Saltar al contenido principal

Los controles antidopaje muy reducidos, un problema más para Tokio-2020

Anuncios

París (AFP)

Los confinamientos impuestos por la pandemia del nuevo coronavirus han reducido mucho los controles antidopaje. Se trata de un problema añadido más para los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, cuyo programa de controles empieza mucho antes de la competición.

Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Alemania... En los últimos días, varias organizaciones antidopaje anunciaron haber disminuido sus actividades de control de los deportistas de alto nivel.

La causa es evidente, las restricciones de desplazamientos y circulación, que afectan a mil millones de personas en el mundo para tratar de frenar la propagación del coronavirus, que ha provocado ya la muerte de más de 12.000 personas.

"Nuestra primera prioridad es la salud pública y la seguridad", recomendó el viernes el presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), Witold Banka.

Los controles sanguíneos y de orina, destinados a detectar la toma de esteroides, EPO o estimulantes "continúan de manera muy reducida y adaptada a las circunstancias", indicó la Agencia Antidopaje Alemana a la AFP, que precisa que las otras actividades, en los departamentos jurídico y de investigación, continúan.

"Es casi imposible hacer controles (...) salvo si tenemos una sospecha muy fuerte", explica el director de la Agencia Antidopaje Austríaca, Michael Cepic.

En caso de control, esencialmente fuera de la competición, porque la gran mayoría de ellas fueran canceladas, la persona que toma la muestra y el deportista deben llevar protecciones.

"Pero a menudo los controladores son personal de la salud. No vamos a movilizarles y pedirles que utilicen sus mascarillas cuando hay carencia de ellas", explica este actor destacado de la lucha antidopaje en Europa.

- Controles a todos -

Esta reducción de actividades no llega en el mejor momento.

Están previstos evidentemente controles antidopaje antes de las pruebas de los Juegos Olímpicos de Tokio (24 julio-9 agosto), que continúan en el calendario pese a los llamamientos numerosos para su aplazamiento.

Pero más allá de esos controles, el programa de tests, llevado a cabo por la Agencia de Control Internacional (ITA) a encargo del Comité Olímpico Internacional (COI), se extiende por varios meses antes de los Juegos.

"La ITA puso en marcha el año pasado un grupo de trabajo con representantes de las organizaciones nacionales antidopaje y las federaciones internacionales. Nos transmitieron una serie de recomendaciones el 13 de febrero, que comprende los nombres de los deportistas y el número de controles a los que tienen que someterse antes de los Juegos", explica a la AFP la directora de los controles de la Agencia Francesa de Lucha Antidopaje (AFLD, 8.000 controles por año), Francesca Rossi.

"El principio es que todo el mundo sea controlado", añade. Algunos de los deportistas, varias veces.

En total se espera la presencia de 11.000 deportistas en los Juegos de Tokio, en 33 deportes.

"Cuanto más cerca estás de los Juegos Olímpicos, menos elevados son los riesgos", explica Michael Cepic. "El dopaje tiene lugar en los meses de antes, para entrenarse más fuerte y acortar los tiempos de recuperación", añade el responsable austríaco.

El programa antidopaje de los Juegos de Tokio-2020, ¿lleva camino del naufragio? Para Francesca Rossi es "demasiado pronto" para decirlo.

"Por supuesto, estamos ante un gran obstáculo", apunta Michael Cepic. "Dependerá de si la situación se eterniza o no", señala.

A principios de febrero, la Agencia Antidopaje China (Chinada, 15.000 controles al año) tuvo que parar su actividad debido a la propagación del virus. La AMA había anunciado una reanudación de su labor, progresivamente, tres semanas después.

Durante este momento de dificultades, ¿podría haber deportistas que se vieran tentados a tomar sustancias prohibidas?

"Si quieres hacer trampas, simplemente tienes que ver las informaciones para ver que casi no hay controles", admite Michael Cepic. "Pero por otra parte, ese dopaje será menos eficaz porque las posibilidades de entrenamiento son muy reducidas", apunta.

"Otras herramientas están disponibles durante los periodos de controles limitados", explica por su lado la AMA, citando el pasaporte biológico, ya que las variaciones en los indicadores sanguíneos pueden detectarse en un tiempo más largo, así como la conservación de muestras "recogidas antes, durante y después de la pandemia".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.