Saltar al contenido principal

El comercio de armas crece un 5,5% en el mundo y Francia aumenta sus exportaciones

Un vecino de Ayahualtempa, México, muestra varias balas disparadas en la zona en una imagen de archivo del 30 de enero de 2020.
Un vecino de Ayahualtempa, México, muestra varias balas disparadas en la zona en una imagen de archivo del 30 de enero de 2020. © Alexandre Meneghini / Reuters

Los principales exportadores de armas siguen siendo Estados Unidos y Rusia, seguidos de Francia, que vivió un fuerte incremento. Arabia Saudita fue el país que recibió más armamento a pesar de las denuncias sobre violaciones de derechos humanos que pesan sobre su Gobierno. 

Anuncios

De norte global a sur global: así viajan las armas en el mundo. Las exportan países como Estados Unidos, Rusia, Francia o Alemania y las compran Arabia Saudita, India y Egipto.

Y según el último informe del Instituto Internacional de Investigación de Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) este comercio creció. El documento concluye que entre 2015 y 2019 se compraron y vendieron un 5,5% más de armas que en el período de cinco años anterior, entre 2010 y 2014. 

Una de las regiones donde más aumentó el flujo de armamento fue Medio Oriente y sobre todo Arabia Saudita, un dato preocupante por ser uno de los protagonistas de las principales tensiones internacionales que atraviesa el mundo. "Las razones del incremento (en el comercio mundial de armas) son distintas: podemos subrayar los conflictos en Medio Oriente, también la modernización de equipamientos militares que no están conectadas con los conflictos inmediatos y (la voluntad de) la defensa en el mundo entero", explica Diego Lopes da Silva, uno de los autores del informe de SIPRI. 

La publicación también destaca a Estados Unidos y Francia entre los países que más aumentaron sus exportaciones. Además de liderar la venta de armamento mundial, el país norteamericano logró incrementar en un 23% su comercio. Francia, por su parte, vendió un 72% de armas más que hace cinco años, un porcentaje muy superior al incremento del 5,5% mundial.

Más allá de las cifras, esta tendencia creciente no es nueva: hace dos décadas el comercio de armas no deja de engrosarse, igual que el gasto de los países en defensa. "Parece que el mundo tuviera un gasto militar reducido, cuando sabemos que los niveles de comercio de armas y gasto militar después de 20 años subiendo se asemejan a los niveles de la Guerra Fría", explica Jordi Armadans, director de la Fundación para la Paz (Fundipau), con sede en Barcelona.

Estados Unidos y Rusia lideran la exportación de armas mundial.
Estados Unidos y Rusia lideran la exportación de armas mundial. © France 24

"La justificación oficial es que, como hay tensiones y conflictos, hay que aumentar los presupuestos militares para tener capacidades suficientes para afrontar estas situaciones de tensión y peligro, pero en la medida que se incrementan los presupuestos se fomenta la maquinaria bélica y termina alimentando los mismos conflictos", agrega Armadans.

Según SIPRI, el gasto militar mundial llegó a los 1,74 billones de dólares en cifras del 2017, la cifra más alta desde el final de la Guerra Fría. 

Francia, el tercer exportador de armas en el mundo

Francia es el tercer exportador de armas a nivel global: entre 2015 y 2019, vendió el 7,9% de todo el armamento del mundo y llegó a la cifra más alta registrada en el país desde 1990. Los principales receptores de sus productos militares fueron Egipto, Qatar e India, que buscan sobre todo los aviones de combate Rafale, un tipo de gran armamento que conforma un cuarto de las exportaciones de ese país.

Lopes da Silva asegura que "el impulso principal a las exportaciones francesas es el esfuerzo continuo del Gobierno en promover" la venta de armamento. "Francia ve su industria armamentística como una base necesaria de su autonomía estratégica y política. Sin embargo, la demanda interna es insuficiente (...) por eso se promueve la exportación de armas con vigor", agrega el experto.

A pesar de no ser uno de los mayores compradores de Francia, el país europeo comercia armamento con Arabia Saudita, un país "acusado de usar sus armas para cometer violaciones de Derechos Humanos", agrega Lopes da Silva. 

Arabia Saudita es el principal importador de armas

Actualmente, Arabia Saudita importa el el 12% de las armas del mundo, convirtiéndose en el país que más armamento recibe. Amnistía Internacional solicitó en 2019 un alto a la venta de armas a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU) por ser dos países que alimentan el conflicto en Yemen, donde lideran una coalición militar contra los rebeldes hutíes que disputan el poder a las fuerzas gubernamentales. A pesar de esto, varios países como Francia, España o Estados Unidos mantienen el comercio con el país saudita. 

Según el Tratado Mundial de Comercio de Armas, firmado en 2014 por varios países de la comunidad internacional, se establece que "antes de hacer una venta de armas hay que valorar el impacto que pueden suponer en el país comprador", explica Armadans. Para el director de Fundipau, el comercio con Arabia Saudita "hace saltar todas las alarmas" y supone una "hipocresía clamorosa" por parte de los países que mantienen la venta de armas al reino saudita. 

Francia y Estados Unidos son de los países que crecieron más en exportaciones de armas entre 2015 y 2019.
Francia y Estados Unidos son de los países que crecieron más en exportaciones de armas entre 2015 y 2019. © France 24

De hecho, hay algunos países que ni siquiera se acogen al Tratado Mundial, como Estados Unidos, por lo que la gran potencia mundial y mayor exportador de armas no está sujeta a ninguna restricción internacional para comerciar con armamento. 

Libia recibe armamento internacional a pesar del embargo de la ONU

Otra de las informaciones más preocupantes del informe de SIPRI es el caso de Libia. A pesar de no poder estimar el volumen de armas que entraron al país en guerra, la organización internacional afirmó tener registro de que "las dos partes", tanto el Gobierno apoyado por Naciones Unidas como los insurgentes dirigidos por el militar Khalifa Haftar, "recibieron armas del exterior en una clara violación del embargo de armamento de las Naciones Unidas" impuesto en 2011. 

Según SIPRI, el Gobierno reconocido por la ONU recibió un "número desconocido de vehículos blindados y vehículos aéreos sin piloto" de Turquía, mientras que los rebeldes usan vehículos blindados de Jordania y los EAU y aviones de combate de Egipto. "Ningún país ha sido sancionado por eso", detalla la publicación.

El SIPRI asegura que la mayor parte de armamento que llega a Libia lo hace a través de los EAU, un país que importa el 3,4% de todas las armas del mundo especialmente de Estados Unidos, que realiza las ventas del 68% del armamento que recibe el país árabe. 

Armadans es contundente: "Las grandes potencias y los países que configuran el núcleo de poder político en la comunidad internacional son altamente irresponsables en sus actuaciones" y recuerda que los cinco países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU están entre los seis que más armas exportan (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y China).

"Es una evidencia de que no se toman en serio la situación de seguridad en el mundo (...) Estos cinco países deberían dar más ejemplo y ser más coherentes", concluye Armadans.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.