Saltar al contenido principal

La UE quiere poner fin a los "vuelos fantasmas" causados por el coronavirus

Anuncios

Bruselas (AFP)

La Comisión Europea expresó este martes su voluntad de apoyar al sector de la aviación, castigado por el nuevo coronavirus, permitiendo que las aerolíneas mantengan sus horarios de despegue y aterrizaje pese a no operar ningún vuelo.

"Queremos facilitar a las aerolíneas el mantenimiento de sus franjas horarias en los aeropuertos aunque no operen vuelos debido al brote", anunció la titular del ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, sin aceptar preguntas de la prensa.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) había llamado a principios de marzo a "suspender" las reglas que asignan las franjas horarias a las aerolíneas, al representar una carga para estas compañías desde la aparición del COVID-19.

Casi la mitad de los pasajeros en todo el mundo salen de más de 200 aeropuertos con reglas de coordinación de franjas horarias, que requieren que las aerolíneas operen al menos el 80% de las asignadas, so pena de perder sus derechos a ese horario.

Tras reconocer el "deterioro" del sector, Von der Leyen explicó que se presentará "rápidamente" una reforma de la legislación europea sobre las franjas horarias que, a continuación, deberán negociar con la Eurocámara y los países miembros de la UE.

"Es una medida temporal", que "aliviará la presión sobre la industria" y "disminuirá las emisiones (de gases contaminantes), pero evitando los llamados 'vuelos fantasmas'", agregó en referencia a los vuelos operados con pocos pasajeros para no perder la franja.

La IATA calculó a principios de marzo que las aerolíneas podrían perder hasta 113.000 millones de dolares en ingresos en 2020 debido al impacto del nuevo coronavirus, que ya afecta a más de 100.000 personas y más de 100 países y territorios en el mundo.

Italia, con 9.172 casos de contagio y 463 muertos, es el país más afectado por el brote del nuevo coronavirus por detrás de China continental (80.754 casos, 3.136 decesos), donde se originó en diciembre.

Numerosas aerolíneas europeas redujeron considerablemente en los últimos días sus vuelos hacia y desde Italia debido a una drástica caída de la demanda, que ya obligó a la británica Flybe, que ya enfrentaba problemas, a declararse en bancarrota.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.