Saltar al contenido principal
Migrantes

Tensión en la frontera greco-turca: los migrantes en la primera línea del conflicto

Organizaciones humanitarias denuncian que los migrantes están en la primera línea de un conflicto que no les corresponde.
Organizaciones humanitarias denuncian que los migrantes están en la primera línea de un conflicto que no les corresponde. © France 24

La frontera greco-turca es el epicentro de una nueva crisis migratoria. Allí se concentran refugiados y solicitantes de asilo que intentan llegar a Europa, esto después de que el Gobierno turco anunciara la apertura de su frontera. La crisis humanitaria se agudiza y ni Ankara, ni Atenas, asumen responsabilidades. Ahora los migrantes están en medio de un enfrentamiento geopolítico entre Turquía, Siria, Rusia y la Unión Europea.

Anuncios

Miles de refugiados se movilizan hacia Edirne, en Turquía, para intentar pasar hacia Europa. Pero en Grecia los esperan con gases lacrimógenos y deportaciones.

Es una realidad que se vive en la frontera greco-turca después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunciara que abriría su frontera para permitir el paso de los migrantes, haciendo caso omiso al acuerdo firmado en 2016 con la Unión Europea para que el país se hiciera cargo de miles de refugiados. 

Pero ahora Turquía teme que el conflicto en Siria desencadene una nueva ola migratoria y además busca presionar a la Unión Europea para que tome parte en la guerra que tiene su epicentro en Idlib. 

Turquía no era el destino final para sirios, afganos, iraníes y africanos que salieron en busca de una vida mejor. Pero hasta allí llegaron por los bloqueos de la Unión Europea. "No nos importa lo que digan, ya sean países árabes o países europeos, solo queremos una solución. ¿A dónde podemos ir? Ya no tenemos hogar, ni trabajo. No queremos nada, lo único que queremos es seguridad", señala Khalem Jasem, migrante procedente de Idlib.

Esta imagen tomada desde el lado griego de la frontera entre Grecia y Turquía, cerca de Kastanies, muestra a los inmigrantes que esperan en el lado turco el 2 de marzo de 2020.
Esta imagen tomada desde el lado griego de la frontera entre Grecia y Turquía, cerca de Kastanies, muestra a los inmigrantes que esperan en el lado turco el 2 de marzo de 2020. © AFP

Y actualmente están concentrados en ese lugar. Si bien Turquía ya no hace de muro de contención, Grecia no los deja pasar y a quienes lo logran, los arrestan. Los migrantes están en una especie de encerrona. En un lado, Grecia los espera con bloqueos y en el otro, policías turcos fueron desplegados para detener el retroceso de los migrantes hacia su territorio.

Atenas, por su parte, informó que no recibirá solicitudes de asilo por lo menos durante un mes. 

Organizaciones humanitarias denuncian que los migrantes están en la primera línea de un conflicto que no les corresponde: "Es muy, muy triste, que veamos nuevamente a seres humanos tratados como armas políticas", asegura Francesco Rocca, presidente de la FICR. 

En Lesbos se concentra también la crisis. Cientos de personas cruzaron en los últimos días el mar Egeo, pero quienes lograron llegar a Grecia enfrentan un futuro incierto. El Gobierno griego los lleva a un cuartel militar, a bordo de un buque, para estudiar sus casos. Organizaciones de Derechos Humanos denuncian que al final, serán deportados. 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.