Saltar al contenido principal

El BCE presenta un ambicioso plan para las economías europeas golpeadas por el Covid-19

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, asiste una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) este 19 de marzo de 2020 en Fráncfort, Alemania.
La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, asiste una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) este 19 de marzo de 2020 en Fráncfort, Alemania. © EFE/ARMANDO BABANI

El Banco Central Europeo (BCE) anunció un paquete de 750.000 millones de euros, equivalente a casi 810.000 millones de dólares,que busca asegurar el financiamiento de los planes que cada Gobierno ha presentado y bajar el precio de las primas de riesgo de los países más golpeados por la pandemia.

Anuncios

A tamañana crisis, tamaña respuesta la del Banco Central Europeo (BCE). Reunidos en un consejo de Gobierno de urgencia este miércoles 18 de marzo por la noche, el banco de los bancos europeos anunció un plan de 750.000 millones de euros destinado a contener las repercusiones económicas de la pandemia del coronavirus en el bloque comunitario.

“A tiempos extraordinarios, se necesita una acción extraordinaria” escribió en su Twitter la directora de la entidad, Christine Lagarde, que agregó que “no hay límites a nuestro compromiso con el euro”, dando a entender que nuevas medidas pueden ser tomadas ya que la entidad está “determinada a usar todas sus herramientas potenciales”.

El programa de “compra de urgencia frente a la pandemia” a través de la adquisición de deuda pública y privada por hasta 750.000 millones de euros se realizará de aquí a fin de año, según un comunicado del BCE.

El operativo llegará su fin cuando los “guardianes el euro” consideren que la “fase de crisis del coronavirus Covid-19 ha pasado”, pero no será “antes de fin de año” según el texto.

Relanzar la economía, el principal objetivo

Comprando deuda masivamente de los estados y empresas de la zona euro, el BCE quiere dar confianza a los bancos de los países europeos para que estén dispuestos a relanzar la economía a través de préstamos a hogares y empresas que sostendrán así la producción y el empleo.

Las medidas llegan en momentos en que muchas sociedades, como Volksvagen, han cerrado sus industrias a raíz del virus y donde muchas otras están amenazadas de quiebra.

Pero además, el BCE advierte que organizará estas compras de manera flexible, es decir, dando prioridad a los bonos de algunos países en mayor dificultad para calmar las tensiones sobre sus deudas.

Concretamente, la medida podría beneficiar a Italia, el país europeo más afectado por la pandemia que ha visto aumentar el precio de su prima de riesgo, acentuando aún más la situación de crisis en el país.

Este programa incluye por primera vez bonos de deuda del Gobierno griego.

El presidente francés aplaude al BCE

Hace seis días el Presidente Macron criticaba al BCE porque su primer paquete de medidas no iba demasiado lejos. Frente a este nuevo plan, el mandatario francés expresó su “pleno apoyo a las medidas excepcionales”. “Ahora nos toca a nosotros, los estados europeos, estar a la altura a través de nuestras intervenciones en los presupuestos y una solidaridad financiera aún mayor en el seno de la UE”, agregó el mandatario.

Este plan del BCE es finalmente más grande que el de su homólogo estadounidense, la Fed, que el lunes anunció la compra de 500.000 millones de dólares de bonos del tesoro y de 200.000 millones de dólares en títulos hipotecarios.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.