Saltar al contenido principal

Los muertos en Italia por el Covid-19 llegan a los 3.405 y superan a los de China

Los trabajadores del cementerio y los trabajadores de la agencia funeraria con máscaras protectoras transportan un ataúd de una persona que murió de la enfermedad por coronavirus (Covid-19), a un cementerio en Bérgamo, Italia, el 16 de marzo de 2020.
Los trabajadores del cementerio y los trabajadores de la agencia funeraria con máscaras protectoras transportan un ataúd de una persona que murió de la enfermedad por coronavirus (Covid-19), a un cementerio en Bérgamo, Italia, el 16 de marzo de 2020. © Flavio Lo Scalzo / Reuters

Los fallecimientos en el país transalpino por el coronavirus ascendieron este 19 de marzo a 3.405, 427 más que el miércoles, convirtiéndose en el primero del mundo en número de víctimas mortales, por delante de China, país donde se originó el brote pandémico.

Anuncios

El mismo día en que Wuhan, la ciudad china donde surgió hace un poco más de tres meses el nuevo coronavirus Covid-19 no registró ningún caso nuevo, Italia, el país más golpeado de Europa por estos días, alcanzó el hito sombrío de más muertes a causa de la enfermedad.

Se registraron este 19 de marzo un total de 427 muertes en Italia en las últimas 24 horas, menos que el día anterior, lo que eleva el total de la cifra nacional a 3.405 desde que surgió el brote el pasado 21 de febrero. Desde principios de enero, China, un país con una población 20 veces más grande que Italia, ha registrado 3.245 muertes. Sin embargo, el país europeo tiene muchos menos casos confirmados: 41.035 hasta el jueves frente a 80.907 en China.

De los casos registrados en Italia, hay 33.190 positivos, mientras que ya han sido dados de alta 4.440 personas, según el último balance ofrecido en rueda de prensa por el jefe de la Protección Civil, Angelo Borrelli. Esto ocurre en medio de una grave situación sanitaria, pues los hospitales han informado que están abrumados por la cantidad de pacientes infectados y también por los muertos.

La falta de camas en las unidades de cuidados intensivos y de personal médico agudiza la crisis sanitaria

Lo que está convirtiéndose en un problema es la falta de camas en las unidades de cuidados intensivos y la falta de personal, además de los muchos médicos que se están contagiando e incluso muriendo. Este jueves tres médicos murieron en Lombardía, lo que eleva el número total de muertes a 13. Por eso el Gobierno de Giuseppe Conte anunció el jueves por la noche que estaba reuniendo un equipo de 300 voluntarios del resto del país para reforzar las zonas más afectadas.

De hecho, un total de 53 médicos y enfermeros llegarán desde Cuba este sábado 21 de marzo para ayudar en Lombardía, la región más afectada del país. Allí se han registrado 2.168 fallecidos y casi 20.000 de todos los casos positivos. También se está disparando la epidemia en Emilia Romaña, con 5.214 casos y 531 fallecidos. Las personas ingresadas con síntomas son 15.757 respecto a las 14.363 del día anterior, mientras que las personas en cuidados intensivos son 2.498, respecto a las 2.257 del miércoles.

Los funcionarios y expertos creen que el número total de infecciones en Italia es significativamente mayor, y las pruebas se limitan en gran medida a los que llegan a recibir atención hospitalaria. La gran población de ancianos del país, que es particularmente vulnerable al coronavirus, también se considera un factor determinante para la gran cantidad de muertes registradas hasta la fecha.

Personal sanitario usa trajes protectores y una máscara en el trabajo en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Brescia, Italia, el 19 de marzo de 2020.
Personal sanitario usa trajes protectores y una máscara en el trabajo en la unidad de cuidados intensivos del Hospital de Brescia, Italia, el 19 de marzo de 2020. © Filippo Venezia / EFE / EPA

"Mire las noticias que están saliendo de Italia y tome nota de cómo es realmente la situación. Es inimaginable (...) estamos trabajando en un estado de muy alto estrés y tensión", dijo Daniela Confalonieri, enfermera en un hospital de Milán. "Desafortunadamente no podemos contener la situación en Lombardía. Hay un alto nivel de contagio y ya ni siquiera estamos contando a los muertos", dijo Confalonieri. 

