Saltar al contenido principal

Dos investiduras se celebran en Afganistán tras las presidenciales

El liderazgo de Afganistán es disputado por Ashraf Ghani (izquierda) y Abdullah Abdullah (derecha) lado a lado en una Cumbre de la OTAN en Varsovia, Polonia, el 8 de julio de 2016.
El liderazgo de Afganistán es disputado por Ashraf Ghani (izquierda) y Abdullah Abdullah (derecha) lado a lado en una Cumbre de la OTAN en Varsovia, Polonia, el 8 de julio de 2016. © Jonathan Ernst / Reuters

Segundo en las elecciones de septiembre frente al reelegido presidente Ghani, el opositor afgano Abdullah Abdullah celebró su propia ceremonia de inauguración presidencial. El día después de la firma del acuerdo de paz con los talibanes, el Gobierno aparece debilitado por esa rivalidad.

Anuncios

¿La rivalidad entre Ashraf Ghani y Abdullah Abdullah pondrá en peligro las negociaciones entre Kabul y los talibanes? Dos inauguraciones presidenciales al mismo tiempo tuvieron lugar el lunes 9 de marzo en Afganistán. Una para el presidente Ashraf Ghani, reelegido en septiembre, y la otra para el jefe del Ejecutivo Abdullah Abdullah, que llegó en segundo lugar y que no para de rechazar los resultados oficiales de la contienda presidencial.

Las conversiones de último minuto, destinadas a encontrar un acuerdo entre las partes, duraron hasta la noche del domingo pero no tuvieron éxito y en la mañana, Ashraf Ghani fue investido presidente minutos antes de la ceremonia organizada por Abdullah Abdullah.

El escenario recuerda los peores momentos de la votación en 2014, cuando los mismos protagonistas afirmaban también haber ganado. Esta vez la disputa llega mientras el Gobierno se prepara para negociar con los talibanes.

"Los talibanes le dirán al Gobierno que arreglen sus problemas y luego que vengan a hablar"

El martes 10 de marzo, un diálogo 'intraafgano' debería darse con los talibanes, las autoridades, la oposición y la sociedad civil, para intentar encontrar un acuerdo sobre el futuro del país.

Esas negociaciones, registradas en el acuerdo firmado el 29 de febrero en Doha entre Estados Unidos y los talibanes, deberían retrasarse. Ashraf se niega a cumplir uno de los principales puntos de este acuerdo, no ratificado por su Gobierno: la liberación de hasta 5.000 prisioneros talibanes a cambio de 1.000 miembros de las fuerzas afganas.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, su primer vicepresidente, Amrullah Saleh (izq) y el segundo vicepresidente, Sarwar Danish (der), hacen el juramento de investidura en Kabul, Afganistán, el 9 de marzo de 2020.
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, su primer vicepresidente, Amrullah Saleh (izq) y el segundo vicepresidente, Sarwar Danish (der), hacen el juramento de investidura en Kabul, Afganistán, el 9 de marzo de 2020. © Reuters

"Los talibanes le dirán al equipo del Gobierno que arreglen sus problemas internos y luego que vengan a hablar", predijo el analista Atta Noori, interrogado por AFP. "La unidad es su única opción si quieren ganar las negociaciones", añadió.

Los talibanes siguen oponiéndose a las elecciones en Afganistán pues nunca reconocieron el Gobierno de Kabul.

Mientras tanto, los combates se reanudaron desde que los talibanes pusieron fin a una tregua parcial de nueve días el dos de marzo y reanudaron su ofensiva contra las fuerzas de seguridad afgana, matando a decenas de personas en una semana.

Deponer los "intereses personales"

Con muy pocas ideas frescas, los dos políticos también perdieron la confianza de una gran parte de la población.

"Es imposible tener dos presidentes en un solo país", lamenta Ahmad Jawed, un hombre desempleado de 22 años, y pide a los candidatos "poner sus intereses personales de lado y luchar por el país en vez de luchar por el poder".

Los resultados definitivos de la presidencial organizada en septiembre solo fueron anunciados en febrero, especialmente debido a la presentación de 16.500 denuncias por supuestas irregularidades.

Ashraf Ghani obtuvo 50,64% de los 1.8 millones de votos tomados en cuenta. Abdullah Abdullah, que solo reunió 39,52 % de los votos, calificó ese resultado de "traición nacional".

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.