Saltar al contenido principal

El coronavirus, un elemento perturbador en los comicios municipales en Francia

Una pasante frente a panales electorales el 2 de marzo de 2020 en París.
Una pasante frente a panales electorales el 2 de marzo de 2020 en París. © Ludovic Marin, AFP

La campaña para las elecciones municipales va a completar su primera semana en Francia. Paneles electorales, cárteles de candidatos y fechas de reuniones están en su lugar. Pero el coronavirus también. Dos semanas antes de la primera vuelta, este invitado sorpresa podría perturbar los comicios.

Anuncios

¿Las elecciones municipales del 15 de marzo en Francia serán contaminadas por el coronavirus? Mientras 716 casos de contagios han sido confirmados y 11 personas han muerto, las autoridades sanitarias francesas ya invitaron a los candidatos a prohibir los tradicionales apretones de manos y los abrazos cálidos en los mercados. Además, las grandes rutas electorales en espacios confinados deben limitarse a 5.000 personas y algunos candidatos desafortunados afectados por el coronavirus están sujetos a contención.

Un vacío jurídico ante una situación de emergencia sanitaria pública

“Esta campaña tiene algo muy particular” admite uno de ellos, Bruno Fortier, alcalde saliente de Crépy-en-Valois, comuna de l’Oise afectada por el coronavirus y sujeta a restricciones drásticas. “No hay distribución de folletos, no hay reuniones. De hecho, no hay campaña” resume el concejal confinado en su casa, en una entrevista con FRANCE 24. Todos los equipos municipales también fueron puestos en confinamiento hasta el 14 de marzo. ¿Entonces cómo quieren que organicemos la votación del 15 de marzo? Estamos esperando una respuesta de las altas autoridades. Por ahora, son incapaces de decirles cómo se desarrollarán las elecciones en nuestra ciudad”.

¿Qué establece la ley en caso de amenaza epidémica?” “Jurídicamente no mucho. Estamos en cierta confusión”, aseguró a FRANCE 24 Jean-Phillipe Derosier, profesor de derecho público en la Universidad de Lille. En efecto, esta situación no está prevista por la Constitución, tampoco por el Código Electoral. El articulo 7 de la Constitución nacional francesa prevé este escenario, pero solo para las elecciones presidenciales. “Si antes de la primera votación, uno de los candidatos muere, el Consejo Constitucional está impedido de pronunciar el aplazamiento de la elección (…) Es lo mismo en caso de muerte o incapacidad de uno de los dos candidatos que permaneció en la contienda para la segunda vuelta”, dice Derosier.

Aplazamiento parcial o general de las elecciones municipales en Francia

En lo que concierne a las elecciones municipales francesas, permitir un aplazamiento de los comicios en las ciudades afectadas por focos infecciosos significativos parece impensable, según Derosier, porque el principio general es que la votación se realiza al mismo tiempo sobre todo el territorio. Además, la duración de un mandato es enmarcado por la ley: un acalde ya no es legítimo para ejercer sus funciones más allá del vencimiento de los seis años de su mandato.

El Código Electoral simplemente estipula que las elecciones deben celebrarse en marzo de 2020, pero “podríamos entonces posponer las elecciones por una semana, pero dadas las circunstancias no cambiaría mucho”.

En el pasado, las elecciones municipales ya se habían pospuesto sobre el territorio francés. Las elecciones de 2007 se pospusieron hasta 2008 debido a un calendario electoral abarrotado (vinculado a la entrada en vigor del quinquenio en 2002). Pero en dicho caso, una ley fue votada desde 2006.

Sin embargo, existe en el Código de la Salud el artículo 3131-1, que planea un dispositivo que podría resultar en el aplazamiento de la votación. Según ese texto, “en caso de amenaza grave para la salud que requiera medidas de emergencia, en particular en caso de amenaza de epidemia, el ministro de Salud puede, por orden razonada, prescribir en interés de la salud pública cualquier medida acorde con los riesgos que se corren.

El costo político y económico para las campañas de los candidatos en caso de que se aplacen las elecciones del 15 de marzo

Tampoco se puede descartar la hipótesis de que los candidatos infectados por el coronavirus e impedidos de hacer campaña aleguen la desigualdad de oportunidades ante el Tribunal administrativo. “La situación no tendría precedentes y sentaría un precedente” indica Derosier.

Un aplazamiento de las municipales también tendría un alto costo para los candidatos y el Estado francés. “La votación de las municipales es un dispositivo muy pesado y costoso de organizar. Retrasarlo tendría múltiples consecuencias, por ejemplo, para los fondos de las cuentas de cada campaña. El Gobierno haría entonces todo para mantenerlo”, explicó Bruno Daugeron, profesor de derecho publico en la universidad de París Descartes, en la radio France Info.

Políticamente, “el gobierno no tiene interés en posponer estas elecciones", dice Derosier. Los miembros del Ejecutivo serian inmediatamente acusados de sacar ventaja de la encuesta para tratar de ahorrar tiempo. En París, por ejemplo, el jefe de Estado sería acusado de haber favorecido la candidata de LREM, Agnes Buzyn, que llegó tarde a la carrera por la nominación a la alcaldía de París.

La abstención electoral podría aparecer por el temor al contagio por el coronavirus

En esta etapa, el escenario preferido sigue siendo la celebración de las elecciones, pero en condiciones muy específicas. El número de votos por municipio es muy importante. También es posible imaginar medidas de salud excepcionales como la desinfección de los colegios electorales, el uso de máscaras y guantes para los observadores electorales.

El hecho es que esos dispositivos sanitarios también podrían tener consecuencias sobre el nivel de participación electoral. Las personas más vulnerables podrían renunciar a ir a votar para escapar al virus. Una cosa cierta, en casos de abstenciones muy grandes, es que la elección no podría ser cancelada porque la votación municipal no prevé quórum.

El primer ministro Édouard Philippe quiso dar un mensaje de tranquilidad. “Nunca se nos ocurrió la idea de posponer las elecciones. Tendrán lugar en las mejores condiciones posibles”, declaro el jefe de Gobierno en una entrevista transmitida por el canal TF1. El ministro de la Salud, Olivier Véran, también dijo a su vez que no se preveía un aplazamiento, aunque tan solo "en esta etapa”.

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.