Saltar al contenido principal
Reporteros

La demolición de las ‘Vele’ de Nápoles, una acción para borrar el pasado de la mafia

© France 24

Nápoles, la ciudad más poblada del sur de Italia, es frecuentemente asociada con la mafia. En el barrio napolitano de Scampia se encuentran unas edificaciones con formas de velas denominadas 'Vele', que fueron levantadas para que personas de escasos recursos vivieran allí,  pero que fueron olvidadas con el tiempo. Su ocupación, de manera ilegal, permitió que los grupos de la mafia tomaran el control del lugar en la década de los 80. En la actualidad las autoridades planean demolerlo, una acción que dejará sin hogar a decenas de personas pero que busca borrar el pasado oscuro de la ciudad. 

Anuncios

Estas torres fueron construidas entre 1963 y 1980. Franz Di Salvo, su arquitecto, quería recrear en estos espacios la atmósfera del centro de Nápoles, replicando sus callejones y sus barrios. Se esperaba que la vida allí fuera buena, el lugar tenía previsto albergar a unas 40.000 personas pero el desvío de los recursos dejaron la obra inconclusa. 

Las esperanzas de sitio ideal se desvanecieron cuando muchas familias, afectadas por el terremoto de 1980, decidieron ocupar el lugar. Desde entonces la ‘Vele’ se convirtió en referencia para la ‘Camorra’, la mafia napolitana que aprovechó las condiciones adversas de vida para consolidar sus operaciones delictivas. 

“Cuando llegamos aquí en 1982, todo era bonito, nuevo, y luego a los cuatro o cinco años las cosas empezaron a cambiar. Llegó la heroína, la cocaína, el hachís, y todo cambió (…) La mafia necesita un lugar degradado para desarrollar su actividad, un lugar donde el estado está ausente”, dijo Davide Cerrulo, un exintegrante de la mafia que hoy se dedica a la fotografía. 

El plan antidroga, el temor de los residentes 

En los primeros años de la década de 2000, Scampia, y en especial la 'Vele', se habían convertido en el más amplio supermercado de drogas de Europa.  

Sin embargo, desde 2009 la autoridades italianas llevan adelante un plan para cambiarle el rostro a la localidad, que en un primer momento atacó a los principales líderes de la mafia, llevando a muchos de ellos a prisión. Adicionalmente establecieron planes de observación con cámaras ocultas y otros métodos, “en 10 años hemos reducido el tráfico y las ventas de drogas en un 90 %”, dijo Lorenzo Stabile, comisario de la policía local. 

A pesar de los esfuerzos, un grupo de jóvenes (por lo general familiares e hijos de líderes de la mafia detenidos) ha tomado el testigo de las actividades delictivas. Estos también han sido aprehendidos por las autoridades y llevados a un centro de reclusión juvenil en las afueras de Nápoles. Allí permanecerán hasta los 25 años, cuando serán trasladados a una cárcel para adultos. 

No obstante, un plan más ambicioso atemoriza a unas 200 familias que residen en el lugar. La demolición de las torres que quedan levantadas en el lugar. Allí la familias no pagan alquiler, pero tampoco gozan de los servicios que proporciona el Estado. Por lo general acceden de manera ilegal a los suministros de agua y electricidad.

La demolición de las torres dejaría a una parte de estas familias sin hogar ya que no cuentan con recursos para trasladarse a otro lugar. Tampoco existe un plan de reubicación por parte del Estado debido a su condición de ilegales. 

Con la demolición de los últimos bloques de las 'Vele', las autoridades esperan borrar un pasado perturbador. Pero, para la gente de Scampia son sus vidas las que desaparecerán.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.