Saltar al contenido principal
#APropagarElCuidado

Preguntas y respuestas sobre la ansiedad de los niños durante la cuarentena

Una mujer mientras realiza actividades de teletrabajo desde su hogar junto a su hija.
Una mujer mientras realiza actividades de teletrabajo desde su hogar junto a su hija. © Enric Fontcuberta / EFE

La ruptura de las rutinas escolares, deportivas y culturales durante los periodos de aislamiento para evitar la propagación del Covid-19 puede aumentar los niveles de ansiedad también en los menores de edad. Expertos recomiendan programar actividades en casa, reducir la exposición a contenidos en redes sociales y conversar sobre las sensaciones diarias. 

Anuncios

Los niños también se preocupan. Para los de esta generación, que han crecido entre tabletas y dispositivos móviles, enfrentarse a la idea de que una pandemia se propaga por el mundo poniendo en riesgo, principalmente, la vida de sus abuelos y adultos mayores no resulta fácil. 

El refuerzo del mensaje de que ahora, más que nunca, deben lavar sus manos constantemente para evitar contagiarse con el Covid-19 puede generarles aún más preguntas de las que usualmente se formulan. Están descubriendo el mundo y lo hacen, en este momento, en medio de una emergencia sanitaria. 

Para psicólogas como Elisa Peláez, maestra en neuropsicología y educación, es momento para que los padres, familiares o cuidadores le apuesten, desde casa, a la flexibilidad cognitiva en los procesos de aprendizaje de los niños. 

Tal como lo indica la 'Guía clínica para los trastornos de ansiedad en niños y adolescentes', desarrollada por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, de México, la ansiedad es una emoción normal que hace parte de los mecanismos básicos de supervivencia y se presenta como respuesta a situaciones que pueden resultar sorpresivas o amenazantes, como en el caso de la expansión del virus. A continuación, algunas de las preguntas y respuestas más frecuentes sobre el tema, y claves para manejarlo:

¿Se pueden presentar cuadros de ansiedad en la etapa infantil?

Sí. La edad pediátrica no está exenta de registrar episodios de ansiedad. Sin embargo, no todos son trastornos con origen en factores biológicos o psicológicos previos. Ante el caso del temor por la posibilidad de contagiarse, el menor puede desarrollar tensiones reactivas que solo reflejan su estado emocional frente a la avalancha de cambios en su rutina y la desaparición temporal del contacto con sus amigos o familiares. 

¿Cómo responder a las preguntas sobre si el virus provocará el fin del mundo?

La ansiedad también puede conducir a los niños a tener pensamientos catastróficos que pueden reflejarse, en algunos casos, en pesadillas y llanto o, en otros, en hiperactividad e irritabilidad, pero ambos escenarios pueden tener el mismo trasfondo: el miedo al fin del mundo, la muerte de los padres, la desintegración de la familia. Lo ideal es propiciar en el menor la sensación de acción más que de consuelo, es decir, darle un rol dentro de la situación a través del cual podrá sentirse útil en lugar de centrarse en las ideas atemorizantes. Explicarle, racional y convincentemente, que este no será el final del planeta y que la familia podrá superar este episodio también con su apoyo. 

¿Con qué tipo de actividad puede motivar a un niño a lavar sus manos?

Pediatras como Daniel Jaramillo aconsejan impulsar esta acción esencial a través de la presentación de un juego en el que invitan a los padres a dibujar el símbolo del virus en el dorso de la mano del menor y a recompensar, con un sistema de puntos, las veces que entre en contacto con agua y jabón con el objetivo de borrarlo. 

¿Es prudente modificar los horarios de estudio, alimentación o entretenimiento?

Justamente para evitar aún más la alteración de la rutina de los menores, lo recomendable es mantener los horarios habituales. Si bien la metodología de estudio cambia durante la cuarentena y es, en buen número de casos, imperativo recurrir a aulas virtuales para continuar con los cronogramas estudiantiles, lo prudente es que, una vez terminada la jornada escolar en casa, se dedique el mismo espacio a la alimentación, ahora con toda la familia reunida, y al entretenimiento, en lo posible aislado de pantallas y teléfonos móviles. 

¿Utilizar uniforme en casa?

Así como se aconseja a adultos en modalidad de teletrabajo ducharse y vestirse para aumentar la sensación de bienestar y compromiso con la labor a desempeñar, una buena opción es mantener el uso de los uniformes de la escuela aunque permanezcan en casa, a fin de estimular la sensación de responsabilidad con las tareas que les sean asignadas.

¿Crear un plan de actividades?

No sature a los menores de cantidades extremas de actividades. Indague en sus gustos musicales, artísticos o deportivos para identificar acciones afines a sus preferencias, que eleven su sensación de protección y bienestar. Aproveche la oportunidad de compartir mucho más tiempo en familia haciéndolo sentir importante, amado y protegido. Fortalezca los lazos de confianza. Un niño confiado buscará consuelo en su cuidador en caso de sentir miedo. Conviértase en fuente de amor y credibilidad para los suyos.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.