Saltar al contenido principal
#APropagarElCuidado

Virtualidad, la apuesta de escuelas y universidades ante el brote de Covid-19

Una profesora mientras dicta una clase televisada para que los estudiante puedan continuar con su programa escolar pese a la suspensión de las clases en las escuelas por causa de la propagación del Covid-19 en Teherán, Irán, el 3 de marzo de 2020.
Una profesora mientras dicta una clase televisada para que los estudiante puedan continuar con su programa escolar pese a la suspensión de las clases en las escuelas por causa de la propagación del Covid-19 en Teherán, Irán, el 3 de marzo de 2020. © Marina Villén / EFE

Decenas de instituciones tanto públicas como privadas ven en la continuidad de las clases a través de plataformas digitales una luz para no retrasar los cronogramas de los estudiantes y mantenerlos activos académicamente. Ahora la educación se traslada sin titubeos a los hogares, en los que se cumple la medida de aislamiento preventivo por la pandemia del coronavirus.

Anuncios

En casa, pero estudiando. Así transcurrirán las próximas semanas para millones de niños, adolescentes y jóvenes en decenas de ciudades estadounidenses, iraníes, argentinas y colombianas, luego de que las autoridades de sus naciones suspendieran las clases como medida preventiva para evitar la propagación del Covid-19. 

Aunque las jornadas se cumplirán lejos de los salones convencionales, de los pupitres y de las risas de sus compañeros, los programas educativos continuarán siendo los mismos, en una apuesta administrativa que tiene como fin impedir que la expansión de este brote, que desde el 11 de marzo fue caracterizado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) dada la velocidad de su propagación, más no su letalidad, trunque el aprendizaje de los alumnos. 

Pero no solo los esquemas de educación pre-escolar, primaria y secundaria serán los que cuenten con talleres en línea para favorecer el progreso en la comprensión de los contenidos durante la estancia de los menores en casa, sino también los universitarios de pregrado y posgrado.

Estados Unidos, nación pionera en virtualidad educativa

Una de las estudiantes que se acogió a esta modalidad es la politóloga Karol Solis Menco. Es colombiana. Tiene 30 años y, desde agosto de 2016, vive en Miami, a donde se trasladó para cursar un doctorado en ciencias políticas en la Florida International University. 

Aunque dejó su país en busca de la experiencia de alcanzar el mayor nivel académico de la mano de expertos estadounidenses de manera presencial, en estos tiempos, en los que la propagación del coronavirus la obligan a estudiar desde casa, asegura que es momento de abrir el debate sobre la pertinencia de la virtualidad también como una alternativa de alta calidad. 

"Cada vez son más las herramientas que permiten disipar preocupaciones en materia de calidad de la educación virtual. Los docentes pueden generar incentivos para asegurar que su clase tenga la misma calidad que las presenciales. Ninguna opción es mejor que otra, simplemente responden a necesidades diferentes y ambas tienen ventajas", asegura Karol, que incluso desde antes de la expansión del brote ya venía probando la modalidad digital como asistente de docencia en el mismo programa que estudia, además de aprovechar las plataformas sociales para difundir datos clave sobre el sector educativo. 

Y es que, como la de Karol, son muchas las historias de profesionales latinoamericanos que, lejos de sus familias, le hacen frente a la cuarentena, en un país que no es el suyo y al que solo fueron con la meta de estudiar, un propósito que mantienen vivo ahora ante pantallas y documentos editables, luego de que universidades como Harvard, Columbia y Berkeley empezaran a oficializar la virtualidad como esquema para no retrasar sus calendarios.

Argentina e Irán recurren a la televisión como medio educativo

¿Estudiar viendo viendo televisión? Esa interrogante latente en cientos de padres está siendo despejada por prototipos iraníes y argentinos. 

Mientras en Estados Unidos, docentes y estudiantes permanecen conectados gracias a la red, el Ministerio de Educación del país liderado por Alberto Fernández pone en marcha el programa llamado '#SeguimosEducando', el cual aprovecha la señal de la cadena de televisión pública para emitir una programación sustentada en clases especiales, como también lo hacen en naciones de Medio Oriente, como Irán, desde hace poco más de dos semanas. 

Hoy lanzamos #SeguimosEducando, un programa que tiene como objetivo colaborar con las condiciones para la continuidad de las actividades de enseñanza a través de un sistema multiplataforma. El Programa incluye la producción y emisión de la programación audiovisual a través de las señales dependientes de la órbita de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública: Televisión Pública Argentina y sus repetidoras, Encuentro, Paka Paka, DeporTV, Radio Nacional y Cont.ar.

Publiée par Ministerio de Educación de la Nación Argentina sur Lundi 16 mars 2020

En Chile, el 'Plan de Aprendizaje Remoto' contempla el uso de la plataforma Aprendo en Línea para acceder a una biblioteca digital con recursos de estudio y, más al norte del continente americano, en Colombia, las autoridades educativas se enfocan en el éxito de 'Aprende Digital: contenidos para todos', una estrategia que compila en un mismo sitio materiales de las diversas áreas de conocimiento, clasificados de acuerdo con los grados escolares de los estudiantes a través de un conjunto de catálogos. 

Hacia 2030, según lo proyectado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), existirá una "nueva visión de la educación", una en la que prime la calidad, la inclusión y la calidad, lo cual supone la inversión de al menos "entre un 15% y un 20% del total del gasto público de las naciones" en este sector. 

Con o sin pupitres, desde niveles escolares hasta doctorales, miles de estudiantes como Karol recurrirán a las aulas digitales en tiempos del coronavirus en una muestra de que, en situaciones de crisis, lo más importante es propagar el cuidado, no el pánico. Seguros, desde sus hogares, cambiarán los lápices por las teclas, las hojas por las pantallas, en un llamado universal de esperanza en pro de la continuidad del aprendizaje.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.