Saltar al contenido principal

Brasil vivirá auge de coronavirus entre abril y junio, estima el gobierno

Anuncios

Brasilia (AFP)

El ministro de Salud de Brasil estima que la epidemia del nuevo coronavirus en el país alcanzará su auge entre abril y junio, pero asegura que el gobierno está tomando todas las medidas necesarias para evitar el colapso del sistema de salud.

Las muertes por COVID-19 aumentaron este viernes a 11 (frente a 6 el día anterior) y los casos confirmados pasaron de 621 para 904, según datos oficiales.

"Creemos que [el número de contagios] va a adquirir velocidad y subir en la próxima semana o diez días. En abril habrá una subida rápida, que se extenderá hasta mayo y junio, cuando el aumento empezará a mostrar una tendencia de desaceleración", afirmó el ministro Luiz Henrique Mandetta durante una videoconferencia con empresarios desde Brasilia, transmitida en vivo por la TV pública.

La caída acentuada de los casos se producirá apenas a partir de septiembre, añadió.

Mandetta advirtió que si no se toman las medidas necesarias, el sistema de salud brasileño podría colapsar a fines de abril, pero descartó que esto ocurra si las autoridades federales, regionales, el personal de salud y la población trabajan en conjunto.

"Vamos a vivir mucho estrés, pero vamos a pasar por esto sin colapso", defendió el ministro, tras afirmar que "todas las ciudades" están ampliando el número de camas, de unidades de terapia intensiva y otras instalaciones hospitalarias para hacer frente a la epidemia.

El presidente Jair Bolsonaro criticó este viernes las medidas extremas adoptadas la víspera por el gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel, que pretende frenar el flujo de personas desde otros estados brasileños cerrando aeropuertos y carreteras.

"Pareciera que Rio de Janeiro es otro país. No lo es. Somos una federación", se quejó Bolsonaro.

Mientras Witzel sostiene que el gobierno federal no está siendo ágil con las medidas de prevención, Brasilia quiere evitar decisiones drásticas que puedan comprometer el abastecimiento de alimentos e insumos médicos.

Además del impacto del virus en la salud, el gobierno teme los efectos de la pandemia en la economía brasileña, que desde la recesión en 2015 y 2016 no logra despegar.

Debido al coronavirus, el Ministerio de Economía redujo este viernes drásticamente su proyección de crecimiento en 2020, de 2,1% a un resultado casi nulo de 0,02%.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.