Saltar al contenido principal

El Covid-19 deja a miles de turistas varados en América Latina

Turistas de Francia Isabele Gauthier y Paul Rogers se sientan fuera del Aeropuerto Internacional José Martí mientras deciden qué hacer después de que la aerolínea cancelara su vuelo en medio de la preocupación por la propagación del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en La Habana, Cuba, el 23 de marzo de 2020.
Turistas de Francia Isabele Gauthier y Paul Rogers se sientan fuera del Aeropuerto Internacional José Martí mientras deciden qué hacer después de que la aerolínea cancelara su vuelo en medio de la preocupación por la propagación del brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en La Habana, Cuba, el 23 de marzo de 2020. © Alexandre Meneghini / Reuters

El coronavirus llegó a América Latina dejando a miles de pasajeros de todas partes del mundo atrapados tras el cierre de fronteras, las cancelaciones de vuelos comerciales internacionales y las cuarentenas impuestas en varios países de la región. 

Anuncios

Aeropuertos totalmente abarrotados, cancelaciones de vuelos, confinamiento en hoteles y hostales. Es la realidad que están viviendo miles de turistas de todo el mundo debido a la propagación de la pandemia del coronavirus.

Países como México llaman a sus ciudadanos en el exterior a regresar cuanto antes, debido a la reducción en la frecuencia de los vuelos que hace más difícil la vuelta a casa. "Los que quieran regresar, que lo hagan ya y que utilicen todas las opciones disponibles", dijo el subsecretario de Relaciones Exteriores Julián Ventura, quien está coordinando la ayuda consular para el regreso de mexicanos varados en Europa, Asia y África. "

El funcionario agregó que, debido a los cierres de fronteras y las cancelaciones de vuelos a raíz de la crisis sanitaria que vive buena parte del planeta, "no es el momento de salir de México".

Otros, como Costa Rica o Colombia han suspendido la mayoría de sus vuelos internaciones y el Aeropuerto El Dorado de Bogotá se convirtió en un inesperado hotel para viajeros que intentan salir del país antes de la cuarentena obligatoria que entra en vigor el martes a la media noche.

Los turistas esperan para facturar sus vuelos, mientras la industria turística de Costa Rica se prepara para el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Alajuela, Costa Rica, el 19 de marzo de 2020.
Los turistas esperan para facturar sus vuelos, mientras la industria turística de Costa Rica se prepara para el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Alajuela, Costa Rica, el 19 de marzo de 2020. © Juan Carlos Ulate / Reuters

El Covid-19 está ya presente en todos los países de América, por lo que los gobiernos latinoamericanos están implementando medidas cada vez más restrictivas para luchar contra la mortal enfermedad, siendo el cierre de fronteras y la cancelación de vuelos las primeras medidas de contingencia.

Cuba anunció el lunes 23 de marzo la prohibición de salida de sus ciudadanos sin una autorización. Si bien el espacio aéreo cubano sigue abierto, las fronteras están parcialmente cerradas y los turistas que permanecen en la isla –unos 32.000- deberán permanecer aislados en sus hoteles.

El primer ministro, Manuel Marrero, explicó que solo el domingo viajaron al extranjero 1.720 cubanos, por lo que se ha decidido vetar los viajes "para poner fin a esta tendencia" y "cuidar de su salud".

Un gran número de visitantes se apresuraron a abandonar la isla, provocando largas colas en los aeropuertos. Las autoridades especificaron que serán aproximadamente 60.000 los extranjeros que abandonen Cuba por vía aérea -entre ellos 10.000 canadienses, unos 5.000 franceses y casi 2.000 españoles- a razón de unas 13.000 salidas diarias desde el pasado sábado.

Más de 300.000 ciudadanos europeos piden ser repatriados

Hasta 300.000 ciudadanos de la Unión Europea (UE) están buscando ser repatriados debido al brote de coronavirus, siendo América Latina y el Sudeste Asiático dos regiones desde las que está resultando difícil llevar a la gente a casa, dijo el pasado viernes el principal diplomático de la UE.

