Saltar al contenido principal

El norte de Italia aísla a 16 millones de personas para frenar el coronavirus

Militares en la plaza del Duomo después de que el Gobierno italiano impuso un bloqueo  en el norte del país, en Milán, Italia, el 8 de marzo de 2020.
Militares en la plaza del Duomo después de que el Gobierno italiano impuso un bloqueo en el norte del país, en Milán, Italia, el 8 de marzo de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

El país europeo más afectado por el coronavirus suma 5.883 contagios, 233 muertes y 589 recuperados. Para frenar la propagación del virus, las autoridades decidieron tomar medidas excepcionales, aislando hasta el 3 de abril la región de Lombardía, así como en 14 provincias de las regiones de Piamonte, Emilia Romaña y Veneto. Además, se ordenó el cierre de discotecas, museos y lugares de congregación pública en todo el país. 

Anuncios

En la madrugada de este 8 de marzo, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, compareció ante los medios para confirmar un rumor que se había extendido durante toda la jornada: Italia aprobó un decreto de ley en el que se establece que no se permitirá la salida de 16 millones de personas de la región de Lombardía, así como en 14 provincias de las regiones de Piamonte, Emilia Romaña y Veneto (Módena, Parma, Piacenza, Reggio Emilia, Rímini, Pésaro y Urbino, Venecia, Padua, Treviso Asti, Alessandria, Verbano-Cusio-Ossola, Novara y Vercelli).

La medida estará vigente hasta el 3 de abril. "Esta medidas provocarán situaciones problemáticas pero este es el momento de la responsabilidad y no de hacerse los listos. Hay que proteger la salud, sobre todo la de nuestros abuelos", aseguró el líder del Gobierno italiano. 

El retraso, el sábado, del anuncio de la nueva normativa provocó confusión en la región y durante toda la tarde se propagaron los rumores. De hecho, en ciudades como Milán, cientos de personas se dirigieron a la estaciones ferroviarias para salir de la región, por el miedo a quedar atrapados. Una situación que ha generado un aumento de riesgo ante la posibilidad de que se propague el coronavirus. 

Ante estas medidas excepcionales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se mostró feliz. Así lo expresó su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Twitter: "El gobierno y la gente de Italia están tomando medidas audaces y valientes para frenar la propagación del coronavirus y proteger a su país y al mundo. Hacen verdaderos sacrificios".

Las actividades donde se reúne a un gran número de personas quedan suspendidas

Italia es el séptimo país del mundo en cuánto a dependencia del turismo en el mundo. Esto supone un 6 % del Producto Interno Bruto (PIB). Las medidas adoptadas por el Gobierno de Conte tienen un gran impacto en la economía nacional. Por ejemplo, desde este 8 de marzo, monumentos como el Coliseo (Roma) o las ruinas romanas de Pompeya (Nápoles) aparecieron cerradas. 

Además de las atracciones turísticas, el Ejecutivo italiano anunció que iba a limitar las actividades públicas en todo el país para evitar que continúe la propagación del virus. Se van a cerrar discotecas, museos, cines y teatros; se van a suspender manifestaciones y espectáculos, tanto públicos, como privados. Tampoco podrán celebrarse rituales ni ceremonias civiles o religiosas, incluidos los funerales. Además, se limitará la actividad de la Justicia hasta el 31 de mayo y se aplazarán las visitas menos urgentes.

Por su parte, los bares y restaurantes solo tendrán permiso para abrir si las personas pueden estar a un metro de distancia entre sí. Los centros comerciales, en las zonas afectadas, durante el fin de semana, deberán cerrar sus puertas. El consistorio ha recomendado a las empresas abogar por el teletrabajo. También, el texto aprobado pide "firmemente" que las personas que muestren síntomas de afección respiratoria o fiebre (con más de 37,5°C) no salgan de casa y limiten sus contactos sociales.

Mútliples competiciones deportivas quedaron suspendidas: en la mañana del domingo, el ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, pidió a la Asociación Nacional de Fútbol que considere detener los partidos de la Serie A. De momento, se están permitiendo encuentros a puerta cerrada y no se pensaba cancelar la competición hasta que un jugador diera positivo por el virus. El presidente de la Asociación Italiana de Futbolistas pidió el cierre de la competición en Twitter: "¡Detengamos el campeonato! ¿Necesitamos más? ¡Que se pare el fútbol!".

Por otra parte, la aerolínea Alitalia anunció también que suspenderá desde el lunes 9 de marzo todos sus vuelos internacionales desde los aeropuertos de Milán, entre ellos el principal de Malpensa, y que solo seguirá operando los nacionales entre Venecia y Roma en ambas direcciones desde Milán Linate, pero con una reducción de las frecuencias. 

La medida fue adoptada con motivo del decreto aprobado por el Ejecutivo italiano para luchar contra la expansión del coronavirus e irá hasta el 3 de abril. La compañía aérea le ofreció a los viajeros que tenían vuelos programados para estas fechas la posibilidad de cambiar sus tiquetes sin cargo alguno.

El Gobierno aprobó el refuerzo de personal sanitario en el país 

Los hospitales en Lombardía se encuentran en una situación límite por la epidemia. En los últimos días, más de 100 pacientes han sido trasladados a cuidados intensivos. Una situación que lamentaban públicamente asociaciones de trabajadores: “En ausencia de disposiciones oportunas y adecuadas, nos veremos obligados a enfrentar un evento que solo podemos calificar como un desastre sanitario”.

Ante esta llamada desesperada, el Gobierno anunció medidas de refuerzo para la sanidad pública mediante un decreto de ley, que permitirá realizar contrataciones masivas de personal sanitario: 20.000 en total, entre médicos, enfermeros y auxiliares. con vía libre para contar con especialistas y otros profesionales de la salud, sin concurso público, lo que permitiría incorporar a voluntarios, sanitarios jubilados o a médicos residentes, según informa El País.

Esta medida se une a la decisión del Gobierno de ampliar los puestos en cuidados intensivos, así como en los departamentos de Neumología y Enfermedades Infecciosas. 

El Covid-19 llega a las altas esferas políticas

El sábado se supo que el líder del gubernamental Partido Demócrata (PD) italiano y presidente de la región del Lazio (cuya capital es Roma), Nicola Zingaretti, tenía coronavirus. Lo anunció por redes sociales: "Los médicos me han dicho que soy positivo del Covid-19. Estoy bien, pero tendré que quedarme en casa durante los próximos días. Desde aquí continuaré el seguimiento del trabajo que hay que hacer. ¡Ánimo a todos y hasta pronto!"

En Lombardía, el presidente regional, Alberto Cirio, dio positivo al coronavirus y se ha activado el protocolo de aislamiento. La junta regional ya estaba aislada, después de un positivo entre los colaboradores. Otra infectada es Patrizia Barbieri, alcaldesa de Piacenza, una de las ciudades más golpeadas por el virus en Emilia Romaña.

France 24 con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.