Saltar al contenido principal

España comienza su estado de alarma con más de 5.700 casos de Covid-19

En la imagen se muestra un anuncio que aconseja a las personas ser responsables y quedarse en casa, situado en una casi vacía calle de Preciados debido al brote de coronavirus en el centro de Madrid, España, el 14 de marzo de 2020.
En la imagen se muestra un anuncio que aconseja a las personas ser responsables y quedarse en casa, situado en una casi vacía calle de Preciados debido al brote de coronavirus en el centro de Madrid, España, el 14 de marzo de 2020. © Sergio Pérez / Reuters

El Consejo de Ministros se reunió para concretar una batería de medidas a tomar durante los próximos 15 días en los que durará el estado de alerta. En varias regiones se ha decretado el cierre de comercios “no esenciales”, lugares públicos y la suspensión de las celebraciones de la Semana Santa.

Anuncios

El estado de alarma entró en vigor en España luego de la reunión de Pedro Sánchez con sus ministros durante varias horas. Dentro de este estado, que tan solo se ha declarado en dos ocasiones desde la llegada de la democracia al país europeo, se han aprobado fuertes restricciones a los movimientos que no son estrictamente necesarios. Esta situación de cierre casi total de este país de 47 millones de habitantes, se prolongará, al menos, por dos semanas.

España ha confirmado este 14 de marzo que supera los 5.700 infectados y ya suma 190 muertes. Son los datos publicados este sábado por el Ministerio de Sanidad, que también informó de que hay 517 enfermos curados y dados de alta.

Mientras aún se celebraba la reunión con los ministros, el Ejecutivo adelantó un borrador con una batería de medidas que se entiende que estarán dentro del estado de alerta. A las personas solo se les permitirá salir de sus hogares para comprar alimentos y medicinas, ir al trabajo, ir a centros médicos y bancos, o hacer viajes relacionados con la atención de jóvenes y ancianos. Esas limitaciones se impondrán el lunes 16 de marzo a partir de las 8 de la mañana.

Se suspenden las celebraciones de la Semana Santa

El Gobierno regional de Andalucía anunció que la Semana Santa de Sevilla de 2020 será suspendida para evitar que el virus se propague. Este es uno de los eventos religiosos más importantes del mundo cristiano, en especial para los católicos, pues concentra a cientos de miles de fieles cada año.

La decisión fue acordada por el Ayuntamiento de la ciudad, el Arzobispado de Sevilla y el Consejo de Hermandades y Cofradías, ante la "presunción razonable de que las medidas sanitarias de prevención" tendrán una vigencia durante "un periodo de tiempo más amplio", anunció el gobierno local en un comunicado. Esta celebración se venía produciendo sin interrupción desde 1933.

"Consideramos que hay motivos de salud pública suficientemente justificados para suspender los desfiles procesionales en la vía pública de las hermandades y cofradías de Sevilla en la Semana Santa 2020. Es nuestra obligación y la de todos los ciudadanos cooperar", señala un comunicado Ayuntamiento.

Minutos después el Gobierno de la región de Castilla y León suspendió las procesiones de Semana Santa de sus ciudades. En esta región del noroeste, ciudades como Valladolid o Zamora también concentran cada año a decenas de miles de turistas que viajan para ver los pasos centenarios de madera policromada que desfilan por la ciudad en estas fechas.

Madrid, principal foco, dobla el número de muertos en 24 horas

La Comunidad de Madrid sumó un total de 133 muertos este 14 de marzo, lo que significa que en 24 horas se doblaron los casos. La Dirección General de Salud Pública confirmó también que en la región donde se sitúa la capital del país ya hay 2.940 casos confirmados. El alcalde de la ciudad José Luis Martínez-Almeida, aseguró en una entrevista con el diario El País que “el cierre de Madrid está más cerca de lo que pensamos”.

Son varias las voces que han clamado por el cierre de la capital ya que muchos de los casos que se registran en otras regiones proceden de ese epicentro. Desde esta semana se han cancelado toda clase de eventos públicos en la capital y en otras regiones.

El Gobierno se reúne por videoconferencia

La epidemia se ha extendido entre varios políticos españoles durante estos días. La ministra de Igualdad, Irene Montero, confirmó que dio positivo en Covid-19 el pasado jueves. Esto hizo que automáticamente se pusiera en cuarentena a su pareja y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, aunque aún no ha dado síntomas.

Esta situación hace que los ministros se estén reuniendo con el presidente, Pedro Sánchez, por videoconferencia durante los tres consejos de ministros extraordinarios celebrados en esta semana en España. El anuncio de Sánchez, programado para las 3 de la tarde, se retrasó más de tres horas, según fuentes locales, debido a una una serie de discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos en el Consejo de Ministros.

La clase política española se ha visto muy afectada por el coronavirus. Es especialmente llamativo el caso de la formación ultraderechista Vox, que tiene a varios de sus diputados y dirigentes enfermos. Este partido realizó un mitin el domingo 8 de marzo para contraprogramar a las manifestaciones feministas del día de la mujer.

En este mitin, al que acudieron miles de personas, estaba Javier Ortega Smith, diputado y número dos de la formación. Ortega Smith ya estaba enfermo durante el acto y ahí se propagó el Covid-19 entre la plana mayor del partido. Este mismo jueves 12 de marzo, el líder la formación, Santiago Abascal, también confirmo que estaba enfermo.

Con EFE y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.