Saltar al contenido principal

Inicia el juicio contra los sospechosos por derribar el vuelo MH17 en Ucrania en 2014

Los fiscalesThijs Berger, Dedy Woei-a-Tsoi y Ward Ferdinandusse durante el juicio contra los cuatros sospechosos del derribo del avión del vueno MH17 de Malaysia Airlines, en Badhoevedorp, Holanda, 9 de marzo de 2020.
Los fiscalesThijs Berger, Dedy Woei-a-Tsoi y Ward Ferdinandusse durante el juicio contra los cuatros sospechosos del derribo del avión del vueno MH17 de Malaysia Airlines, en Badhoevedorp, Holanda, 9 de marzo de 2020. REUTERS - PIROSCHKA VAN DE WOUW

Cuatro hombres, tres rusos y un ucraniano, serán juzgados por rebeldía en Ámsterdam, Países Bajos, al no presentarse en el juicio. Los cuatro fueron acusados por la justicia de derribar el Boeing 777 de la compañía Malaysia Airlines en el que murieron 298 personas.

Anuncios

Sergei Dubinski, Igor Guirkin, Oleg Pulatov y Leonid Karchenko. Esos son los nombres de los cuatro sospechosos, tres rusos y un ucraniano, imputados por la fiscalía holandesa por la tragedia del vuelo MH17 en el este de Ucrania. Según los investigadores, los cuatro serían los responsables de haber transportado al este de Ucrania el sistema de misiles antiaéreos BUK.

El Boeing 777 de la aerolínea Malaysia Airlines salió de Ámsterdam con destino Kuala Lumpur el 17 de julio de 2014. Sin embargo, el aparato explotó en pleno vuelo tras ser alcanzado por un misil BUK de fabricación soviética, justo cuando volaba sobre la zona del conflicto armado entre los separatistas pro-rusos y el ejército ucraniano en el este del país.

Los 298 ocupantes murieron, 196 de ellos de nacionalidad holandesa así como los 15 miembros de tripulación.

Imagen de archivo. Una pieza de la cabina del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en Grabove, en Ucrania, el 20 de julio de 2014.
Imagen de archivo. Una pieza de la cabina del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en Grabove, en Ucrania, el 20 de julio de 2014. © Bulent Kilic / AFP

Las familias de las víctimas esperan que "se haga justicia"

Con el juicio que comenzó este lunes 9 de marzo en el Tribunal de Schiphol, Holanda, las familias de las víctimas esperan que "se haga justicia". Y, de paso, confían en encontrar respuestas a las preguntas surgidas hace 5 años como, por ejemplo, “¿cuál fue el rol de Rusia en la tragedia?”, explicó Piet Ploeg, presidente de la Asociación Holandesa de Víctimas.

La justicia holandesa emitió órdenes de captura internacional contra los cuatro sospechosos. No obstante, ni Rusia ni Ucrania han extraditado a sus ciudadanos requeridos por Tribunales extranjeros. De ahí que no estén presentes durante un juicio que podría durar unos cinco años y en el que serán juzgados por rebeldía en su ausencia.

De los cuatro sospechosos, Guirkin, de 49 años, es un antiguo espía ruso que ayudó a dar inicio a la guerra en Ucrania. Dubinski, de 57 años, también tiene lazos con la inteligencia rusa y ha servido como jefe de inteligencia militar de los separatistas. Sería él quien habría pedido el sistema de misiles en cuestión.

Pulatov, de 53 años, fue un soldado de las fuerzas especiales rusas, que habría ayudado a transportar el misil a Ucrania, mientras que Karchenko, de 48 años, lideraba una unidad separatista en el este de Ucrania y proporcionó la seguridad de la plataforma de lanzamiento.

Los cuatro acusados podrían ser sentenciados a cadena perpetua.

Informe desde Moscú: Tras 6 años, comienza el juicio por el derribo del vuelo MH17

Un juicio en el que participa un equipo de investigación internacional

El derribo del MH17 fue investigado por las autoridades holandesas con la ayuda de Australia, Bélgica, Malasia y Ucrania. Después de cinco años de investigación, los cuatro sospechosos fueron imputados en 2019.

El misil BUK fue disparado desde territorio rebelde, donde fue entregado por Rusia proveniente de la 53ra brigada antiaérea rusa con base en Kursk. Tras estas conclusiones reveladas en 2018, tanto Holanda como Australia han responsabilizado a Moscú.

El tesorero de la la Asociación de Víctimas del MH17, Anton Kotte (derecha), habla con el presidente de la organización (izquierda), cuando llegan al juicio.
El tesorero de la la Asociación de Víctimas del MH17, Anton Kotte (derecha), habla con el presidente de la organización (izquierda), cuando llegan al juicio. © Kenzo Tribouillard / AFP

Sin embargo, la investigación continúa pues aún se espera dar con los responsables de haber disparado el misil, lo cual significaría nueva inculpaciones.

En noviembre de 2019 revelaron conversaciones telefónicas que demostrarían "estrechos lazos" entre los sospechosos y altos mandos rusos, entre ellos Vladislav Surkov, consejero del presidente Vladimir Putin, así como del ministro ruso de Defensa.

Rusia siempre ha negado su participación en los hechos e incluso ha querido formular otras explicaciones culpando a Kiev. Incluso el pasado viernes 6 de marzo, la portavoz de Asuntos Exteriores rusa, Maria Zakharova,  acusó a los Países Bajos de “querer presionar al tribunal” holandés.

"En los últimos días previos a la audiencia, se ha hecho de todo para llenar los vacíos en las pruebas presentadas y camuflar la falsificación de los hechos de esta versión por adelantado", agregó la portavoz.

Por su parte, el primer ministro holandés Mark Rutte, indicó que "temo que este proceso no será el final de todo el juicio. La investigación de otras personas continúa".

France 24 con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.