Saltar al contenido principal

El COI abre la puerta a la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Una mujer con mascarilla en medio del brote de Covid-19 pasa frente a los anillos olímpicos en el Museo Olímpico de Japón, en Tokio, el 13 de marzo de 2020.
Una mujer con mascarilla en medio del brote de Covid-19 pasa frente a los anillos olímpicos en el Museo Olímpico de Japón, en Tokio, el 13 de marzo de 2020. © Athit Perawongmetha / Foto de archivo / Reuters

El Comité Olímpico Internacional incluyó por primera vez la posibilidad del aplazamiento de los Juegos Olímpicos luego de una reunión de emergencia. Las discusiones sobre los posibles escenarios para la cita multidisciplinar frente a la emergencia por el Covid-19 se llevarán adelante “durante las próximas cuatro semanas”.

Anuncios

Ante la creciente presión ejercida por distintos Comité Olímpicos Nacionales y federaciones deportivas, el COI flexibilizó su postura de cara a Tokio 2020 y admitió, por primera vez, la posibilidad de aplazar los Juegos Olímpicos a raíz de la pandemia de Covid-19.

Tras una reunión de emergencia de la Comisión Ejecutiva, el Comité Olímpico Internacional aseguró, en un comunicado, que intensificará la “planificación de escenarios” para los Juegos de Tokio 2020, incluyendo una potencial postergación, y que esas discusiones se extenderán “por las próximas cuatro semanas”.

De esta manera, a mediados de abril, el organismo olímpico daría a conocer su resolución final sobre la cita multidisciplinar, con escenarios que van desde su celebración en la fecha establecida (24 de julio al 9 de agosto) con ciertas restricciones hasta su traslado a las mismas fechas, pero de 2021.

La opción descartada de plano por el COI fue la cancelación de los Juegos porque “no resolvería ninguno de los problemas ni ayudaría a nadie”.

Pese a los cuestionamientos de organizaciones y atletas que demandan una rápida resolución sobre los Olímpicos, el COI defendió tomarse un plazo de hasta un mes para decidir “en cooperación con el Comité Organizador de Tokio 2020, las autoridades japonesas y el Gobierno Metropolitano de Tokio” con el objetivo de “completar su evaluación de la rápida evolución de la situación sanitaria mundial y sus repercusiones en los Juegos Olímpicos, incluida la hipótesis del aplazamiento”.

La postura del COI fue respaldada por el Comité Paralímpico Internacional (IPC), que tiene previstos los Juegos Paralímpicos en Tokio del 25 de agosto al 6 de septiembre. “Las próximas cuatro semanas proporcionarán tiempo para ver si la situación de salud mundial mejora, al tiempo que ofrecen una oportunidad para analizar diferentes escenarios en caso de que las fechas de los Juegos deban cambiarse”, afirmó el presidente del IPC, Andrew Parsons.

En la misma línea, World Athletics, organismo rector del atletismo mundial, también celebró la postura del COI y se mostró dispuesto a trabajar “en una fecha alternativa”.

La presión de atletas y federaciones puso al COI contra las cuerdas

Hace sólo cinco días, el COI había manifestado su voluntad de mantener la realización de los Juegos Olímpicos en Tokio en las fechas previstas y el presidente del organismo, Thomas Bach, había advertido que no era momento de tomar decisiones “drásticas”.

Esa postura se flexibilizó este domingo luego de que múltiples organizaciones nacionales, federaciones deportivas y atletas particulares expresarán públicamente su pedido de aplazar los Juegos.

Entre las organizaciones de mayor peso que se mostraron a favor de la postergación están las Federaciones de Atletismo (USATF) y de Natación (USA Swimming) de Estados Unidos, los Comités Olímpicos Nacionales de Brasil, Noruega y Croacia, la Federación de Natación de Francia y el ente de Atletismo de Reino Unido, entre otros.

Canadá anunció que no enviará atletas ni a los Juegos Olímpicos ni a los Paralímpicos. Así lo anunciaron los comités Olímpico Canadiense (COC) y el Paralímpico (CPC), a través de un comunicado en el que señalaron que instan al COI y al IPC "a posponer los Juegos por un año y les ofrecemos nuestro apoyo total para ayudarlos a navegar por todos las complejidades que traerá la reprogramación de los Juegos".

Posteriormente, el Comité Olímpico Australiano (AOC), aseguró que sus deportistas deberían prepararse para competir en el verano de 2021, cuando deberían realizarse los Olímpicos de Tokio. En un comunicado, resaltó que "nuestros atletas necesitan priorizar su propia salud y la de quienes están cerca de ellos y deben poder volver con sus familias"-

Matt Carroll, director ejecutivo del organismo afirmó que los atletas deben hacer lo correcto "por ellos mismos, sus familiares y la comunidad internacional" y anadió que "tenemos atletas que residen en el extranjero, que entrenan en locaciones fuera de Australia con sus equipos. Con las restricciones de viaje, la situación se vuelve insostenible".

