Saltar al contenido principal

El coronavirus paraliza el sector de los viajes y el turismo en Europa

Anuncios

París (AFP)

El sector de los viajes y el turismo está paralizado en Europa, después de que muchos operadores cancelaran los planes de las próximas semanas debido a las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19.

El lunes la Comisión Europea propuso "restringir" los viajes "no esenciales" hacia la Unión Europea. "Cuantos menos viajes haya, más podremos contener el virus", subrayó la presidenta Ursula von der Leyen.

"Estamos completamente paralizados y, sobre todo, con una visibilidad cero", resume Jean-Pierre Mas, presidente de Entreprises du Voyage, que agrupa a las agencias de viajes francesas, refiriéndose al cierre de fronteras a los extranjeros, al recorte drástico de los enlaces aéreos y al confinamiento de países enteros.

"Y todavía sabemos menos sobre cómo terminará la crisis: ¿la gente estará completamente deprimida después de un largo confinamiento, o habrá una especie de euforia debido a la libertad de movimiento recuperada?", se pregunta.

El lunes por la mañana, los representantes de los operadores turísticos franceses anunciaron el aplazamiento de todas las salidas previstas hasta el 31 de marzo, "ante la imposibilidad de garantizar los servicios en el lugar de destino y la incertidumbre de los regresos".

"Para marzo, esto representa unos 100.000 clientes. Y para abril, son 350.000" los que planeaban viajar, precisa a la AFP René-Marc Chikli, presidente del sindicato de operadores turísticos.

Los clientes afectados recibirán un "cupón utilizable hasta el 31 de diciembre de 2020 incluido, como mínimo".

¿Y los que ya están de vacaciones? Los operadores turísticos afirman que tratan "las peticiones de regreso anticipado caso por caso y en la medida de lo posible".

El domingo, el gigante TUI, el número uno mundial del turismo, con 26 millones de clientes, principalmente en Europa, anunció la suspensión de "la mayoría" de sus actividades.

- "Una crisis inédita" -

El grupo, con sede en la ciudad alemana de Hannover, no cifra el impacto de esta medida, pero estima que solo en el caso de España afecta a decenas de miles de clientes porque es el principal destino en este período del año.

"Nos enfrentamos a una crisis inédita cuyo alcance y duración desconocemos. Las medidas y restricciones cambian de una hora para otra", resume Hans Van de Velde, presidente de la filial de TUI Francia.

"Desafortunadamente, ya no podemos ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de disfrutar al máximo de sus viajes (...) porque los restaurantes, bares y museos están cerrados", lamenta en un comunicado.

En el Reino Unido, la asociación británica de agentes de viajes (ABTA), con 4.300 miembros, insiste en que las agencias de viajes "trabajan incansablemente para encontrar soluciones para los clientes en el lugar de destino, incluida la repatriación, y tratan de proponer alternativas para aquellos cuya partida es inminente, pero es cada vez más difícil ante la progresión del virus".

"Parece cada vez más improbable que las vacaciones reservadas en el extranjero para las próximas semanas se vayan a materializar", añade la asociación de consumidores británica Which.

A últimas horas del lunes, la compañía Brittany Ferries (2,6 millones de pasajeros por año) anunció que suspende varios trayectos entre Francia, España, el Reino Unido e Irlanda.

El sector de los cruceros se vio obligado, por su parte, a renunciar a gran parte de su actividad, mientras que varios transatlánticos han sido bloqueados en las últimas semanas por casos sospechosos o verificados de contagios por COVID-19.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.