Saltar al contenido principal

Covid-19: no todas las noticias son malas

Una devota usa una máscara protectora para protegerse del coronavirus (COVID-19), mientras reza en el Templo Lungshan en Taipei, Taiwán, el 12 de marzo de 2020.
Una devota usa una máscara protectora para protegerse del coronavirus (COVID-19), mientras reza en el Templo Lungshan en Taipei, Taiwán, el 12 de marzo de 2020. © Ann Wang / Reuters

Países que han logrado controlar el virus, miles de recuperados, muestras de solidaridad y los científicos de todo el mundo en una carrera por descubrir la vacuna, son algunas de las noticias que alientan a mantener la esperanza en tiempos de pandemia.

Anuncios

Taiwán, una isla sobre las costas chinas a mil kilómetros de Wuhan, epicentro de la crisis, es ejemplo de contención del virus que de la noche a la mañana tiene temblando a los gobiernos más poderosos del mundo.

En la isla, el Covid-19 apenas ha afectado a poco más de 60 personas, 20 ya se recuperaron y solo hay un fallecido, en un lugar que es habitado por más de veinte millones de ciudadanos. ¿Cómo hicieron para luchar con la pandemia?

Expertos en salud atribuyen el éxito a una combinación de factores que van desde la detección temprana, la preparación y las medidas de contención.

El Doctor Jason Wangs aseguró al canal público alemán Deutche Welle que la isla trabajó en una etapa temprana del brote ante un posible escalamiento, “Taiwán estableció el Centro Nacional de Acción en Salud después de la epidemia de SARS en 2002 y 2003”.

El gobierno también prohibió el ingreso de viajeros desde China, estableció duros controles en las fronteras y a través de tecnología y cruce de base de datos identificaron pacientes sospechosos. Además la responsabilidad ciudadana y la participación colectiva han facilitado la implementación de las medidas.

No muy lejos de allí, en Corea del Sur, más de 8.000 personas han sido diagnosticadas con el virus. Pero su tasa de mortalidad es baja, lejos de los números de España e Italia, ha reportado poco más de 70 fallecidos.

El país asiático utilizó también distintas medidas de control. Priorizó las pruebas a través de un sistema de tecnología implementado en los celulares, que permitía pedir citas médicas a las personas con síntomas, los desplazamientos de las personas enfermas son rastreados y publicados para quienes hayan tenido contacto se realicen las pruebas.

Además del manejo de la información, Corea del Sur lanzó campañas de prevención y de aislamiento social y motivó a las personas a que no entraran en contacto con otras. 

El empleado Philipp Hoffmann, de la compañía biofarmacéutica alemana CureVac, demuestra el flujo de trabajo de investigación sobre una vacuna contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en un laboratorio en Tuebingen, Alemania, el 12 de marzo de 2020. Fotografía tomada el 12 de marzo de 2020.
El empleado Philipp Hoffmann, de la compañía biofarmacéutica alemana CureVac, demuestra el flujo de trabajo de investigación sobre una vacuna contra la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en un laboratorio en Tuebingen, Alemania, el 12 de marzo de 2020. Fotografía tomada el 12 de marzo de 2020. © Andreas Gebert / Reuters

Científicos luchan por descubrir una vacuna

Al tiempo de los casos exitosos de gobiernos previsivos y responsables, los principales laboratorios médicos del mundo están en una carrera contrarreloj para encontrar una vacuna para el Covid-19.

La ciencia y el pensamiento científico son buenas noticias en medio de la pandemia. La Unión Europea ofreció un subsidio de 80 millones de Euros al laboratorio CureVac para acelerar el desarrollo de una vacuna.

Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión de la Unión Europea, afirmó: “las vacunas van a beneficiar a todo el mundo, en Europa y más allá de las fronteras”.

Estados Unidos anunció que a través del Instituto Nacional de Salud empezó pruebas para el desarrollo de una posible vacuna. En un comunicado informaron: “la fase uno de la prueba clínica empezó para evaluar una vacuna en investigación diseñada frente a la enfermedad del Covid-19".

El Instituto de Investigación Sanitaria Kaiser es el laboratorio a cargo del desarrollo de las pruebas, su principal investigadora, Lisa Jackson, explicó: “esta es la primera prueba de esta vacuna, nuestros objetivos son simples: tenemos que ver primero que tan segura es y luego como responde el sistema inmunológico”. Las pruebas,  sin embargo, tomarían más de un año antes de ser implementadas de forma pública.

Solidaridad en tiempos de pandemia

Otro factor que se ha viralizado en redes sociales es la muestra de solidaridad de una humanidad que se ve amenazada por un virus. Flashmobs de luces desde los balcones italianos en cuarentena, cantos grupales en Lombardía contra el miedo, ciudadanos españoles o suizos ofreciéndose a acompañar ancianos solitarios o a hacer sus mandados o compras, son solo algunas de las muestras que se han visibilizado en medio del temor.

En una columna para el New York Times, el sociólogo  Eric Klinenberg, concluyó: “más allá del distanciamiento social, las sociedades han recurrido a otro recurso para enfrentar los desastres y las pandemias: la solidaridad social o la interdependencia entre individuos más allá de los grupos. Esta es una herramienta esencial para combatir las enfermedades infecciosas y otras amenazas colectivas.”

Klinenberg sugiere que hay muchas formas de promover esa solidaridad en estos tiempos: acompañar vecinos vulnerables, reclutar personas jóvenes que enseñen herramientas de comunicación digital a los más viejos o para pedir alimentos a través de las apps. 

En tiempos de individualismo y aislamiento social, recuperar una humanidad solidaria puede ser otra de las buenas noticias en medio de la pandemia.

Con Reuters, EFE, AP

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.