Saltar al contenido principal

Francia pide a empleados de sectores clave seguir trabajando tomando precauciones

Anuncios

París (AFP)

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, pidió el miércoles a los empleados de sectores clave "que vayan a sus lugares de trabajo", tomando precauciones, para garantizar la "seguridad económica del país" en plena epidemia del coronavirus.

"Invito a todos los empleados de las empresas que aún están abiertas, actividades que son esenciales para el funcionamiento del país, a ir a sus lugares de trabajo (...) en condiciones de máxima seguridad sanitaria", dijo el ministro en una entrevista con la cadena de noticias BFM Business.

"Debemos poder alimentarnos y las familias francesas deben poder ir a los supermercados", subrayó el ministro. "Desde los agricultores hasta los supermercados, pasando por las tiendas y los mercados, los alimentos deben poder circular", insistió.

En la misma línea, la patronal francesa, Medef, lanzó una advertencia el miércoles sobre una paralización de la actividad económica, incluso en sectores esenciales, debido al coronavirus.

"Ha habido un cambio extremadamente brutal en la actitud de los empleados de todos los sectores de actividad, incluidos los muy numerosos cuya actividad no está prohibida por las medidas sanitarias", dijo a la AFP el presidente delegado de Medef, Patrick Martin.

Tras el anuncio del presidente Emmanuel Macron el lunes por la noche, en el que impuso un confinamiento casi total en Francia, "muchos empleados pidieron a sus empresas que tomaran medidas parciales de actividad, sin las cuales ejercerían el derecho a retirarse", añadió, diciendo que estaba "muy preocupado" por la situación.

Según Martin, muchos empleados han "malinterpretado las palabras del presidente" y las empresas "ya no pueden continuar sus actividades bajo la presión de los empleados".

Francia se encuentra desde el martes al mediodía en confinamiento casi total para intentar frenar la propagación del coronavirus. Los franceses sólo pueden salir a las calles para ir al supermercado, al médico o a trabajar cuando no es posible hacerlo a distancia.

Para limitar la quiebra de empresas debido a la pandemia, el gobierno francés anunció el martes que inyectará en lo inmediato 45.000 millones de euros (unos 50.000 millones de dólares).

La mayoría de este monto -32.000 millones de euros- se utilizará para aplazar o cancelar las contribuciones a la seguridad social y los impuestos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.