Saltar al contenido principal

Tranquilidad y algunas dudas entre los atletas tras el aplazamiento de Tokio 2020

Foto de archivo de unos atletas entrenando en Birmingham, Reino Unido. 21 de diciembre de 2017.
Foto de archivo de unos atletas entrenando en Birmingham, Reino Unido. 21 de diciembre de 2017. © Darren Staples / Reuters

Para varios deportistas ya clasificados, es la decisión más responsable. En el aire quedan las interrogantes sobre cómo se va a desarrollar el resto de la temporada y si habrá cambios en las clasificaciones.

Anuncios

El olimpismo no puede ser una carrera en donde solo los que tengan la opción, puedan prepararse apropiadamente. Es la conclusión de la venezolana Robeilys Peinado, quien ya cuenta con su plaza para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que este martes 24 de marzo fueron aplazados. “Estos no son los Juegos Olímpicos de la muerte”, afirma a France 24 la atleta, bronce en salto con pértiga durante el Mundial de 2017.

Peinado fue una de las criticó el comunicado de la semana pasada del Comité Olímpico Internacional (COI), en donde su presidente Thomas Bach animaba a los atletas a continuar son su preparación. ¿Cómo entrenar salto con pértiga cuando se está en cuarentena?

Su compatriota Yulimar Rojas, bicampeona mundial de salto triple, considera “sabia” la decisión del COI, pero reconoce en un comunicado que está “nostálgica”. Rojas llegaba en un momento pletórico de su carrera como la gran reina de la disciplina y después de haber roto en febrero el récord mundial en pista cubierta con un salto de 15,43 metros.

Pero también hay dudas en el aire. “A ver qué va ser de la temporada 2020, si seguimos, si va a haber competencia (…) Vamos a ver cómo evoluciona ese virus”.

Rojas y Peinado llevaban desde 2019 clasificadas a Tokio, pero una de las que hace poco consiguió su plaza fue la mexicana Jessica Salazar. Ella accedió a los Olímpicos durante el Mundial de ciclismo en pista de Berlín a finales de febrero.

“Creo que tenemos los mismos sueños, tenemos las mismas ganas de competir en este magno evento”, expresa Jessica desde su aislamiento en su hogar.

La mexicana Jessica Salazar, a la izquierda, sonríe con la medalla de plata de los 500 metros contrarreloj conseguida en el Mundial de ciclismo en pista de Berlín, Alemania. 29 de febrero de 2020.
La mexicana Jessica Salazar, a la izquierda, sonríe con la medalla de plata de los 500 metros contrarreloj conseguida en el Mundial de ciclismo en pista de Berlín, Alemania. 29 de febrero de 2020. © Reuters / Kacper Pempel

“Yo necesito estar encima de un trampolín dando vueltas”

Al colombiano Sebastián Morales, clavadista, primero le dijeron que no podía entrenar en la piscina ante las restricciones de aislamiento. Le permitieron entonces hacer trabajos en el gimnasio, pero con no más de siete personas. Finalmente llegó lo inevitable, cuarentena en casa. “Yo necesito estar encima de un trampolín dando vueltas”, asegura a France 24 desde Medellín.

“Ninguno de los deportistas se está preparando al 100% para dar una gran celebración como son los Juegos Olímpicos”, reconoce Morales, quien es uno de los 29 colombianos que ya tienen plaza para las justas en Japón.

Desde España, Lydia Valentín comparte el sentimiento de Sebastián. “Muchos de los deportistas no se estaban entrenando y los que estamos entrenando no lo estamos haciendo igual que siempre, con el máximo rendimiento”, afirmó en un video la triple medallista olímpica de levantamiento de pesas. Tanto Morales como Valentín, coinciden en que la suspensión era lo más responsable.

Para algunos, el aplazamiento es incluso una oportunidad para mejorar

Con 25 años, el velerista argentino Facundo Olezza piensa que este nuevo año de margen es un periodo para continuar con su puesta a punto. En 2018 fue el primer argentino en asegurar su plaza olímpica y cuenta a France 24 que “puede seguir trabajando aspectos físicos y técnicos”.

Olezza se encuentra en Cádiz, España, y agradece que la cuarentena lo haya sorprendido en un centro de alto rendimiento en donde puede continuar con la actividad física. “Soy bastante joven para mi categoría”, declara. “En los deportes de resistencia el pico biológico se logra más o menos a los 30 años, así que tampoco me viene mal”.

Una duda que tiene Olezza es sobre el sistema de clasificación en la vela. “Tengo entendido que los que ya estamos clasificados, vamos a seguir clasificados, aunque la verdad no lo sé con certeza”.

Esa misma duda se puede extrapolar también a otras disciplinas. Y es que ya se han repartido más de la mitad de las plazas para estos Juegos Olímpicos, pero ahora se desconoce si habrá algún tipo de actualización con estos clasificados, de cara a una competición que tiene como límite septiembre de 2021.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.