Saltar al contenido principal

Argentina vivió un Día de la Memoria distinto por el Covid-19: sin actos, pero con el recuerdo vivo

Una camiseta con la leyenda "Nunca Más" y tres pañuelos blancos cuelgan de un balcón en Buenos Aires, en la conmemoración del 44° aniversario del inicio de la última dictadura militar en Argentina, el 24 de marzo de 2020.
Una camiseta con la leyenda "Nunca Más" y tres pañuelos blancos cuelgan de un balcón en Buenos Aires, en la conmemoración del 44° aniversario del inicio de la última dictadura militar en Argentina, el 24 de marzo de 2020. © Natacha Pisarenko / AP

Las medidas de aislamiento dispuestas por el Gobierno para contener el avance del coronavirus en el país evitaron la realización de la tradicional marcha conmemorativa, a 44 años del inicio de la última dictadura militar. Sin embargo, vecinos de Buenos Aires colgaron en sus balcones los pañuelos blancos de las Madres de Plaza de Mayo, como una reivindicación de la lucha por los derechos humanos.

Anuncios

Cada 24 de marzo desde el regreso de la democracia en Argentina en 1983, la Plaza de Mayo ha sido el epicentro de las movilizaciones por el Día de la Memoria, que recuerdan el inicio de la última dictadura militar y reivindican la lucha por la democracia y los derechos humanos, bajo el lema "memoria, verdad y justicia". Pero la emergencia por el Covid-19 llevó al país a vivir esta sensible fecha en forma inusual.

La cuarentena total y obligatoria que rige en el territorio argentino para frenar el brote de coronavirus provocó que las calles de Buenos Aires permanecieran vacías y el acostumbrado grito de entidades de derechos humanos, organizaciones sociales y agrupaciones políticas quedara silenciado.

Pero de ninguna manera eso significó que el recuerdo se apagara. En los balcones, muchos ciudadanos colgaron los pañuelos blancos, símbolo de las Madres de Plaza de Mayo, las mujeres surgidas en los años más duros de la dictadura para denunciar la desaparición de sus hijos y los crímenes del régimen militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983.

La iniciativa, denominada "pañuelazo blanco", encontró eco entre los pobladores, que mostraron los pañuelos con leyendas como "nunca más" o "son 30.000", en referencia a los desaparecidos durante la dictadura.

El pedido también retumbó en las redes sociales, donde ciudadanos e instituciones reivindicaron los reclamos de justicia por las víctimas del terrorismo de Estado.

"Todos juntos vamos a hacer viva nuestra presencia en esta Jornada de Memoria, Verdad y Justicia", indicó a través de Facebook la organización Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, una de las dos entidades que agrupan a las Madres.

Mientras que desde Abuelas de Plaza de Mayo –institución que trabaja para encontrar a unos 500 niños apropiados ilegalmente durante la dictadura y que ya ha hallado a 130 de ellos- reiteraron el pedido por el paradero de sus nietos.

"¿Dónde están los cientos de bebés nacidos en cautiverio? A 44 años del 24 de marzo de 1976, la pregunta sigue vigente. Muchas Abuelas, como Clara Jurado, partieron sin abrazar a su nieto. Hoy levantamos nuestros #PañuelosConMemoria y gritamos #30MilDetenidosDesaparecidosPresentes", expresaron a través de Twitter.

Por su parte, la agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (Hijos) compartió fotos de los pañuelos en los balcones como símbolo de que "la creatividad le ganó al coronavirus".

Alberto Fernández: "Desde nuestras casas, igual levantamos los pañuelos por la memoria, la verdad y la justicia"

El presidente argentino, Alberto Fernández, también se sumó al recuerdo mediante su cuenta de Twitter, en la que colgó un video con mensajes de distintas personalidades.

"El aislamiento preventivo y obligatorio nos impide marchar hoy para cuidarnos. Pero no nos impide recordar. Este 24 de marzo, desde nuestras casas, igual levantamos los pañuelos por la memoria, la verdad y la justicia", expresó el mandatario.

En la misma línea se expresó la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien optó por expresar sus sensaciones en un video, y destacó que el aniversario es "distinto" y "por primera vez esa larga bandera con los rostros de los desaparecidos no será empuñada por miles de manos".

Cristina Fernández –que durante sus gobiernos entre 2007 y 2015 convirtió los derechos humanos en una de sus banderas, al igual que en el período anterior 2003-2007 liderado por su esposo, el fallecido Néstor Kirchner- recordó que el golpe cívico-militar de 1976 instauró el primer ciclo neoliberal en Argentina mediante un "régimen de terror" y que, con el tiempo, la sociedad convirtió el 24 de marzo en "un día de celebración de la vida y de la esperanza".

La exmandataria se sumó a la invitación para colgar los pañuelos blancos en las ventanas, puertas y balcones con el objetivo de "seguir construyendo memoria entre todos".

En Argentina han sido recuperados "más de 1.300 cuerpos de desaparecidos"

El Equipo Argentino de Antropología Forense, un grupo nacido en 1984 como iniciativa de las Abuelas de Plaza de Mayo y que ha trabajado en la búsqueda e identificación de los restos de desaparecidos durante la última dictadura militar, señaló este martes 24 de marzo que "más de 1.300 cuerpos de desaparecidos" han sido recuperados y, de ellos, 699 fueron identificados, 18 de ellos entre 2019 y lo que va de 2020.

Por su parte, de acuerdo a los datos difundidos el lunes 23 de marzo por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, los juicios por delitos de lesa humanidad en Argentina, activados desde 2006, han tenido 241 sentencias, con 968 condenados y 156 absueltos.

En total, existen 913 detenidos en el país, entre condenados y procesados en casos de delitos de lesa humanidad, aunque 637 de ellos cuentan con arresto domiciliario.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.