Saltar al contenido principal

Irán decide intercambiar con Francia dos presos para evitar extradición a EE. UU.

Roland Marchal, especialista en conflictos en África subsahariana en el plató de Francia 24, 24 de marzo de 2013.
Roland Marchal, especialista en conflictos en África subsahariana en el plató de Francia 24, 24 de marzo de 2013. © Captura de pantalla, France 24

La República Islámica accedió a entregar al país europeo al académico Roland Marchal a cambio de que el Ejecutivo francés hiciera lo propio con el ingeniero iraní Yalal Ruholahneyad, al que la justicia francesa había aceptado extraditar hacia Estados Unidos.

Anuncios

Francia e Irán aceptaron realizar un intercambio de presos. El Poder Judicial iraní informó, este sábado 21 de marzo, que el académico francés, Roland Marchal, podrá regresar a su país tras varios meses detenido en Teherán, a cambio de la entrega por parte de Francia del ingeniero iraní Yalal Ruholahneyad.

Marchal, detenido en Irán en junio del año pasado, fue liberado tras ser conmutada la pena de cinco años de cárcel a la que había sido condenado por "actos contra la seguridad nacional", explicó el comunicado del Poder Judicial. El investigador, diplomado en Ciencias Sociales y especializado en conflictos en el África subsahariana, fue entregado el viernes a la Embajada francesa en Teherán y regresará a Francia el sábado.

La decisión fue muy celebrada por el Gobierno francés, que también exhortó a Irán a devolver a la antropóloga iranofrancesa, Fariba Adelkhah, detenida en junio de 2019 por la Guardia Revolucionaria y acusada de espionaje.

Irán quería evitar que Francia extraditase a EE. UU. a un ingeniero

Este intercambio no podría haberse dado sin entender los intereses de Irán en que Francia no extraditase a Estados Unidos al ingeniero Ruholahneyad. Esta persona fue detenida en el aeropuerto de Niza en febrero de 2019 y la Corte de Casación francesa había aprobado recientemente su extradición a Estados Unidos.

Washington había solicitado la extradición del ingeniero iraní por los cargos de intentar importar ilegalmente tecnología estadounidense con fines militares en nombre de una empresa vinculada a la Guardia Revolucionaria.

Buena parte de los iraníes detenidos en Estados Unidos o en otros países están acusados de violar las sanciones que Washington impuso a Teherán en 2018 tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear.

Irán, por su parte, mantiene a decenas de extranjeros en sus cárceles, la mayoría de los casos se dan por un supuesto espionaje contra sus infraestructuras de estado.

El intercambio de presos suele ser habitual

Irán hizo un intercambio con Alemania para evitar que se extraditase a otro de sus ciudadanos a Estados Unidos. El pasado febrero se llevó a cabo y Alemania entregó a Irán a Ahmad Jalili.

El ciudadano alemán protagonista, del que no trascendió la identidad, fue detenido en Irán por sacar fotografías de "zonas prohibidas" y condenado a tres años de cárcel.

Con anterioridad, el pasado 7 de diciembre, en un movimiento sorprendente debido al clima de elevada tensión, Irán y Estados Unidos intercambiaron también a dos prisioneros que llevaban detenidos desde 2016 y 2018 en los respectivos países.

Los liberados fueron el científico iraní Masud Soleimani, acusado en Estados Unidos de intentar exportar material biológico a Irán, y el investigador estadounidense Xiyue Wang, condenado por espionaje en el país persa.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.