"Estamos coordinando las operaciones para repatriar a miles de europeos que están varados en el extranjero. Estamos hablando de 100.000 que están registrados (en las embajadas), pero hay muchos más, tal vez cerca de 300.000", dijo el jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell.

El Gobierno de Perú decretó -el 16 de marzo- una serie de estrictas medidas desde que se dieron a conocer los primeros casos de coronavirus en el país, entre ellas el cierre total de sus fronteras, el tráfico aéreo, toques de queda nocturnos y una cuarentena general.

Una situación que dejó, desde hace 8 días, a cerca de 10.000 extranjeros confinados a la espera de poder regresar a sus hogares. Los españoles son mayoría entre los casi 10.000 europeos que se quedaron en las mismas circunstancias, confinados en Perú tras las medidas tomadas en el país para frenar la propagación de la enfermedad.

"Estamos hablando de un problema de coronavirus y estamos todos aquí confinados"

“Nos dejaron a la deriva, sin agua, sin comida. Ayer estuvimos toda la tarde al sol, hoy también. No hay baños, estamos todos aquí. Estamos hablando de un problema de coronavirus y estamos todos aquí confinados y estuvimos todo el día, es algo increíble”, se queja un turista atrapado en Perú. 

Si bien varios países como Francia han repatriado a sus ciudadanos –el domingo se llevó a 250 personas a París- o  estadounidenses, argentinos, mexicanos e israelíes han conseguido salir del país andino. Hasta este lunes, Perú no autorizó la salida de un vuelo de Lima, la capital, a Madrid, programado para el miércoles 25.

Personal de los terminales del Aeropuerto Internacional Jorge Chavéz utilizan tapabocas como medida de protección el miércoles en Lima.
Personal de los terminales del Aeropuerto Internacional Jorge Chavéz utilizan tapabocas como medida de protección el miércoles en Lima. © Christian Ugarte/ EFE

Un comunicado de la embajada española anunció que las autoridades peruanas autorizaron el vuelo Lima-Madrid, que había sido anunciado el domingo por la ministra española de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya.

Del mismo modo, Canadá enviará en los próximos días tres aviones a Perú para repatriar a centenares de canadienses que se han quedado varados en el país latinoamericano. El ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, declaró el lunes que su Gobierno ha negociado con las autoridades peruanas los permisos necesarios para garantizar la llegada a ese país de los aviones.

Unos 600 argentinos esperan en Chile para regresar a su país

Pero la incertidumbre de cómo regresar a casa no afecta solo a viajeros norteamericanos o europeos. Unos 600 argentinos se encuentran aislados en el aeropuerto de Santiago de Chile debido a las restricciones de transporte aéreo impuestas en su país para frenar el avance de la pandemia.

Se trata de pasajeros pertenecientes a tres vuelos de Latam que debían partir el pasado domingo y, según el medio digital local Emol, la aerolínea se habría excusado diciendo que el Gobierno argentino no habría concedido los permisos de vuelo para operar. Esto, aludiendo al cierre de fronteras y cuarentena obligatoria que rige a Argentina desde el pasado viernes.

"La compañía está haciendo su máximo esfuerzo para dar apoyo a sus pasajeros y enfatiza que la cancelación de los vuelos especiales responde a una decisión externa que nada tiene que ver con la operación", explicó Latam en un comunicado. Sin embargo este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Teodoro Ribera, afirmó que Argentina ha autorizado llegadas desde Santiago a Buenos Aires de dos aviones por día.

Mientras aumentan las restricciones y las medidas de contingencia para luchar contra la pandemia en todo el mundo, miles de viajeros intentan regresar a casa y otros se resignan a pasar las obligadas cuarentenas en sus hoteles.

Con EFE, Reuters y medios locales

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.