Saltar al contenido principal

La UE y Erdogan revisarán la implementación del acuerdo migratorio

El presidente turco Tayyip Erdogan junto a Charles Michel, presidente del Consejo Europeo y Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea se reunieron para discutir del tratado migratorio en Bruselas, Bélgica el 9 de marzo de 2020.
El presidente turco Tayyip Erdogan junto a Charles Michel, presidente del Consejo Europeo y Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea se reunieron para discutir del tratado migratorio en Bruselas, Bélgica el 9 de marzo de 2020. REUTERS - POOL

El presidente turco hizo una visita relámpago a Bruselas este 9 de marzo para tratar sobre el acuerdo migratorio firmado en 2016 con la Unión Europea. Ambas partes acordaron revisar lo firmado en medio de la tensión en la frontera turco-griega, donde miles de refugiados sirios han intentado cruzar la frontera con Grecia.

Anuncios

Fue un lunes de agenda llena para Recep Tayipp Erdogan, quien viajó a Bruselas con el tema migratorio como eje central. Estuvo en conversaciones con el secretario general de la OTAN, Jen Stoltenberg, luego se reunió con Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea y con Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.

En la OTAN, el presidente turco pidió "solidaridad" de los aliados para reforzar la seguridad en Turquía, enfrentada con el gobierno de Bashar al Assad en la vecina Siria. Stoltenberg, por su parte, explicó que la alianza estudiará más posibilidades de acción pero recalcó que el tema de los refugiados es "un reto común que requiere soluciones comunes" e instó a Erdogan a hacer su parte para "lograr una solución a largo plazo a la crisis".

La Unión Europea urge a Turquía que cumpla con sus compromisos

Lo que importa a la Unión Europea es que Turquía cumpla con lo acordado en 2016. En ese acuerdo Ankara se comprometió a reducir de manera contundente la llegada de refugiados y migrantes a las fronteras europeas para evitar una crisis migratoria como la de 2015. A cambio, Turquía, que acoge en su suelo unos 3.7 millones de refugiados sirios, recibe 6.000 millones de euros de fondos comunitarios.

Sin embargo, Erdogan empezó a permitir la llegada de miles de refugiados a la frontera con Grecia hace unos días, para presionar al bloque y obtener su apoyo en Siria, en especial en Idlib, donde se han registrado duros enfrentamientos tropas turcas, aliadas con los rebeldes que controlan la región, y el ejército sirio, que han dejado numerosos muertos y heridos en ambos bandos.

Desde el pasado 28 de febrero, miles de refugiados de Siria y otros países se agolpan en la frontera terrestre con Grecia, donde se han  presentado varios enfrentamientos con la policía griega. Cientos han llegado también a la isla de Lesbos, donde el atestado campo de Moria no da abasto para albergar más refugiados, muchos de ellos mujeres y niños. La UE acusó a Ankara de usar a los migrantes "con fines políticos". La verdad es que estos son presa de un juego geopolítico que involucra a Turquía, la Unión Europea, Rusia y Siria, entre otros.

La posición de Turquía es que, como miembro de la OTAN, debería contar con el respaldo de la alianza atlántica en su enfrentamiento con Siria.

Los cancilleres turco y europeo repasarán al acuerdo en los próximos días

Al cabo de la tensa reunión solo los europeos asistieron a una rueda de prensa y no se firmó un comunicado conjunto. Erdogan regresó a su país. "Tuvimos la ocasión de compartir nuestras diferentes opiniones sobre el acuerdo (...) Intentamos clarificar ciertas posiciones, interpretaciones, comentarios sobre la aplicación de este acuerdo", explicó Charles Michel.

El presidente del Consejo aclaró a Erdogan el compromiso financiero de la Unión, señalándole la diferencia entre los medios que ya fueron pagados y desembolsados de procesos ya finitos así como los medios que están por ser entregados.

"El acuerdo de 2016 sigue siendo válido y abordamos cómo tener un entendimiento común sobre lo que falta y lo que ya se aplica", explicó Ursula Von der Leyen. Ahora, el canciller turco Mevlut Cavusoglu y su homólogo europeo, Josep Borrell, deben citarse en los próximos días para revisar el acuerdo y su cumplimiento.

Cavusoglu indicó este martes que el acuerdo con la UE debe ser revisado y dijo que espera poder trabajar de manera constructiva, con sinceridad de parte de la UE si debe "trazarse una hoja de ruta" en vista de los últimos acontecimientos en Siria. De hecho, cerca de un millón de desplazados por la violencia presionan la frontera turca desde que empezaron los bombardeos de la aviación siria y rusa contra las posiciones de los rebeldes en Idlib, en diciembre pasado.

Entre tanto, este martes 10 de marzo el propio Erdogan anunció que Merkel y Macron se reunirán con él en Estambul el próximo 17 de marzo y dijo que si el británico Boris Johnson también puede asistir, la cumbre, para continuar discutiendo la crisis migratoria y la situación en Siria, sería entre los cuatro.

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.