Subrayando la magnitud del drama, soldados de las Fuerzas Armadas del país transportaron cuerpos durante la noche desde Bérgamo hasta el noreste de Milán. Un portavoz del Ejército dijo que 15 camiones y 50 soldados habían sido desplegados para mover ataúdes a las provincias vecinas. 

Por otro lado, la Agencia del Fármaco (AIFA), explicó que "el aumento repentino de la demanda de medicamentos utilizados en terapias hospitalarias de pacientes hospitalizados debido a la epidemia ha generado deficiencias de fármacos" y añadió que se está pidiendo mayor producción.

Ante estos datos, tanto el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana, como otros representantes regionales y municipales pidieron un endurecimiento de las prohibiciones, en particular la de practicar deportes. Fontana incluso pidió la intervención del Ejército para contener la salida de las personas de sus casas que sigue siendo demasiada. 

Fuertes críticas de la Cruz Roja China a la falta de conciencia de algunos ciudadanos en Italia 

El jueves, un equipo visitante de la Cruz Roja China criticó el hecho de que los italianos no se pusieran en cuarentena adecuadamente y tomaran en serio el bloqueo nacional. "Todas las actividades económicas deben detenerse, todos deben quedarse en casa, todos deben hacer su contribución", dijo el vicepresidente de la entidad, Sun Shuopeng, después de expresar su sorpresa al ver a tantas personas en las calles milanesas.

Afirmó: "Aquí no hay medidas lo suficientemente estrictas, hay personas en la calle, el transporte público funciona, hay personas en hoteles, no se ponen las máscaras". De hecho, la Policía detuvo a más de 1,2 millones de personas durante la semana pasada y reservó a 51.000 por violar las reglas, según informó este jueves el Ministerio del Interior.

Italia entró en una cuarentena total antes que otros países de Europa, pero, con los casos aún en aumento, el Gobierno está considerando medidas aún más estrictas que restringirían incluso la cantidad limitada de movimiento al aire libre respecto al que está actualmente permitido.

Luca Zaia, gobernador de la región del Véneto, vecina de Lombardía, exigió restricciones más fuertes a Roma, incluido el cierre de todas las tiendas el domingo, y dijo que si no se aprobaban, consideraría aprobar un decreto regional. "Espero que pronto haya medidas para restringir a las personas trotar o salir a caminar. Lamento eso, pero la alternativa es cuidados intensivos, hospitalización y contagio", dijo Zaia.

En el otro extremo del país, en Sicilia, el gobernador regional dijo que el Ejército ahora ayudaría a la Policía a realizar controles al azar para asegurarse de que solo las personas con razones legítimas estuvieran fuera de sus hogares.

La policía italiana realiza controles en el banco Darsena durante la emergencia del coronavirus en Milán, Italia, el 19 de marzo de 2020.
La policía italiana realiza controles en el banco Darsena durante la emergencia del coronavirus en Milán, Italia, el 19 de marzo de 2020. © Marco Ottico / EFE / EPA

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, consideró hoy "inevitable" prolongar el bloqueo del país, el cierre de tiendas y de escuelas, mientras se combate al coronavirus y asegura que las restricciones de movimiento y sociales "están funcionando".

La ministra de Educación, Lucia Azzolina, dijo a la televisión 'SkyTG24' que las escuelas volverían a abrir solo cuando hubiera "certeza de seguridad absoluta", y agregó que el final del año escolar dependería de qué tan bien fueran las lecciones en línea en las próximas semanas.

El contagio también está dañando gravemente la economía de Italia, que ya había estado al borde de la recesión antes de que el coronavirus atacara el mes pasado y el Gobierno impuso una recesión nacional, haciendo que muchas empresas se detuvieran.

El Tesoro ha anunciado un paquete de medidas de 25.000 millones de euros (26.840 millones de dólares) para apoyar a empresas y trabajadores, y fuentes dijeron que estaban considerando extender las garantías de préstamos bancarios para ayudar a las empresas afectadas por un colapso en los pedidos. 

Las medidas restrictivas están firmadas por decreto hasta el 3 de abril, pero Conte aseguró al diario 'Corriere della Sera' que "está claro que no habrá más remedio que prorrogar las disposiciones como el cierre de muchas actividades comerciales e individuales del país, así como las que afectan a las escuelas". 

Con EFE, AP y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.