Saltar al contenido principal

21 pasajeros del crucero frente a la costa de California han dado positivo al COVID-19

El crucero Gran Princess, donde se encuentran 21 personas infectadas por el COVID-19. Foto tomada durante la entrega de kits de prueba de coronavirus por un helicóptero del ejército, en la costa de San Francisco, California, el 5 de marzo de 2020.
El crucero Gran Princess, donde se encuentran 21 personas infectadas por el COVID-19. Foto tomada durante la entrega de kits de prueba de coronavirus por un helicóptero del ejército, en la costa de San Francisco, California, el 5 de marzo de 2020. © California National Guard / Reuters

El vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence anunció que 21 personas a bordo de un gigantesco crucero frente a la costa de California han dado positivo al nuevo brote de coronavirus, incluidos 19 miembros de la tripulación.

Anuncios

Es el segundo crucero de la empresa Princess Cruises que se vuelve epicentro de contagio del nuevo brote de coronavirus. Dos semanas después de la evacuación del barco Diamond Princess en la costa de Japón, 21 personas fueron diagnosticadas con el virus en un enorme buque que está estacionado en aguas del Pacífico, frente a la costa de California. El vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence anunció el 6 de marzo que 19 son integrantes de la tripulación. 

"Hemos desarrollado un plan para llevar el barco a un puerto no comercial", dijo Pence. "Todos los pasajeros y la tripulación serán examinados para detectar el virus. Aquellos que necesiten ser puestos en cuarentena lo serán. Aquellos que necesiten ayuda médica la recibirán". Precisó que 1.100 miembros de la tripulación serán puestos en cuarentena por prevención. Supuestamente, estos estuvieron expuestos en dos diferentes excursiones. 

El barco está a la espera desde el 4 de marzo bajo órdenes de mantener su distancia con la costa. Según la empresa Princess Cruises, 45 de las más de 3.500 personas a bordo fueron evaluadas en la primera ronda. El 2 de marzo, un equipo militar de helicópteros depositó los kits de exámenes médicos en el Grand Princess (que mide 290 metros) y luego los recuperó para su análisis. 

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, y miembros del equipo de lucha contra el Coronavirus realizan una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 6 de marzo de 2020 en Washington, DC.
El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, y miembros del equipo de lucha contra el Coronavirus realizan una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 6 de marzo de 2020 en Washington, DC. © Win Mcnamee / AFP

Los funcionarios de salud realizaron las pruebas después de ser informados de que un pasajero en un viaje anterior del barco, en febrero, murió de la enfermedad. El hombre, del área de Sacramento, navegó a bordo del Grand Princess el mes pasado durante una visita a una serie de puertos mexicanos antes de fallecer.

Unos días después, las autoridades de salud revelaron que al menos otras nueve personas que estaban en el mismo viaje fueron infectadas. Unos están en California, otros en Canadá y algunos pasajeros se quedaron a bordo para el viaje actual.

"El barco no llegará a tierra hasta que evaluamos adecuadamente a los pasajeros", dijo el jueves el gobernador de California, Gavin Newsom. El buque regresaba a San Francisco después de visitar Hawái.

Los cruceros son lugares de rápida difusión de virus

El mes pasado otro crucero de la empresa, el Diamond Princess, había sido puesto en cuarentena durante dos semanas en Yokohama, un puerto de Japón, tras descrubrir que el virus circulaba en el buque. Finalmente 700 de las 3.700 personas a bordo se infectaron. Los expertos hablaron de un fallo de salud pública porque, al haber sido aislado, el barco se convirtó en una fábrica flotante de gérmenes.

En el Grand Princess,una treintena de pasajeros ha tenido síntomas parecidos a la gripe en las últimas dos semanas. Así lo dijo Mary Ellen Carroll, directora ejecutiva del Departamento de Emergencias de San Francisco.

Un epidemiólogo que estudia la propagación de partículas del virus dijo que el aire recirculado del sistema de ventilación de un crucero, además de los espacios cerrados y las configuraciones comunales, hacen que los pasajeros sean vulnerables a enfermedades infecciosas.

