Nizzolo gana la 2ª etapa de la París-Niza en una jornada negra para Quintana

3 min
Anuncios

Châlette-sur-Loing (Francia) (AFP)

La segunda etapa de la París-Niza, ganada este lunes por el italiano Giacomo Nizzolo (NTT), se convirtió en una trampa para algunos de los favoritos a la victoria final, como el colombiano Nairo Quintana o el francés Julian Alaphilippe.

El alemán Maximilian Schachmann (Bora) conservó el maillot de líder luego de esta etapa llana de 166,5 kilómetros, que complica las posibilidades en la general de Quintana.

El colombiano se vio implicado en una caída a 25 kilómetros de la línea de meta, cuando el pelotón rodaba a gran velocidad.

Su retraso en meta se elevó a cerca de un minuto y medio, al igual que Alaphilippe, retrasado por un pinchazo.

"Se puede decir que no tuve suerte. Creo que hice una buena carrera, concentrado en una jornada complicada por la meteorología. Estaba en cabeza en el momento de pinchazo. El tiempo de cambiar de bicicleta y ya me encontré en el tercer o cuarto grupo", comentó Alaphilippe.

"No voy a decir que mi carrera se ha acabado, pero penaliza de cara a la clasificación general", añadió.

El ciclista colombiano, por su parte, queda ahora a 1:50 del líder en la general, mientras que el francés pierde 1:32 con respecto a Schachmann.

En cambio, el colombiano Sergio Higuita y el italiano Vincenzo Nibali, que finalizaron en el grupo de cabeza, de una docena de corredores, firmaron una excelente operación de cara a la general.

Higuita es cuarto en la general, a 23 segundos del líder y Nibali es noveno, a 28 segundos de la cabeza.

La jornada estuvo marcada por el mal tiempo. En el tramo final, el eslovaco Peter Sagan (Bora) provocó una fractura en el pelotón que dejó descolgado a otro francés, Thibaut Pinot, quien perdió algo menos de 20 segundos.

"No me esperaba tanta lluvia. Mis compañeros me ayudaron en varias ocasiones a seguir en cabeza y después rompimos el pelotón. En los últimos kilómetros, Peter (Sagan) ha estado extraordinario tirando de todos al máximo", explicó Schachmann, que cuenta con 15 segundos de ventaja sobre Nizzolo y 21 sobre el belga Jasper Stuyven.

- Buena operación para Higuita -

"La situación era ideal para nosotros y hemos podido aumentar la ventaja en la cabeza de la clasificación general. Es un buen augurio, pero Sergio Higuita también ha realizado una gran operación... y será uno de los más fuertes en la montaña", advirtió el líder.

En la meta, Nizzolo fue el más rápido en el grupo de seis corredores que se adelantó al pelotón.

El italiano (31 años), que ganó en dos ocasiones la clasificación por puntos del Giro, superó al alemán Pascal Ackermann y al belga Jasper Stuyven.

En la llegada a Châlette-sur-Loing, el público estuvo alejado de la línea de meta en el marco de las medidas de prevención contra el nuevo coronavirus.

El martes, la tercera etapa, entre Châlette-sur-Loing y La Châtre, tendrá un trazado llano de 212,5 kilómetros.