Saltar al contenido principal

Salvar las 500 Millas de Indianápolis es la gran prioridad de IndyCar (director)

Anuncios

Los Angeles (AFP)

Con la temporada suspendida por la pandemia de COVID-19, IndyCar tiene como gran prioridad organizar la emblemática carrera de las 500 Millas de Indianápolis aunque se deba postergar su celebración, dijo este viernes el director ejecutivo de la competición, Mark Miles, a la AFP.

"Lo que puedo decir es que la organización de la edición 104 de las 500 Millas de Indianápolis es nuestra mayor prioridad", subrayó Miles en la entrevista.

"Es imposible saber exactamente qué efecto tendrá la crisis en esto, pero estoy completamente seguro, si es posible estar seguro, de que correremos las 500", afirmó.

La mítica carrera en el circuito ovalado de 2,5 millas (4 km) del Indianápolis Motor Speedway está programada para el 24 de mayo.

El piloto español Fernando Alonso, dos veces campeón de Fórmula 1, anunció en febrero que intentaría por tercera vez ganar este prestigioso título del que carece, con el que completaría la llamada 'triple corona': el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, las 24 horas de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis.

"Nuestro objetivo es mantener el curso, por el momento, y ver si es posible hacerlo como estaba previsto a mediados de mayo", dijo Miles. "Si no es posible, encontraremos otra fecha. Pero esa es una decisión a la que llegaremos cuando el futuro sea más claro".

- Cero positivos -

IndyCar, como la inmensa mayoría de deportes en el mundo, se encuentra paralizado después de que las autoridades prohibieran los eventos multitudinarios para evitar contagios del nuevo coronavirus.

Las primeras cuatro carreras de las 17 del calendario de la competición ya han sido suspendidas, y Miles indicó que los organizadores de dos de esos eventos han reportado que no quieren reprogramarlas.

La próxima carrera que se mantiene en agenda es el Gran Premio GMR, previsto para el 9 de mayo en el circuito callejero de Indianápolis.

Miles no descartó la posibilidad de que el calendario de IndyCar de este año todavía pueda incluir 17 carreras.

"Por ejemplo, algunas personas sugirieron que podemos correr dos veces en el mismo fin de semana como hacemos en Detroit", explicó el ejecutivo.

Miles señaló que el hecho de que el Indianapolis Motor Speedway sea ahora propiedad del dueño del equipo Roger Penske podría facilitar la organización de esa doble carrera en el circuito.

"Nadie sabe realmente cuando las condiciones retornarán al punto donde volveremos a hacer carreras o deportes", afirmó. "Todo el mundo está haciendo planes de contingencia".

Sobre el impacto personal de la pandemia, Miles dijo que no tiene noticias de que alguna persona involucrada con IndyCar, ni pilotos ni personal de los equipos o de la organización, haya dado positivo por COVID-19, señalando que con las carreras suspendidas, la mayoría de esas personas se ha dispersado.

Cuando llegue el momento de retomar la competición, el máximo responsable de IndyCar dijo que no prevé que las carreras se celebren sin público en las gradas.

"No puedo decir que sea imposible", afirmó. "Creo que tenemos que esperar hasta que tengamos carreras adecuadas. Solo para organizar una carrera, probablemente debemos tener 2.000 personas, sin aficionados".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.