Saltar al contenido principal

La OPS defiende las medidas de México ante el coronavirus, pero no deja de sentir incertidumbre

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en una imagen de archivo.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, en una imagen de archivo. © Henry Romero / Reuters

Los representantes de la Organización Panamericana de Salud y la Organización Mundial de la Salud en México respaldan la manera cómo el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha actuado ante la llegada del Covid-19. Sin embargo, aseguran que no es garantía de que “todo va a salir bien”.

Anuncios

Las precauciones que se están tomando en México para hacer frente a la pandemia de Covid-19 no pasan de la suspensión de las clases escolares y la limitación de los desplazamientos, además de los cuidados básicos de higiene.

Por ahora, el Gobierno federal no ha declarado una cuarentena obligatoria en todo el país ni el cierre total de sus fronteras, y a esto se suma la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador que confunde a los mexicanos.

Muchos critican su pasividad con un tema tan importante como es la propagación del coronavirus, enfermedad que ha contagiado hasta ahora a 251 personas en México y ha matado a 2, según cifras de las autoridades sanitarias.

Incluso, los estados empezaron a tomar sus propias medidas. Es el caso de Jalisco, donde una gran parte de los habitantes se recluyeron en sus hogares y el gobernador anunció un presupuesto millonario para combatir el Covid-19.

Pero, para Jean Marc Gabastou (Francia) y Cristian Morales Fuhrimann (Chile), representantes de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en México, el Gobierno de López Obrador está actuando bien y el hecho de no tomar medidas tan drásticas como Argentina o Colombia no quiere decir que no se esté haciendo nada.

Gabastou y Fuhrimann concedieron una extensa entrevista al diario español El País, en la que aseguraron que México está en la fase 1 de la epidemia, es decir, los casos de contagio han sido por la importación del virus. Aún no se ha llegado a la fase 2, cuando la transmisión empieza a ser comunitaria. Y finalmente, la fase 3 es la más grave, cuando haya una dispersión nacional del brote.

La OPS y la OMS en México aseguran que el país norteamericano tiene tecnología de muy alta calidad, personal muy preparado y capacidad para enfrentar la crisis. “Es cuestión de organización y reorganización en los servicios ante una situación como esta y es ahí donde vamos a ver cómo responde al escenario 3 en las semanas que vienen”, aseguró Gabastou al medio español.

En este momento, México se encuentra en una fase de transición entre el escenario de importación de casos a uno de contagios comunitarios.

En la entrevista, Morales puso un ejemplo: “En España cerraron las escuelas cuando llevaban más de 1.000 casos y en Italia mas de 2.000; aquí se han clausurado con 100. Podemos apreciar que hay cosas que se están haciendo correctamente, aunque eso no significa que todo va a salir bien”.

Pero, ese cierre de recintos escolares se anunció oficialmente hasta hace dos días (viernes 20 de marzo), cuando la gran mayoría de escuelas publicas y privadas ya estaban casi vacías.

Las acciones del Gobierno federal parecen lentas ante el brote, pero, son también una manera de proteger la economía de México, donde, según la publicación de la OPS de 2017, el 57,8 por ciento de la población laboralmente activa trabaja en la informalidad. Es este sector de la población el más vulnerable y el que probablemente será más golpeado por la crisis sanitaria, al no estar cubierto por la seguridad social.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.