Tres franceses de una ONG cristiana secuestrados en Bagdad fueron liberados

Benjamin Blanchard, director general de SOS Cristianos de Oriente durante una rueda de prensa en París, Francia, el 24 de enero de 2020.
Benjamin Blanchard, director general de SOS Cristianos de Oriente durante una rueda de prensa en París, Francia, el 24 de enero de 2020. © Thomas Samson / AFP

Antoine Brochon, Julien Dittmar, Alexandre Goodarzy y el iraquí Tariq Mattoka fueron liberados tras dos meses de secuestro en Irak. Los cuatro son empleados de la ONG francesa SOS Cristianos de Oriente. Esta es la historia.

Anuncios

Los tres ciudadanos franceses y el ciudadano iraquí, secuestrados el pasado 20 de enero en Bagdad, están de nuevo en libertad.

Los tres europeos habían sido vistos por última vez cerca de la embajada de Francia en la capital iraquí, donde tenían una cita para renovar sus visas y para realizar el registro de la asociación SOS Cristianos de Oriente, ya que hasta ese momento solo había antenas de la organización en el Kurdistán iraquí.

El Elíseo emitió un comunicado en el que dijo que Francia había desplegado "todos sus esfuerzos" para lograr la liberación de los tres franceses. El documento no dio ningún otro detalle sobre cómo fue la liberación ni sobre el grupo que los secuestró.

 

En el comunicado, el presidente francés, Emmanuel Macron, dio las gracias a las autoridades iraquíes por su cooperación.

Reconstrucción de iglesias y escuelas destruidas por los yihadistas

La asociación SOS Cristianos de Oriente fue fundada en 2013 por Charles Meyer et Benjamin Blanchard con el fin de brindar ayuda a la población cristiana que vive en los países de Medio Oriente. Trabajan especialmente en Irak, Siria, Egipto y Líbano.

La ONG tiene una antena o sede en Jordania y desde allí realizan envíos de alimentos, equipos de primera necesidad y productos de higiene a las minorías cristianas de la región. Además, el grupo de voluntarios que hace parte de la asociación también son enviados desde este país.

Dentro de las actividades que los voluntarios realizan en el terreno está la reconstrucción de las iglesias cristianas destruidas por grupos armados y la construcción de escuelas para menores de edad que hacen parte de esta comunidad religiosa.

Por otro lado, varios partidos de izquierda en Francia han señalado a la ONG por tener miembros fundadores con vínculos a la extrema derecha francesa.

Actualmente, Charles Meyer es el agregado parlamentario del eurodiputado Thierry Mariani, miembro del partido Agrupación Nacional (antiguamente llamado Frente Nacional). Y Benjamin Blanchard, el otro fundador de la asociación, fue asistente parlamentario de la eurodiputada Marie-Christine Arnautu, vicepresidenta del antiguo Frente Nacional.

Los fundadores insisten en que la organización es “apolítica” y las tendencias de sus voluntarios son completamente variadas.

Con AFP Y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24