Saltar al contenido principal

El BCE, listo para sacar su arsenal monetario frente al coronavirus

Anuncios

Fráncfort (AFP)

Es el único gran banco central que no ha reaccionado aún ante el avance de la epidemia de coronavirus, pero se prevé que el Banco Central Europeo (BCE) anuncie el jueves por la tarde medidas importantes frente a esta amenaza inédita y difícil aún de evaluar.

"El BCE podría inyectar algo de calma en este momento de pánico en los mercados que recuerda la crisis financiera de 2008-2009", explica Bruno Cavalier, economista en Oddo Seydler.

El jueves, las principales bolsas europeas abrieron con bajas superiores al 5%, en reacción al anuncio realizado por el presidente Donald Trump, que prohíbe temporalmente la entrada a Estados Unidos de extranjeros procedentes de Europa.

Esta pandemia, que perturba la vida diaria de millones de personas, corre el riesgo de provocar un colapso financiero de consecuencias imprevisibles y será "la primera gran prueba para Christine Lagarde", que dirige el BCE desde noviembre, agrega Cavalier.

El 3 de marzo, la Reserva Federal estadounidense, la Fed, bajó sus tasas un 0,5%, sin esperar a su reunión de mediados de mes. El miércoles fue imitada por el Banco de Inglaterra.

En 2008, los bancos centrales respondieron de manera coordinada a la crisis de las "subprime", pero esta vez cada uno reacciona por separado y pone a los otros "bajo presión o incluso en dificultades", estima Eric Dor, director de investigación en el Instituto de economía científica y de gestión (IESEG).

La Fed ha calmado poco a los mercados y ha fortalecido el euro frente al dólar. Esto pone en aprietos al BCE ya que un euro fuerte merma la competitividad de la zona euro y reduce las presiones inflacionarias.

- Margen de maniobra limitado -

Pero nadie duda de que el BCE publicará el jueves su receta anticoronavirus, pese a su reducido margen de maniobra ya que su tasa principal, que permite la refinanciación de los bancos, está ya a cero desde 2016.

En un lacónico comunicado publicado la semana pasada, la institución prometió medidas "apropiadas" y sobre todo "precisas" para hacer frente a la epidemia.

El jueves, podría anunciar préstamos bancarios con condiciones favorables para las pequeñas y medianas empresas que tienen dificultades, con el fin de ayudar a las compañías especialmente afectadas por la epidemia a llegar a fin de mes, indicó a la AFP una fuente cercana al BCE.

La institución podría decretar una nueva bajada de las tasas destinada a estimular la oferta de créditos aunque esta política de tipos de interés bajos ya ha generado fuertes críticas contra el BCE, sobre todo de parte de Alemania.

Para que la política monetaria no sea el único instrumento, Lagarde conversó el martes a los jefes de gobierno europeos. La presidenta desea que los dirigentes tomen también sus responsabilidades y subrayó que los efectos de la pandemia son por ahora "difíciles de prever", según las mismas fuentes.

Alemania, ya criticada por el BCE por su reticencia a recurrir al gasto público, prometió esta vez "hacer lo necesario", indicó la canciller Angela Merkel, quien se mostró dispuesta incluso a renunciar a su dogma del déficit cero.

Italia, por su parte, anunció el miércoles un paquete de ayuda financiera de 25.000 millones de euros para hacer frente a la epidemia, que castiga especialmente a este país europeo, ya fragilizado por su enorme deuda pública.

La UE también mencionó una ayuda excepcional que podría llegar hasta 25.000 millones de euros, a partir del uso de 7.500 millones de euros en fondos de cohesión no utilizados que podrían destinarse a medidas de respuesta al coronavirus.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.