Ambos comités indican en el mismo texto que reconocen la problemática que implica reprogramar los Juegos Olímpicos, pero aseguran que "nada es más importante que la salud y la seguridad de nuestros atletas y la comunidad mundial".

También son varios los atletas que han reclamado públicamente el aplazamiento del encuentro. Uno de los últimos fue el esgrimista alemán Max Hartung, líder de la comisión de atletas del Comité Olímpico de Alemania, quien expresó el sábado su intención de renunciar a los Juegos, para los cuales ya está clasificado, si se celebran pese a las preocupaciones por el avance del coronavirus.

Si bien el cambio de postura del COI trae alivio, la presión promete no ceder, sobre todo por una comunicación rápida de la decisión. Así lo dejó claro el presidente de la Asociación Olímpica Británica (BOA), Hugh Robertson, quien dio la “bienvenida” a la decisión de la Comisión Ejecutiva pero instó a “una rápida toma de decisiones por el bien de los atletas que aún enfrentan una incertidumbre significativa”.

Más allá de las preocupaciones por la situación sanitaria, los deportistas y las organizaciones alegan que el panorama mundial ha afectado la correcta preparación para un evento del más alto nivel como es un Juego Olímpico, a la vez que el 43% de las plazas para la competencia aún no pudieron ser repartidas debido a las cancelaciones de los eventos clasificatorios en el mundo. 

"Las restricciones ahora vigentes han eliminado la capacidad de los atletas para competir en igualdad de condiciones y simplemente no parece apropiado continuar en el curso actual hacia los Juegos Olímpicos en el entorno actual”, insistió Robertson.

El COI, entre la salud de los atletas y las complejidades de una reprogramación

El presidente del COI, Thomas Bach, hizo pública una carta enviada a los atletas del mundo para explicar por qué el organismo que dirige ha mantenido en las últimas semanas sus planes de proceder con la realización de los Juegos de Tokio 2020 según lo planeado.

El exesgrimista alemán sostuvo que “una decisión final” sobre la cita “ahora sería todavía prematura” dado que “un aplazamiento hoy no podría determinar una nueva fecha para los Juegos Olímpicos debido a los inciertos desarrollos en ambas direcciones: una mejora, como estamos viendo en varios países gracias a las severas medidas que se están tomando, o un deterioro de la situación en otros países”.

El titular del COI insistió en “la prioridad de las vidas humanas sobre todo” y en “salvaguardar la salud de todos los involucrados, y contribuir a contener el virus”.

A la vez, Bach reconoció “la tremenda incertidumbre” de los atletas clasificados que no pueden entrenarse como lo hacen habitualmente, así como de aquellos que están pendientes de lograr su pase a los Juegos.

Asimismo, el presidente del COI también alertó que la postergación de Tokio 2020 supondría una gran complejidad porque "una serie de lugares críticos necesarios para los Juegos podrían no estar ya disponibles”, "la situación, con millones de noches ya reservadas en hoteles, es extremadamente difícil de manejar, y el calendario deportivo internacional para al menos 33 deportes olímpicos tendría que ser adaptado”.

No obstante, el titular del organismo olímpico ratificó que una cancelación de los Juegos no está en la agenda porque “destruiría el sueño olímpico de 11.000 atletas de los 206 Comités Olímpicos Nacionales, del Equipo Olímpico de Refugiados del COI, muy probablemente para los atletas paralímpicos y para todas las personas que los apoyan”.

Los Juegos Olímpicos nunca han sido pospuestos o cancelados en tiempos de paz y se han disputado ininterrumpidamente, cada cuatro años, desde 1948. Pero el coronavirus podría casi con seguridad trastocar ese recorrido.

Abe a Trump: Japón sigue preparando los Olímpicos

Entretanto, el portavoz del gabinete japonés, Yoshihide Suga aseguró en una rueda de prensa que Donald Trump y Shinzo Abe conversaron telefónicamente durante 50 minutos y el primer ministro japonés le aseguró a su homólogo estadounidense que su país continúa con las preparaciones de los Olímpicos, para que el inicio se produzca en la fecha programada. 

El diálogo se produjo luego de que Trump sugiriera un aplazamiento de un año. El comienzo de las competencias está previsto para el 24 de junio, pero según el jefe de Estado estadounidense, su propuesta evitaría que haya "estadios vacíos". Trump añadió que "si se cancelan, puede que para un año después, es mejor alternativa que hacerlos sin público".

El portavoz nipón resaltó que "el Gobierno japonés no ha hecho ningún cambio y seguirá preparando (los JJOO) tal y como está planeado". Asimismo, enfatizó en que las autoridades no están contemplando que las competencias se realicen sin público. 

Con Reuters y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.