Saltar al contenido principal

Elecciones municipales: Macron pone a prueba su estrategia política

El presidente de francia Emannuel Macron durante una videoconferencia en el palacio del Elíseo en París, Francia el 10 de marzo de 2020.
El presidente de francia Emannuel Macron durante una videoconferencia en el palacio del Elíseo en París, Francia el 10 de marzo de 2020. © Michel Euler, Pool, Reuters

A pesar de la epidemia del coronavirus Covid-19, el gobierno francés mantuvo las elecciones municipales los días 15 y 22 de marzo. En medio de la crisis, La República en Marcha, el partido oficialista del presidente Emmanuel Macron, espera ganar puntos y mostrar qué tanta fuerza tiene en las principales ciudades de Francia.

Anuncios

Aunque algunos esperaban que el Ejecutivo postergara las elecciones municipales de marzo de 2020 en Francia, el presidente Emmanuel Macron decidió lo contrario. Hubo especulación en la prensa nacional, incluso el periódico francés JDD alcanzó a asegurar que su aplazamiento era inexorable antes de que el primer mandatario diera su alocución televisiva el pasado 12 de marzo. Nunca en la historia de la V República (desde 1958) se ha postergado alguna elección en el país galo. Y ese nunca continuará por ahora.

47,7 millones de ciudadanos están inscritos en las listas electorale y podrán votar en la primera vuelta este domingo 15 de marzo en las 34.967 comunas que tiene el país. Se elegirán ediles, concejales y alcaldes. Una de las contiendas más fuertes será la Alcaldía de París.

Emmanuel Macron ha trabajado fuertemente para dar impulso a su partido La República en Marcha (LREM) y en particular se ha esforzado mucho para estos comicios municipales. Quizás su mayor aspiración es hacerse con la Alcaldía de París aprovechando que la capital votó en su mayoría por el actual mandatario en las presidenciales de hace tres años. Sin embargo, la campaña de las municipales ha estado llena de tropiezos.

Los resultados en las grandes ciudades serán determinantes

La elección de un candidato para la Alcaldía de París fue casi una telenovela entre los diputados Benjamin Griveaux y el matemático Cédric Villani. Al final, Villani fue excluido del partido por no querer unirse a Griveaux quien se quedó con la nominación.

Luego, a mediados de febrero, un video sexual que se regó como pólvora en las redes sociales, terminó con las aspiraciones de Griveaux. Agnès Buzyn salió al rescate abandonando la cartera de Salud para convertirse en candidata del partido de Gobierno a tan solo un mes de las elecciones. La campaña en París dejó en evidencia los profundos desacuerdos en el seno del partido que tendrá que jugar la carta de la unidad para las presidenciales de 2022.

Los sondeos no son muy favorables para LREM en las principales ciudades del país. "El hecho de que Emmanuel Macron pierda potencialmente en París, que no gane en ninguna ciudad grande y que las listas que LREM ha apoyado en Niza o Toulouse no estén punteando, demuestra la dificultad del partido para implantarse en el territorio", explica Jean-Daniel Levy, del Instituto de Sondeos Harris Interactive.

En Marsella, que durante 25 años ha sido de derecha podría elegir un alcalde socialista. En Lyon, considerada la 'capital del macronismo', su actual alcalde Gérard Collomb, exministro del Interior y apoyo importante de Macron, dejará su puesto probablemente a los verdes, liderados en esa ciudad por Grégory Doucet. Collomb por su parte, a sus 72 años es candidato para dirigir la aglomeración de Lyon.

El primer ministro, Édouard Philippe, es candiamleonard8730

idato, como es el caso de diez miembros del gabinete, a la Alcaldía de Le Havre. Allí todo parece indicar que la elección se resolverá en la segunda vuelta. El partido, en todo caso, espera que el número de curules conseguidas sumando París, Burdeos, Lyon y Marsella pase de los 2.000 que tienen a 10.000.

Un partido joven cuya ideología no logra afincarse

Macron ha multiplicado las reuniones, se ha implicado en la campaña para las municipales y a pesar de todo, su partido sabe que los partidos tradicionales van a llevarse buena parte del pastel. Desde la elección presidencial de 2017, tanto los socialistas como la derecha, con Los Republicanos, han conseguido retomar fuerzas tras su derrota. Esto, sin olvidar lo que pueda conseguir la ultraderecha dirigida por Marine Le Pen, bajo la bandera de Agrupación Nacional (RN en francés), así como los ecologistas.

Aunque el partido oficialista es mayoría en la Asamblea Nacional, su corpus ideológico es aún confuso. Ya lo decía el Macron candidato "no soy de izquierda ni de derecha". "Cuando uno vota por un alcalde de izquierda de derecha o de extrema derecha uno sabe más o menos cuál es su política. Pero cuando se trata de un candidato del macronismo, los electores son incapaces de saber cuál es su sistema político, el sistema de valores que va a regir el mandato siguiente", explica Levy.

La dirección del partido se reunió la semana pasada para pulir la estrategia en todo el territorio nacional de cara a las elecciones municipales. Las conclusiones quedaron en un documento interno. Según la agencia Reuters, que pudo consultarlo, la directiva indica que "el movimiento siempre seguirá una línea clara: la elección republicana para disminuir las posibilidades de que haya victorias de la Agrupación Nacional".

Por ahora la RN puntea en los sondeos de al menos 11 ciudades intermedias y podría dirigir entre 30 a 50 comunas al cabo de la segunda vuelta.

Des mesures d'hygiène vont être mises en place dans les bureaux de vote pour les municipales.
Des mesures d'hygiène vont être mises en place dans les bureaux de vote pour les municipales. © Georges Gobet, AFP

La epidemia de coronavirus, un factor en la participación

Los comicios del 15 de marzo van a llevarse a cabo bajo estrictas medidas sanitarias. Los puestos de votación que abrirán a las 8 de la mañana, serán aseados antes y después de la votación. Esto muy importante sabiendo que en Francia gran parte de los lugares de votación son colegios, donde habrá gel antibacterial a la entrada y cada votante podrá traer su propio esfero para marcar el tarjetón.

Se espera que esta crisis del coronavirus impacte la participación en los comicios, pues es una situación inédita en el país. En 2014, año de las últimas elecciones municipales, esta alcanzó el 63,55 %, el nivel más bajo en la historia desde 1958. Dentro de los anuncios que hizo el presidente el 12 de marzo, está que las personas mayores de 70 años permanezcan en sus casas, más si tienen una salud frágil. Es probable que esto impacte a ciertos grupos políticos, incluso los que tienen votantes fieles.

"Pienso en Los Republicanos y en la Agrupación Nacional, pues su electorado está envejeciendo y es más vulnerable, puede que prefieran quedarse en casa", explicó Martial Foucault, director del Cevipof (Centro de investigaciones políticas de Sciences po) al diario local Ouest-France.

La incertidumbre reina, lo que se refleja en una encuesta que publicó el instituto de sondeos Odoxa. Según esta un 22 % de los electorales que pensaban votar en la primera vuelta podrían cambiar de parecer por causa de la epidemia de coronavirus. Por su parte, otro instituto, Ifop, estimó que la participación será apenas del 42 %. En ambos casos, los estudios se realizaron antes de la alocución del presidente francés.

Lo único cierto es que el manejo de la crisis de esta epidemia y estos resultados serán dos elementos que entrarán en juego para la campaña presidencial de 2022 y una eventual reelección de Emmanuel Macron.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.