el fin de la dictadura y la apertura a la democracia. Un día en el que ahora se homenajea y recuerda a las víctimas de este periodo. Además, el 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. 

"Se viene marzo", se podía ver en Twitter como un lema que precisamente vaticina la reactivación de las protestas de forma masiva, en un mes en el que los movimientos feministas toman mayor protagonismo y en el que los estudiantes regresan a las clases y a la movilización.

Las protestas estallaron en octubre de 2019 con un llamado de los estudiantes a protestar contra el aumento de la tarifa del metro que se convirtió en una movilización más profunda para exigir un cambio del modelo económico de país por uno más justo. Las manifestaciones dejaron eventos de violencia extrema y al menos 30 muertos.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.