"No están diseñados como instalaciones de cuarentena, por decirlo suavemente", dijo Don Milton de la Universidad de Maryland. "Se amplificará la infección manteniendo a las personas en el bote". Agregó que las consecuencias de la cuarentena en el barco de Japón muestran la necesidad de sacar a la gente esta vez lo antes posible. "Mi consejo es sacar a las personas y llevarlas a un entorno de cuarentena más seguro que un crucero", dijo Milton.

Imagénes del interior del Grand Princess muestran la organización de la cuarentena

Michele Smith, una pasajera del Grand Princess, publicó un video en Facebook del helicóptero que llegó al barco. Otro video mostraba a un miembro de la tripulación usando guantes y una máscara y rociando y limpiando un pasamanos. "Tenemos equipos que limpian constantemente nuestro barco", se escuchó decir a Smith.

Yes, Steven & I Are on 🛳The Grand Princess Cruise Ship⚓ that is being held near San Francisco. Yes we *Are on this...

Publiée par Michele Smith sur Jeudi 5 mars 2020

Según lo que publicó, ella y su esposo no estaban en cuarentena el 2 de marzo, ya que en un principio solo las personas que habían estado en el viaje a México o aquellas que mostraban síntomas similares a los de la gripe tenían que aislarse.

Pero en un comunicado nocturno, la empresa de cruceros dijo que se pidió a todos los huéspedes que se quedaran en sus habitaciones mientras se esperaban los resultados de la prueba, de acuerdo con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

"El ánimo está tan alto como puede estar bajo estas circunstancias. Somos bendecidos de estar sanos, cómodos y bien alimentados", escribió.

Según el Washington Post, que entrevistó a varios de los pasajeros, algunos están frustrados, otros aburridos o aprensivos. El capitán del barco presentó disculpas este viernes a las personas en el bote por demorar en darles noticias sobre los casos positivos al coronavirus.

El coronavirus gana terreno en Estados Unidos y la economía se resiente

Mientras tanto, el número de muertos en Estados Unidos por el coronavirus aumentó a 14, con todas las víctimas menos una en el estado de Washington. Ya hay más de 200 casos, dispersos en aproximadamente la mitad de los estados. Pennsylvania, Indiana, Minnesota y Nebraska reportaron sus primeras personas infectadas.

En Wall Street, las acciones cayeron a medida que aumentó el temor sobre el potencial daño a la economía mundial, debido al cierre de fábricas, a la prohibición de viaje, a las cuarentenas y las cancelaciones de grandes eventos como el festival de artes mundialmente famoso de South by Southwest que debía comenzar la próxima semana en Austin, Texas. 

Algunas empresas importantes en el área metropolitana de Seattle -la zona más tocada por el virus- incluidas Microsoft y Amazon, que juntas emplean a más de 100.000 personas en la región, han paralizado sus actividades o instado a los empleados a trabajar desde casa.

La administración estadounidense toma medidas para frenar la difusión del virus en sus focos principales

El presidente Donald Trump firmó una medida de $8.300 millones para ayudar a las agencias de salud pública a lidiar con la crisis y estimular el desarrollo de vacunas y tratamientos.

La mayoría de los muertos en EE. UU. provenía de un centro de atención a ancianos, en la zona suburbana de Seattle. Este está ahora bajo investigaciones federales y estatales, que podrían conducir a sanciones en su contra, incluida una posible toma de control de su administración. El estado de Washington tiene la mayor concentración de casos de la nación, con al menos 70.

Treinta médicos del Servicio de Salud Pública de EE. UU. llegarán este sábado 7 de marzo al hogar de ancianos para ayudar a cuidar a los pacientes y brindar alivio al personal agotado, dijo Dow Constantine, ejecutivo a cargo del condado de King (estado de Washington).

"Estamos agradecidos de que llegue la caballería. Habrá un cambio rápido de las condiciones allí", dijo. Ya hay solo 69 residentes en el centro de ancianos, después de que 15 fueron llevados al hospital en las últimas 24 horas. 

En todo el mundo, el virus ha infectado a más de 100.000 personas y ha matado a más de 3.400, la gran mayoría de ellas en China. La mayor parte de los casos ha sido leves y más de la mitad de los infectados se han recuperado.

Con AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.