Saltar al contenido principal

Ejecutan en India a cuatro hombres condenados por la violación y asesinato de una mujer

Nueva Delhi (India), 20/03 / 2020.- El padre (L) y la madre (C) de una víctima de asesinato y violación grupal que ocurrió en 2012 celebran después del ahorcamiento de los atacantes condenados, en su residencia en Nueva Delhi, India, 20 Marzo de 2020. Los cuatro atacantes fueron ejecutados ahorcados el 20 de marzo en la cárcel de Tihar en Nueva Delhi. (Atentado, Nueva Delhi)
Nueva Delhi (India), 20/03 / 2020.- El padre (L) y la madre (C) de una víctima de asesinato y violación grupal que ocurrió en 2012 celebran después del ahorcamiento de los atacantes condenados, en su residencia en Nueva Delhi, India, 20 Marzo de 2020. Los cuatro atacantes fueron ejecutados ahorcados el 20 de marzo en la cárcel de Tihar en Nueva Delhi. (Atentado, Nueva Delhi) © RAJAT GUPTA / EFE / EPA /

Fue un caso que le dio la vuelta al mundo. Ocho años después del crimen, los familiares de la joven celebraron la ejecución como un acto de Justicia, mientras organizaciones de DD.HH. aseguraron que esto no reducirá la espiral de violencia en un país con altas cifras de agresiones contra las mujeres.

Anuncios

Al atardecer en la cárcel de Tihar, en India, fueron colgados los cuatro hombres sentenciados por un crimen que conmocionó al país entero. En diciembre de 2012 una joven de 23 años, estudiante de fisioterapia, fue violada en grupo y brutalmente torturada en un bus en movimiento al que se subió con un amigo luego de ver una película en un cine del sur de la capital.

Los hechos fueron tan atroces que levantaron manifestaciones durante varios meses en todo el país. La mujer fue torturada y cuando el grupo la creyó muerta, la lanzó a  un lado de una carretera.

Bautizada mediáticamente como Nirbhaya ("sin miedo", en hindi), la joven murió finalmente el 29 de diciembre, días después, en un hospital de Singapur.

La gente grita consignas mientras sostienen pancartas afuera de la Cárcel de Tihar donde cuatro hombres que fueron condenados por la violación y asesinato de una joven en un autobús en 2012, el 20 de marzo de 2020.
La gente grita consignas mientras sostienen pancartas afuera de la Cárcel de Tihar donde cuatro hombres que fueron condenados por la violación y asesinato de una joven en un autobús en 2012, el 20 de marzo de 2020. © Stringer / Reuters

Las masivas protestas obligaron a las autoridades a actuar y el grupo fue arrestado. Por primera vez en un país laxo y habituado a los feminicidios y las violaciones contra las mujeres, la indignación llevó a miles a a volcarse a las calles. En 2013 el Gobierno impulsó una ley más dura contra esos crímenes e implementó la pena de muerte contra violadores convictos.

El cinco de mayo de 2017, la Corte Suprema de la India sentenció al grupo a muerte. Y aunque pidieron clemencia, el presidente  de la India, Ram Nath Kovind, finalmente rechazó las peticiones el pasado 17 de enero.

“Se hizo Justicia (…) el alma de mi hija por fin podrá descansar en paz”

Este 20 de marzo, los cuatro hombres: Vinay Sharma, instructor de gimnasia, Akshay Thakur aseador del bus, Pawan Gupta vendedor de frutas y Mukesh Singh fueron colgados en la prisión de Nueva Delhi.

Otro de los integrantes del grupo se quitó la vida en la cárcel en 2013, según la versión oficial, y otro, un menor de edad que participó en la violación, fue dejado en libertad tras pasar tres años en un reformatorio. 

La madre de la víctima dijo a periodistas: "Se hizo Justicia luego de siete años (…) el alma de mi hija por fin podrá descansar en paz".

Por su parte, el primer ministro indio, Narendra Modi, también mostró su satisfacción: "La Justicia ha ganado. Es de suma importancia garantizar la dignidad y la seguridad de las mujeres". 

India, un país habituado a la violencia de género

Las ONG que promueven los derechos humanos en el país, aseguran, contrario a lo que piensa el Gobierno y familiares de la víctima, que la pena de muerte no disminuyen las elevadas cifras de violencia contra las mujeres, en un país donde la Justicia aparece como un caso excepcional en la mayoría de casos. 

"Lo que se necesita de verdad son soluciones efectivas y a largo término, como mecanismos de prevención y protección que reduzcan la violencia de género", señaló el director general de Amnistía Internacional en la India, Avinash Kumar, en un comunicado.

A pesar del caso ejemplar, en la India una mujer fue violada cada quince minutos durante 2018, según información oficial.  Ese año se reportaron por lo menos 34.000 violaciones, de los cuales solo el 27% de los casos terminaron en condenas.

Los defensores de derechos humanos dicen, que a pesar de lo grave de esas cifras, son todavía un subregistro. En el país conservador es un tabú denunciar la violencia sexual.

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.