Saltar al contenido principal

EE.UU. marca récord de solicitantes de subsidios por desempleo ante el Covid-19

Personas se alinean temprano en la mañana para hacerse una prueba de detección de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) fuera del Centro Hospitalario Elmhurst en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, EE. UU., 26 de marzo de 2020.
Personas se alinean temprano en la mañana para hacerse una prueba de detección de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) fuera del Centro Hospitalario Elmhurst en el distrito de Queens de la ciudad de Nueva York, EE. UU., 26 de marzo de 2020. © REUTERS / Stefan Jeremiah

Mientras la cifra de muertos solo en Estados Unidos asciende a más de 1.000 personas por coronavirus, un número récord de ciudadanos buscan beneficios de desempleo bajo la sombra creciente de la recesión. 

Anuncios

En 1982 se marcó el récord del número de estadounidenses que aplicaron a beneficios de desempleo. La semana pasada esa cifra fue superada con creces. Más del cuádruple de ese año, 3.3 millones de personas, aplicaron a subsidios de desempleo ante la amenaza creciente de una recesión y el cierre de negocios en la principal economía del mundo.

Restaurantes, hoteles, teatros, gimnasios, aerolíneas son solo algunos de los negocios que han tenido que cerrar o por lo menos despedir empleados para cortar gastos mientras el fuerte golpe a la economía causado por la expansión del virus les da un respiro.

Al año siguiente de la crisis inmobiliaria de 2008, la tasa de desempleo llegó a un 10% de la población. Los economistas prevén que esta vez puede ser peor, incluso alcanzar un 13%, y ahora los ciudadanos hacen fila para no quedarse fuera del paraguas de los subsidios.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó que "en la semana finalizada el 21 de marzo, la cifra de los pedidos iniciales ajustada estacionalmente fue de 3.283.000, un incremento de 3.001.000 frente al nivel revisado de la semana anterior. Esto marca el nivel más alto en la historia, ajustado estacionalmente, de los pedidos iniciales".

Y la situación está lejos de tocar fondo, se espera una mayor pérdida de trabajos a medida que continúe el cierre de negocios. "Con cierres parciales a lo largo del país, la economía de Estados Unidos va a sufrir la más larga contracción en la historia con la tasa de desempleo más alta", advirtió a Reuters Gregory Daco, economista de la Escuela de Oxford en Nueva York.

Y los economistas creen que la cifra de personas pidiendo beneficios y ayudas del Gobierno podría llegar a 4 millones de personas a medida que pasan los días y el virus causa más estragos en las principales ciudades del país.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, sostiene un cuadro que dice "15 maneras de frenar la propagación" durante la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 24 de marzo de 2020.
El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, sostiene un cuadro que dice "15 maneras de frenar la propagación" durante la sesión informativa diaria del grupo de trabajo sobre coronavirus en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., 24 de marzo de 2020. © Jonathan Ernst \ Reuters

"Este un aumento en los beneficios de desempleo que no esperábamos y el resultado de los cierres temporales de sectores comerciales en nuestra lucha por contener el virus",  dijo Eugene Scalia, secretaria de Trabajo.

¿Cuál es la ruta que elegirá el presidente Trump?

El mandatario republicano, en camino a su reelección, está en la difícil coyuntura de proteger las vidas con medidas más drásticas o aliviar el impacto de la crisis económica. En discursos públicos ha dicho que espera reabrir los sectores con restricciones para abril 12, fiesta de pascuas, aún a pesar de que los expertos en salud advierten del riesgo del aumento en la cifra de víctimas.

En ese clima, el Congreso aprobó un paquete de ayuda, liderado por Trump, para fortalecer los hogares que se quedaron sin ingresos y las empresas que necesitan préstamos para seguir funcionando.  Las personas que tengan una renta anual por debajo de los US$75.00 tendrán pagos directos de US$1.200 y US $260.000 de subsidios de desempleo extensibles por cuatro meses.

Y es que las cifras hablan por sí mismas. El informe semanal de solicitudes de desempleo muestra que cesaron nueve años y medio de crecimiento laboral. "El número asusta los mercados, si esto continúa durante más de tres o cuatro semanas habrá más demandas de apoyo fiscal", dijo Quicky Krosbym jefe de mercado de Prudential Financial en Newark.  

Sin embargo, no es claro cuánto puede durar el impacto del Covid-19. No hay a la vista tratamientos efectivos o vacunas para pensar que la pandemia va a ser rápidamente controlada y se teme que al aligerar las medidas restrictivas de contención los efectos en las vidas humanas puedan ser exponenciales.

Con Reuters y AP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.