Saltar al contenido principal

EEUU advierte de represalias a países que no aceptan migrantes repatriados

Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos tomará represalias contra países que no aceptan la deportación de sus ciudadanos en medio de la pandemia de COVID-19, advirtió el lunes un alto funcionario del gobierno de Donald Trump.

El funcionario, que habló con periodistas bajo condición de anonimato, no mencionó a qué país o países va dirigida de la amenaza.

Pero El Salvador parecía ser uno, y posiblemente Guatemala. Ambos anunciaron la semana pasada que dejarían de aceptar vuelos con nacionales expulsados de Estados Unidos.

Sin embargo, desde entonces Guatemala permitió tres vuelos de repatriación, incluido uno el lunes con 85 personas a bordo, de los cuales dos fueron aislados al llegar por indicios de contagio, informaron las autoridades guatemaltecas.

"Cuesta imaginar por qué un país no repatriarían a sus ciudadanos rápidamente", dijo el funcionario estadounidense en una conferencia de prensa telefónica.

"No es una posición aceptable para el gobierno de Estados Unidos", afirmó.

El funcionario dijo que la falta de cooperación en repatriaciones sería tenida en cuenta por Washington, y que la administración Trump anunciará medidas al respecto esta semana.

"Tenemos la intención de actuar en consecuencia si es necesario", dijo.

Millones de migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras han ingresado o intentado ingresar ilegalmente a Estados Unidos en los últimos años, la mayoría solicitando asilo y esperando en territorio estadounidense la resolución de sus casos.

Pero con la llegada al gobierno de Trump en 2017, Estados Unidos endureció severamente las reglas para otorgar asilo.

El año pasado llegó a acuerdos con cada uno de los tres países para aceptar migrantes repatriados, pero hasta ahora solo implementó un convenio con Guatemala por el cual los migrantes que solicitan refugio en Estados Unidos esperan en territorio guatemalteco el procesamiento de sus pedidos.

Al anunciar el jueves la reactivación "parcial" de los vuelos de guatemaltecos retornados, el gobierno de Guatemala dijo que siguen suspendidos los traslados a ese país centroamericano de migrantes hondureños y salvadoreños, como recoge un acuerdo firmado con Estados Unidos que busca frenar la migración irregular.

El gobierno de Trump, quien ha hecho de la lucha contra la inmigración ilegal una de sus prioridades, anunció la semana pasada que durante esta situación de emergencia no dejará de perseguir extranjeros indocumentados, pero se concentrará en quienes hayan cometido delitos para no desalentar eventuales consultas de salud necesarias.

La semana pasada, tanto Guatemala como El Salvador evocaron su preocupación por el avance del nuevo coronavirus al anunciar las suspensiones de vuelos internacionales.

Pero el funcionario estadounidense enfatizó que los expulsados son revisados para evaluar su riesgo de infección.

Las personas en los vuelos de repatriación "reciben exámenes médicos antes de salir de Estados Unidos", aseguró.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.