Saltar al contenido principal

¿Qué tiene el Covid-19 que es capaz de contagiar hasta a las bolsas del mundo?

La sala principal del mercado bursátil de Kuwait permaneció cerrada para los corredores de bolsa el 1 de marzo de 2020.
La sala principal del mercado bursátil de Kuwait permaneció cerrada para los corredores de bolsa el 1 de marzo de 2020. © Stephanie McGehee / Reuters

El de este 9 de marzo de 2020 fue un lunes bursátil para el olvido: las principales bolsas de valores de todos los continentes se desplomaron por el pánico que generó una guerra entre las principales potencias petroleras. Pero esta turbulencia tiene un protagonista de fondo: el coronavirus.

Anuncios

Quienes se atreven a invertir su dinero en las bolsas de valores del mundo suelen estar entrenados para todo, especialmente para pasar de la euforia al llanto en cuestión de segundos. Pero pocos se imaginaban que lo que empezó como un virus en un mercado de alimentos chino iba a causar estragos semejantes a los de la crisis económica mundial de 2008.

El Covid-19 ya no solo está cobrando vidas humanas. Con el pasar de los días y a medida que aumenta el nerviosismo por su propagación, las consecuencias económicas se hacen más visibles.

El fantasma de una posible pandemia ha venido rondando por las bolsas de valores del mundo (y generando pérdidas), pero la jornada de este lunes 9 de marzo tuvo un condimento adicional: una aparente puja entre las potencias petroleras mundiales que impactó los precios del petróleo.

Todos los caminos conducen al coronavirus

Que las bolsas mundiales hayan mostrado su peor rostro en décadas durante este lunes no es gratuito. Los analistas económicos les dieron nombre propio a los culpables del colapso bursátil: Rusia y Arabia Saudita, los principales productores mundiales de petróleo.

La crisis sanitaria por la propagación del coronavirus ha disminuido la demanda mundial de crudo. Sin embargo, estos dos países no solo no pudieron lograr un acuerdo para poner menos barriles en el mercado para regular su precio, sino que advirtieron que producirían más.

Después de los anuncios, el precio del crudo sufrió su mayor caída en un día desde la Guerra del Golfo de 1991 y, en el caso de la referencia WTI de Estados Unidos, se ubicó en poco más de 31 dólares por barril, el menor valor desde febrero de 2016.

La relación entre el precio del petróleo y las monedas locales de los países es inversamente proporcional: si la cotización sube, las monedas bajan con respecto al dólar.

El consultor financiero Andrés Moreno Jaramillo dijo en France 24 que “las economías dependen del petróleo y hay una relación negativa entre la moneda local y su precio, que no es rentable por debajo de 30 o 35 dólares por barril”.

Un desplome que le dio la vuelta al mundo

Los principales índices de las bolsas de Asia, que ya venían de una semana difícil, fueron los primeros en reaccionar negativamente este lunes a los anuncios de Rusia y Arabia Saudita y, como si se tratara del mismo virus, fueron contagiando a sus vecinas plazas bursátiles europeas.

France 24
France 24 © France 24

Las caras largas también fueron la constante en los mercados bursátiles de América Latina. En Estados Unidos, los índices más importantes registraron su mayor caída porcentual en un solo día desde diciembre de 2008, en plena crisis financiera. La negociación tuvo que ser suspendida por unos minutos para calmar los ánimos de los inversionistas y estabilizar las negociaciones.

France 24
France 24 © France 24

El presidente Donald Trump, quien a menudo señala al mercado de valores como un indicador de su buen historial económico, acusó a Rusia y Arabia Saudita del mal día en el mercado de valores, aunque afirmó que es una “buena noticia para el consumidor, porque los precios de la gasolina bajan”.

Para calcular la magnitud de las pérdidas, basta con poner un ejemplo como este: las acciones de Boeing Co., el fabricante estadounidense de aviones, fueron unas de las que más bajaron el lunes, un 13,4%. Esto quiere decir que su valor en la bolsa pasó de 167.000 millones de dólares el viernes pasado a 147.000 millones de dólares este lunes. Perdió alrededor de 20.000 millones de dólares en apenas un día hábil.

Así varió el dólar en varios países de América Latina el lunes 9 de enero de 2020.
Así varió el dólar en varios países de América Latina el lunes 9 de enero de 2020. © France 24

La mala racha en los mercados de valores impactó las monedas locales

El dólar es el feliz ganador del pésimo comportamiento de las ruedas accionarias mundiales. En América Latina, su valor se apreció mucho más de lo que ya lo había hecho durante las semanas anteriores. En plata blanca, esto significa que una persona requiere más cantidad de su divisa local para comprar un dólar.

Por ejemplo, quien en Colombia compraba el viernes un dólar en 3.587 pesos, este lunes lo haría en 3.812 pesos. El peso mexicano registró su valor más bajo desde hace más de tres años, cuando tomó posesión el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Las monedas de Brasil, Argentina y Chile, por su parte, continúan cerrando en mínimos históricos frente al dólar.

En la apertura de los mercados asiáticos del miércoles, el dólar y las monedas comenzaron a recuperar su valor, aunque los analistas creen que no será suficiente para recuperar las pérdidas de una larga y dramática jornada anterior.

France 24 con Reuters y AFP

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.