Saltar al contenido principal

Joe Biden se encamina a la candidatura demócrata con una sólida victoria en Michigan

El precandidato presidencial demócrata Joe Biden y su esposa Jill participan de un acto de campaña en Filadelfia, Pensilvania, el 10 de marzo de 2020.
El precandidato presidencial demócrata Joe Biden y su esposa Jill participan de un acto de campaña en Filadelfia, Pensilvania, el 10 de marzo de 2020. © Brendan McDermid / Reuters

El ex vicepresidente logró un claro triunfo en Michigan, el más importante de los seis estados que intervinieron en las primarias demócratas celebradas el martes 10 de marzo. Mississippi, Missouri y Idaho completaron la noche triunfal de Biden, que amplía la brecha con Bernie Sanders.

Anuncios

Joe Biden extendió su gran momento en las primarias demócratas y dio un paso firme para quedarse con la candidatura presidencial. La jornada del martes 10 de marzo le entregó al ex vicepresidente la victoria en cuatro de los seis estados en juego, incluido Michigan, el más relevante de la votación.

En una carrera prácticamente reservada para dos (más allá de que aún sigue su campaña la representante Tulsi Gabbard), Biden amplió las distancias con el senador Bernie Sanders, fortalecido con el respaldo de amplios sectores del Partido Demócrata, refrendado en una serie de triunfos electorales importantes.

Si el supermartes había marcado la recuperación de Biden tras un comienzo infructuoso, el 'mini supermartes' le entregó la certeza de que su trayecto a la nominación presidencial avanza a paso firme.

Michigan, que tenía 125 delegados para la Convención Nacional Demócrata en juego, otorgó un fuerte apoyo al antiguo ladero de Barack Obama. Más del 52% de los votantes apoyó a Biden frente a más de un 36% que respaldó a Sanders, un resultado magro donde, cuatro años antes, el legislador por Vermont había logrado un espaldarazo al vencer a Hillary Clinton.

Missouri (68) delegados, Mississippi (36) e Idaho (20) también mostraron inclinación por Biden, mientras que Dakota del Norte (14) quedó para Sanders y en Washington (89) se presentó un escenario de "empate técnico".

Los ánimos de los principales candidatos quedaron demostrados después de la noche de votación. Mientras Sanders optó por el silencio, Biden salió a recordar que "ahora estamos muy vivos", cuando muchos habían "declarado que esta candidatura estaba muerta".

Asimismo, con la seguridad de quien ya vislumbra su postulación, el exvicepresidente agradeció a Sanders y sus seguidores "por su energía incansable y su pasión" y subrayó que "los necesitamos, los queremos y hay un lugar en nuestra campaña para cada uno de ustedes".

"Compartimos un objetivo común y juntos venceremos a Donald Trump", subrayó Biden.

Según datos de la agencia AP, Biden habría obtenido al menos 153 nuevos delegados el martes 10 de marzo contra 89 de Sanders.

Sanders sale tocado de Michigan y su campaña entra en zona de riesgo

Para Sanders, no hubo mucho qué destacar. Tras la conmoción que significó el rápido apoyo de precandidatos demócratas salientes y encumbrados dirigentes demócratas a Biden, optó por endurecer su discurso contra el ex vicepresidente, pero no pareció traerle resultados.

El precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Bernie Sanders, celebra un acto de campaña en Santa Ana, California, el 21 de febrero de 2020.
El precandidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Bernie Sanders, celebra un acto de campaña en Santa Ana, California, el 21 de febrero de 2020. © Mike Blake / Reuters

Además, concentró sus energías en Michigan para intentar repetir el golpe que asestó a Clinton en 2016.

Su apuesta era la presunta capacidad para atraer el voto de la clase trabajadora y la atracción de una amplia base de nuevos votantes jóvenes, pero los números no acompañaron esa presunción. El apoyo juvenil no fue suficiente para mantenerlo competitivo, mientras que el voto afroamericano otra vez se volcó en su gran mayoría por su contrincante.

"No hay recubrimiento de azúcar. Esta noche fue una difícil", admitió en Instagram la representante de Nueva York, Alexandria Ocasio-Cortez, una de las figuras jóvenes progresistas del partido que más respalda a Sanders.

La campaña del senador ahora tendrá que recalcular la estrategia para ver si aún cuenta con opciones de recuperar terreno. Sin eventos programados y con la preocupación por el coronavirus amenazando la realización de actos de gran magnitud, el próximo escenario sería el debate programado para el 15 de marzo en Arizona, previo a las primarias en ese estado, Florida, Illinois y Ohio, el 17 de marzo.

Se suman voces a favor de Biden

Tras otra jornada exitosa el 10 de marzo, Joe Biden recibió más respaldo por parte de dirigentes demócratas y líderes de poderosos grupos liberales.

Bradley Beychok, presidente y cofundador del comité de acción política liberal American Bridge 21st Century, indicó que su grupo respaldará a Biden y lanzó el que llamó "su primer aviso para la elección general" en Pensilvania.

En la misma línea se expresó Guy Cecil, presidente de Priorities USA, la mayor organización recaudadora de fondos para los demócratas a nivel nacional, que puso su poder a disposición de Biden porque "las matemáticas ahora son claras" y consideran que la nominación será para el ex vicepresidente.

Mientras, las voces en el aparato demócrata cierran filas con Biden. Una de ellas, la del congresista Jim Clyburn, apoyo clave para su victoria en Carolina del Sur, quien reclamó al partido "acabar con las primarias", cancelar los debates venideros y darle la candidatura al ex vicepresidente de la era Obama.

Con AP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.