Saltar al contenido principal

Clearview AI y la aplicación de reconocimiento facial que destruye la privacidad

Clearview AI habría intentado ofrecer su controvertido programa de reconocimiento facial más allá de los Estados Unidos.
Clearview AI habría intentado ofrecer su controvertido programa de reconocimiento facial más allá de los Estados Unidos. © iStock

La empresa Clearview AI ha desarrollado una de las aplicaciones de reconocimiento facial más controvertidas del momento: su tecnología permite comparar cualquier foto con una base de datos de miles de millones de fotos tomadas de Internet.

Anuncios

Primero, hicieron la promesa de que era solo para la Policía pero después, el medio de comunicación BuzzFeed reveló que cientos de empresas usaron sus servicios. Finalmente, el New York Times reveló este jueves 5 de marzo que un pequeño club de inversores adinerados también tenía acceso a la aplicación de reconocimiento facial de Clearview AI.

En unos segundos y con una foto robada, la aplicación ayudó a un hombre millonario a encontrar la identidad de un desconocido que estaba cenando con su hija. También permitió a la Policía identificar a un depredador sexual, que no estaba en las bases de datos oficiales pero cuyo reflejo apareció en un espejo en una foto tomada en un gimnasio. Estos son solo dos ejemplos de uso de este controvertido servicio.

Clearview AI es una pesadilla para la privacidad pero una bendición para la Policía

Esta es la historia de una startup de Nueva York que durante años hizo todo lo posible para mantenerse en secreto, consciente de que su tecnología de reconocimiento facial estaba empujando los límites de lo que es moralmente aceptable.

Una investigación publicada por el New York Times a finales de enero puso fin a este anonimato. Las revelaciones provocaron una ola de críticas contra la startup, tanto de la prensa como de los gigantes de Internet como Google, Twitter y Facebook.

¿La razón de la ira? Alrededor de tres mil millones de fotos de acceso libre que Clearview AI había recogido en las redes sociales y sitios web desde su creación en 2016 para formar una base de datos incomparable. A continuación, un algoritmo se encarga de comparar de manera rápida y eficiente una imagen tomada con un smartphone con el gigantesco banco de datos de Clearview AI.

La herramienta convenció a las fuerzas de seguridad estadounidenses, empezando por la Policía de Indiana que se convirtió en el primer cliente de la nueva empresa en febrero de 2019. Para los agentes, no había duda: hasta entonces, solo tenían acceso a un software de reconocimiento facial mucho más limitado, que permitía la verificación cruzada con bancos de imágenes "solo" compuestos de decenas de millones de fotos de personas que ya poseía la Policía.

Además, la cara en la foto que se comparaba tenía que ser perfectamente clara, mientras que el software Clearview encuentra a una persona incluso si parte de la cabeza está oculta. Una hazaña para un programa de reconocimiento facial.

Los resultados no solo indican el nombre, sino que también proporcionan toda la información asociada con la foto en Internet, como la ocupación profesional si la foto está asociada a un perfil de LinkedIn, por ejemplo.

Una pesadilla para el respeto de la vida privada, pero una arma terriblemente eficiente que ya ha sido utilizada por aproximadamente 600 departamentos de policía local en los Estados Unidos, según el New York Times. La aplicación ha permitido encontrar estafadores, ladrones de hurtos y pedófilos. Incluso se usó para poner un nombre a un cadáver no identificado.

Para Hoan Ton-That, el jefe de Clearview AI, estos éxitos policiales justifican su controvertida innovación. Después de la publicación de la investigación del New York Times, recorrió los medios de comunicación estadounidenses para reiterar que su aplicación estaba destinada solo a la Policía, y solo en los Estados Unidos y Canadá.

La startup también ha subido en línea un "código de conducta" que explica que el propósito de la aplicación es solo ayudar a "los agentes de la ley y ciertos profesionales de seguridad" a "identificar a víctimas y delincuentes".

Promesa incumplida

Según las revelaciones publicadas por Buzzfeed a finales de febrero y luego por el New York Times, Walmart, Best Buy, Bank of America, la NBA e incluso las cadenas de casinos de Las Vegas aparecen en el archivo de usuarios de Clairview AI.

En total, casi 200 empresas han realizado cientos de miles de búsquedas utilizando el programa de prueba gratuita de este nuevo software de reconocimiento facial. Sin embargo, no hay evidencia de que más tarde se convirtieran en suscriptores.

Para atraer inversiones, la nueva empresa también ha abandonado su "código de conducta" al permitir que los empresarios ricos se diviertan con su software, según el New York Times. "Lo convertí en un verdadero pasatiempo. Pido permiso a las personas que conozco. ¡Es como tener un truco de magia! ", dijo Nicholas Cassimatis, un experto en inteligencia artificial, al diario estadounidense.

También parece que el actor Ashton Kutcher también ha tenido la oportunidad de usarlo. Durante una entrevista en septiembre de 2019, habló sobre una "aplicación que tengo en mi teléfono inteligente y que puede identificar a cualquiera. Es aterrador."

Buzzfeed agregó que Clearview AI está comenzando a sentirse demasiado apretada dentro de América del Norte por lo que promovieron el software a las autoridades de más de 20 países. La nueva empresa estadounidense se ha acercado tanto a las democracias, como Australia y Francia, como a Estados más autoritarios, como Arabia Saudita o los Emiratos Árabes Unidos. Nuevamente, los documentos consultados por Buzzfeed no indican si algunos de estos países se han convertido en clientes.

¿Cómo echar hacia atrás a Clearview AI?

Google, Facebook y Twitter se sientan aún nerviosos de que las fotos publicadas en su servicio puedan ser utilizadas por los regímenes autoritarios para perseguir a los disidentes. Todas las grandes plataformas han pedido a Clearview AI que deje de saquear sus imágenes y borre las que ya recuperaron.

Clearview AI eventualmente podría ceder, poniendo fin a su servicio. Pero "no hay monopolio en los algoritmos", dijo Al Gidari, profesor de libertades individuales en la Universidad de Stanford, cuando fue entrevistado por el New York Times. Podemos encontrarlo muy perturbador, pero otros lo harán [si Clairview lo para]. Sin una regla muy estricta sobre el reconocimiento facial, no hay nada que hacer".

Mientras tanto, Clearview AI parece tener ideas para hacer que su software sea aún más eficiente... E invasivo. En su programa de reconocimiento facial, consultado por el New York Times, ya existe un código que permitiría usar el software con anteojos de realidad aumentada. ¿Lo suficiente para identificar a cualquier persona en la calle? 

Este artículo fue adaptado de la versión francesa por Juliette Geay. 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.