Saltar al contenido principal

Presidente de US Soccer dimite en medio de pleito con jugadoras por igualdad salarial

Anuncios

Los Angeles (AFP)

El presidente de la Federación estadounidense de fútbol (US Soccer), Carlos Cordeiro, anunció este jueves su dimisión y se disculpó por los argumentos utilizados por el organismo en el pleito judicial que sostienen con la selección femenina, que generaron una ola de críticas en su contra.

Hace casi un año las jugadoras estadounidenses presentaron una demanda para recibir las mismas ganancias que la selección masculina y reclamaron un pago retroactivo de 66 millones de dólares en virtud de la Ley de Igualdad de Salario, a lo que US Soccer se opone.

En un expediente presentado el martes en este caso ante una corte federal de Los Ángeles, la federación presentó argumentos para intentar justificar la desigualdad de pagos. Entre ellos, alegó que las condiciones hostiles que afronta la selección masculina cuando juega en canchas de México o Centroamérica "no se comparan con nada de lo que la selección femenina debe enfrentar".

La federación también sostuvo que "el trabajo de un jugador (de la selección masculina) requiere un nivel más alto de destreza basado en velocidad y fuerza que una jugadora" de la femenina, además de subrayar que el equipo de hombres aporta más audiencia e ingresos televisivos a la federación que el de mujeres.

La revelación de estos argumentos provocó una escalada de reacciones contra la federación y el propio Cordeiro, entre ellas del comisionado de la MLS, patrocinadores como Coca-Cola y la actual Balón de Oro femenina, Megan Rapinoe, líder de la selección que el miércoles se proclamó campeona de la SheBelieves Cup.

En el ojo del huracán, Cordeiro decidió dimitir este jueves, el mismo día en que el mundo del deporte estadounidense -US Soccer incluido- se veía forzado a cancelar sus competencias frente al avance de la pandemia del coronavirus.

"Los argumentos y el lenguaje usados en el expediente legal de esta semana causaron gran ofensa y dolor, especialmente en nuestro extraordinario equipo nacional femenino, que merece mucho más. Fue inaceptable e inexcusable", dijo Cordeiro en su carta de renuncia.

- Argumentos "misóginos y sexistas" -

Entrevistada antes de la dimisión, Megan Rapinoe reprochó con dureza a Cordeiro por los alegatos del expediente.

"De alguna manera hemos sentido que esos son algunos de los sentimientos que ha habido como trasfondo por un largo tiempo", dijo Rapinoe a ESPN. "Pero ver eso como argumento tan descaradamente misógino y sexista contra nosotras es realmente decepcionante".

La delantera, conocida también por su labor como activista por los derechos LGBTI, hizo estas declaraciones un día después de levantar con su selección el trofeo de la SheBelieves Cup en el que Estados Unidos, actual campeona mundial, se impuso brillantemente con victorias frente a sus tres rivales.

El comisionado de la Liga estadounidense de fútbol (MLS), Don Garber, también reprobó el jueves los argumentos de la federación diciendo que le dejaron "sorprendido y enfadado".

Le expresé a Cordeiro "en términos inequívocos lo inaceptables y ofensivas que me parecían las declaraciones en ese expediente", dijo Garber en un comunicado.

En su carta de renuncia, el presidente de la federación se justificó alegando que no pudo revisar todo el expediente antes de ser presentado.

"Asumo la responsabilidad por no hacerlo", declaró Cordeiro, de madre colombiana, que ocupaba el cargo desde 2018 con un mandato de cuatro años.

La vicepresidenta Cindy Parlow Cone será quien asuma la presidencia en su lugar.

En referencia al pleito, la posición de Cordeiro era que US Soccer podía ofrecer una compensación idéntica a los dos combinados en todos los partidos controlados por este organismo.

Sin embargo, el ejecutivo alegaba que la reclamación de 66 millones dólares, la cual se negaba a afrontar, se relacionaba con las disparidades en los premios que otorga la FIFA en las Copas del Mundo según si es masculina o femenina.

Alemania recibió 35 millones de dólares por su victoria en el Mundial de 2014 mientras Francia recibió 38 millones en 2018.

La selección femenina estadounidense, campeona de los Mundiales de 2015 y 2019, recibió un total de 6 millones por los dos torneos.

Tanto la selección femenina como la federación han solicitado un juicio sumario a su favor para resolver la demanda antes de que empiece el proceso el 5 de mayo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.